V Concurso de Historias de familia Fundación Escritura(s), en colaboración con Talleres de escritura Fuentetaja

Convocatoria cerrada

V Concurso de Historias de familia

Del 07/09/2018 al 10/12/2018

1000 palabras máximo

500 euros en premios

- comentarios

469 participaciones

Quinta convocatoria de Historias de familia (acceso a las bases)

31 de enero de 2019: Publicación del Acta del Jurado

Coco Fronsac, ¿Pero qué mosca te ha picado?

Un cambio importante en nuestro tiempo ha sido la aceptación (más o menos) general de las distintas formas que puede adoptar una familia, las tipologías que hoy se reconocen social y legalmente en muchas partes del mundo, principalmente a partir de la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo y el incremento de las familias monoparentales. Hemos cambiado las definiciones restrictivas del pasado por un espacio más amplio hecho de más posibilidades, más inclusivo, que ha supuesto, además de otros cambios obvios en el plano social, el punto de partida para una reflexión desde el arte o la literatura en torno a lo que tienen o deben tener en común las familias con estos nuevos parámetros, cómo escribir o reflexionar sobre la familia sin los corsés que delimitaban con trazo grueso qué entraba y qué quedaba fuera del ámbito familiar (también en lo afectivo y emocional). Un ejercicio más audaz, más exigente en la búsqueda de unas coordenadas propias.

Lo sabemos bien: Las cuatro ediciones que suma este concurso componen ya un registro de cerca de 2.000 historias, con un ancho de espectro de tipologías, circunstancias y emociones enorme. La familia funciona bien de saco de historias para el escritor, para buscar sus primeros temas, y con ellos su tono y sus metas. La familia es materia universal: lugar de respuestas para el que escribe y para el que lee lo que otros han escrito, en un ejercicio de introspección que sirve tanto para la autobiografía como para la pura ficción. Es territorio de exploración, porque las distintas fuerzas gravitacionales de cada familia apuntan a los grandes temas. Pero hay que acertar con el modo de abordarlo: saber dar con ese centro que pone en órbita todos los demás elementos (lo que explica Elvira Navarro sobre la novela de la madre y del padre).

Lo que os pedimos, también en esta ocasión, es una historia familiar que parta de una foto (que debéis subir también). Queremos estimularos a escribir -quién no tiene una buena historia de familia-, pero también a compartir vuestra historia y a reescribirla, editándola tantas veces como sea necesario, tomando en consideración las observaciones que os hagan los otros usuarios, ejercitando asimismo vuestra crítica y autocrítica en ese espacio de comentarios que debéis gestionar vosotros mismos, facilitando la comunicación entre los participantes (autores y lectores). Tenéis hasta el 10 de diciembre para escribir un máximo de 1.000 palabras (o subir 10 imágenes o un vídeo de hasta 5 minutos) que sirvan de acotación a una foto del álbum familiar.

Lewis Carroll

Dos reflexiones vertebran esta propuesta para escribir una historia de familia a partir de una fotografía.

La primera, de W. G. Sebald:

Los álbumes de fotografías familiares son un tesoro de informaciones, nadie puede reconstruir una novela familiar mejor que una imagen.

La segunda, de Sergio del Molino (de su narrador en Lo que a nadie le importa):

Yo tengo que convertir el presente de indicativo de mis abuelos en pretérito perfecto simple, y en la operación estoy obligado a inventármelo todo, porque el presente de indicativo no deja rastro. No recreo una época, sino que la creo desde la nada. Estas supuestas memorias familiares son lo más fabuloso y ficticio que he escrito nunca.

Es la fotografía familiar la que le da a lo cotidiano una permanencia sólida en el tiempo (de ahí muchas veces su carga de teatralidad). Hay muchas historias extraordinarias que son fruto del puro testimonio familiar o que se inspiran en hechos familiares en los que las imágenes -abiertas siempre a lecturas, interpretaciones y comentarios- fueron las protagonistas. Por ejemplo (en el ámbito puramente biográfico): El crítico de cine francés Serge Daney, que solo conoció a su padre, actor, en la pantalla de un cine. O la madre de Fernando Arrabal, que recortó e hizo desaparecer al padre de este en todas las fotografías del álbum familiar.

Nos interesa ese álbum tradicional como organizador de imágenes: Signo inequívoco de una iconografía cotidiana que fija la estructura familiar. Las fotografías tomadas de aquí y de allá convertidas en literatura, porque como álbum tienen un argumento y unos personajes, y la presencia tácita de un narrador que escoge y organiza las fotos de una determinada manera, las censura, hace sus propias elipsis en el tiempo, o intercala otras de otros fotógrafos.

Y nos interesa también ese segundo nivel que supone el tratamiento al que son sometidas por un nuevo narrador, quien tiene que reconstruir con esa imagen el momento que quiso captar el fotógrafo y llevarlo a su presente y usarla para apuntalar su recuerdo, para ubicarse también él (protagonista o no) en esa microhistoria: la actitud con la que el narrador se enfrenta a ese material, a las fuentes de su memoria.

Un ejemplo excepcional de este ejercicio de recreación del ámbito familiar a partir de fotografías es el libro de Anelio Rodríguez Concepción Historia ilustrada del mundo (Pre-textos, 2017). En una conversación que tuvimos con él nos explicó el origen y desarrollo de su propuesta: «Historia ilustrada del mundo es el fruto de un larguísimo proceso de aprendizaje y autorreconocimiento que, más allá de los filtros de la memoria personal y colectiva, tarde o temprano habría de traducirse tanto al medio de la imagen como al de la palabra oral o escrita. […] Decidí componerlo así hace muchos años, cuando en los ratos libres empecé a escanear todas las fotos de los viejos álbumes familiares, no sólo las que yo había hecho. Mientras las limpiaba valiéndome de un programa informático de tratamiento de imágenes, me recreaba ampliándolas para observar los mínimos detalles, incluso los del trasfondo de aquellas figuras humanas que se dejaban retratar. […] Así pues, durante varios años, mientras de tarde en tarde transitaba por el espacio enmarcado en esas fotos, mientras pude convivir con las figuras reconocibles en dicho espacio, mi mente se estiró y se sintió estimulada como la del lector de un largo relato sin principio ni final. Ese ejercicio de introspección trascendería los grumosos límites de la memoria hasta una nueva dimensión en la que interactúan los cinco sentidos.»

Como en el libro de Anelio, el objetivo es dar con una imagen (una foto o una escena de una película doméstica, o incluso un dibujo u otro objeto que tenga para vosotros un claro valor simbólico) que contenga la génesis de una buena historia, sin caer en clichés, y extender luego su sentido con un texto, otras imágenes, vídeos o música. Ponerles rostro a las fotos de Greg Sand. Escribe Bourdieu en Un arte medio: «La práctica fotográfica existe —y subsiste— en la mayoría de los casos por su función familiar, o mejor dicho, por la función que le atribuye el grupo familiar, como puede ser solemnizar y eternizar los grandes momentos de la vida de la familia y reforzar, en suma, la integración del grupo».

Tipologías familiares y narrativa (dosier literario)

pincha en la imagen para acceder al dosier

Historias de familia: el álbum fotográfico, videotaller de Anelio Rodríguez Concepción

CARACTERÍSTICAS

El concurso se desarrolla en la plataforma del Club de escritura, diseñada específicamente para dar cabida a este tipo de procesos, facilitando siempre la participación, la interactividad y la transparencia. Los concursos que convoca el Club son abiertos: desde el mismo momento en que se presenta una obra, esta se abre a la lectura, al comentario y a la recomendación por parte de cualquier visitante del club. Más adelante, la obra se somete también a la votación, en el entorno de un sofisticado sistema de programación y bajo el control de reglas destinadas a evitar abusos.

La convocatoria admite cualquier registro que permita el editor de textos: relatos de texto, series de fotografías, cortos audiovisuales y grabaciones sonoras. Los requisitos básicos son un máximo de diez fotografías, textos de un máximo de 1000 palabras y vídeos (alojados en Youtube o Vimeo) de una duración máxima de cinco minutos.

Es obligatorio publicar al menos una imagen familiar (una fotografía, un corte de una película doméstica, un dibujo, etc.)

Fechas: La convocatoria comienza el 7 de septiembre y su plazo de admisión de originales abarca hasta el 10 de diciembre. Votaciones del 11 de diciembre al 9 de enero. Fallo del Jurado: 31 de enero de 2019.

Condiciones generales

1. La participación en este concurso, así como el registro en el Club de escritura, es gratuita. El concurso se dirige a las personas mayores de 16 años registradas en el Club de escritura. Se puede participar desde cualquier lugar del mundo. Este registro es totalmente gratuito y no supone ninguna obligación de compra. No optarán a los premios los trabajos presentados por los empleados de Paradójica SL -empresa gestora de Talleres de Escritura Creativa- o miembros de Fundación Escritura(s), ni sus familiares directos, aunque pueden publicar aquí sus obras. En esta plataforma es necesario inscribirse con la identidad real, única forma de garantizar una única aportación por persona en cada actividad. Para optar a los premios de las actividades cualquier persona que se registre debe facilitar datos como dirección y teléfono que, en caso de duda, permitan verificar la identidad del concursante y/o votante y descartar la creación, por un mismo usuario, de varios registros bajo identidades diferentes; esos datos también son necesarios para garantizar el envío automático de premios en sus distintas categorías —concursante, votante, comentarista de obras a concurso—.

2. Los participantes deberán registrarse en el Club de escritura o en la aplicación de Facebook y enviar dentro de la convocatoria Historias de familia obras en los formatos admitidos. La presentación se llevará a cabo desde el 7 de septiembre al 10 de diciembre, según la hora del servidor UTC. No se aceptará ninguna obra fuera de plazo.

3. Cada participante podrá presentar un máximo de una obra que deberá ser original e inédita.

4. El participante no podrá retirar su obra una vez cerrada la convocatoria. Si es un vídeo, se compromete a mantenerlo al menos durante un año en la plataforma desde el que lo haya subido.

5. Los autores cuyos relatos sean seleccionados para su publicación en el ebook colectivo renuncian a recibir una cuantía económica por los derechos de autor que pueda generar el libro. Su módico precio de venta pretende cubrir solo los gastos de su edición; una vez cubiertos, el dinero generado con las descargas servirá íntegramente para incrementar la dotación de los premios de la próxima convocatoria de Historias de familia.

6. La organización no mantendrá correspondencia sobre las bases del concurso.

Sistema de votación y jurado. Ganadores

En el periodo de votación popular es obligado que cada votante puntúe a un mínimo de 10 obras de sus compañeros. De no hacerlo, no podrá optar ni a los premios ni a su publicación en el ebook colectivo.

Desde la apertura del plazo de votación a su finalización (De 11/12/2018 al 9/01/2019) se contabilizará el número de estrellas concedidas a cada relato. No se sumarán las votaciones de los usuarios que hayan votado a menos de 10 obras (el sistema garantiza la no contabilidad de los votos hasta completar el número obligatorio de votaciones).

Resultarán 100 obras pre-seleccionadas en atención a su puntuación y un jurado compuesto por profesores del Taller de escritura Fuentetaja y por miembros de la Fundación Escritura(s) será el encargado de distribuir los premios en atención a la calidad de los trabajos elegidos. El jurado se reserva la potestad de incluir entre los premiados o menciones obras no pre-seleccionadas entre los cien primeros en atención a su calidad.

Resultados

1. El resultado final del concurso y la asignación de los premios serán hechos públicos el 31 de enero de 2019. Serán comunicados por e-mail o SMS a las cuentas de los usuarios.

2. Si la notificación a los ganadores fuera devuelta como una cuenta de correo electrónico o teléfono no válidos, este será descalificado.

3. Los participantes que resulten ganadores definitivos del concurso aceptan y autorizan a que la mención de sus nombres y premios obtenidos pueda aparecer en la página web Club de escritura o en cualquier otro soporte comercial, publicitario o medio de comunicación que pueda utilizar Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja a fin de informar y hacer público el resultado del concurso realizado. Igualmente las obras participantes podrán ser objeto de difusión desde su presentación al objeto de servir de muestra de la convocatoria y animar a la participación.

Los participantes deben ser los autores de los relatos y los poseedores de todos sus derechos. Ante cualquier irregularidad en este sentido, el Club de escritura eliminará la obra publicada y expulsará al usuario.

Los premiados ceden expresamente a Fundación Escritura(s) los derechos de difusión de la obra presentada desde el mismo momento de su presentación para su publicación en los formatos y condiciones que se determinen, que en ningún caso exigirán exclusividad, pudiendo el autor difundir la obra como prefiera tras su presentación al concurso. El derecho de difusión se entiende para todo el mundo y por el plazo máximo permitido por la normativa aplicable en España. Los participantes cederán los derechos de publicación de las obras elegidas para formar parte de una posible publicación colectiva, de precio módico y cuyos beneficios irán destinados a la financiación de actividades de la Fundación Escritura(s). Toda difusión se hará citando el nombre del autor.

La organización se reserva el derecho de retirar del concurso cualquier obra que considere que no cumpla con las bases o haya sido reportada por otros usuarios.

En cuanto al uso de imágenes o vídeos, el concursante deberá ser capaz de atestiguar que sean de su autoría o, en caso contrario, acreditar que se dispone del permiso por parte de los titulares de los derechos de propiedad intelectual, industrial, imagen y/o cualquier otro del contenido que aparezca en la fotografía o, en su caso, consentimiento expreso de las personas que aparezcan en la fotografía para su exposición y/o difusión, eximiendo de cualquier responsabilidad legal a la organización.

4. El mero hecho de participar en la convocatoria supone la aceptación de las bases reguladoras.

La resolución que deba adoptarse por cualquier incidencia no prevista en estas bases corresponderá únicamente al organizador del concurso, quien resolverá con el mejor criterio, sin que proceda recurso alguno.

5. Los derechos de textos e imágenes permanecerán en poder de sus autores si bien ceden a la organización a su publicación en los términos indicados en las bases, y siempre haciendo figurar el nombre del autor. El ingreso como miembro participante en el Club se hará con dirección electrónica válida e identidad y dirección física real. La mecanización del proceso del concurso exigirá para la entrega de premios, si la hubiese, identidad y dirección física comprobables en los datos del registro.

6. Los ganadores del concurso dan su consentimiento a los efectos de acceder a sus datos personales y tratarlos con la finalidad de comunicar el resultado del concurso, utilizando para ello su nombre e imagen, sin que dicha utilización le confiera derecho de remuneración o beneficio alguno.

7. La organización no se compromete a mantener correspondencia o atender a consultas particulares de ningún tipo en relación con la convocatoria. Debido al proceso mecanizado de las convocatorias del Club de escritura todos los pasos estarán pautados y anunciados oportunamente en la web.

8. En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la sociedad de la información y comercio electrónico y demás disposiciones dictadas en su desarrollo, Fundación Escritura(s) informa a los participantes que los datos personales obtenidos en el microsite club de escritura serán recogidos por parte de Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja, o a través de otras entidades que lleven a cabo la gestión o tramitación de los datos (encargado del tratamiento), y se incorporarán al correspondiente fichero automatizado de Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja. Dichos datos serán utilizados para identificarte como usuario de Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja, así como para el desarrollo de acciones comerciales (por medio de teléfono, SMS, correo electrónico y cualquier medio telemático), de carácter general o adaptadas a tus características personales. Podrás en cualquier momento ejercitar de manera gratuita los derechos de oposición, acceso, rectificación y cancelación de tus datos. Para ello, deberás contactar con nuestro Servicio de Atención al Cliente por correo electrónico a info@fundacionescrituras.org.

9. El hecho de participar en este concurso implica la total aceptación de estas bases, así como el criterio de Fundación Escritura(s) en cuanto la resolución de cualquier cuestión derivada del mismo.

Pacto ético

El votante se compromete a aceptar en todo momento del proceso de concurso el pacto ético cuyas cláusulas se definen haciendo clic en este enlace:

Pacto ético para participantes, votantes y comentaristas 

Contiene consideraciones muy importantes para el buen fin de la convocatoria. Si no las has leído ya en anteriores convocatorias es imprescindible para participar que las leas ahora con atención; resumen el espíritu de este club y las normas básicas de conducta en su seno. La no observancia de este pacto podría suponer la exclusión del proceso de concurso.

Hemos preparado un vídeo con las indicaciones que creemos que pueden seros útiles para comentar un texto literario.

Podéis verlo completo aquí, con un índice para visionar el tema concreto que os interese.

Buen uso de los comentarios: ayuda a tus compañeros, evita el spam

Hemos percibido en los últimos meses en algún usuario prácticas contra el espíritu del pacto ético y que Disqus, la plataforma externa que el club usa para sus comentarios, lo reconoce como spam y elimina. Este espacio tiene como finalidad el comentario de las obras y el diálogo del autor con los lectores. No debe usarse de forma más o menos explícita para publicitar la obra propia, repitiendo con todos los autores un mismo mensaje en busca de votos o lecturas, sin aludir siquiera al texto que comenta, y con del fin de acompañar la url del texto propio. Os pedimos que evitéis en lo posible mensajes repetitivos que incluyan un enlace para evitar ser bloqueados. Ese bloqueo no es un error del programa o una mala gestión del Club, es la consecuencia de un uso inapropiado de los comentarios. Os pedimos también que evitéis una sobreexposición innecesaria con comentarios que no sean propiamente literarios o no hagan referencia a la obra comentada.

Juntos podemos hacer de este espacio un lugar de pleno aprovechamiento, con comentarios que puedan ser de utilidad para el autor y que sirvan para experimentar y poner a prueba el propio criterio lector. No lo perviertas.

Preguntas frecuentes

El espacio habilitado en cada convocatoria para escribir comentarios no está pensado para mantener los usuarios un diálogo con los administradores, sino para comunicarse los usuarios entre sí. Los administradores del Club de escritura Fuentetaja no pueden responder a todas las preguntas que formulan los participantes. Su papel es solo el de mediadores. Por favor, antes de ponerte en contacto con ellos lee detenidamente las bases de la convocatoria.

Resuelve tus dudas en Preguntas frecuentes.


RECOMPENSAS Y PREMIOS

Valorados en 500 euros y la publicación de los seleccionados en un libro electrónico.

Un primer premio a una obra elegida por el jurado

– 300 euros en metálico

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo (de descarga gratuita para los autores de los relatos seleccionados)

Un premio especial al ganador de la votación popular

– videotaller de Elvira Navarro: Escribir nuestros orígenes: La novela de la madre y del padre

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo

A los 25 finalistas elegidos por el jurado

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo

Un premio especial al mejor lector

– videotaller de Elvira Navarro: Escribir nuestros orígenes: La novela de la madre y del padre


GANADORES:

PRIMER PREMIO

dotado con 300 euros en metálico

Esteban Herrero, por “Nuestra era

Un relato desgarrador, muy cuidado, impecable en su estructura y en el tono que consigue el narrador para reconstruir la atmósfera de su hogar muchos años después de los hechos, con una voz íntima que lucha contra el tremendismo que empapa las imágenes y acciones del padre. El texto es crudo, muy duro, muy emocional también: pivota sobre la figura de un padre desalmado y violento que se queda solo con sus dos hijos pequeños cuando muere la madre, y queda desubicado, perdido, hasta que muere mucho después. Contado por un hijo primero temeroso y luego distante, pero que no quiere desvincularse del todo, o con un fuerte sentido de la responsabilidad: una construcción del personaje del narrador muy sólida.

RELATOS FINALISTAS

Por orden alfabético

Arturo Moreno, por “El último consejo

Funciona muy bien, con una estructura muy trabajada: El tiempo en que lo escribe el narrador es la víspera de cumplir con el último deseo de su abuelo, lo que le permite bascular el relato con dos momentos: ese tiempo presente, el del viaje, con un comienzo que demora el motivo del relato, que se recrea en un estilo seco, nada recargado, con comparaciones y descripciones muy inteligentes, y que conecta con el final (el encargo); y el cuerpo del cuento, con el recuerdo del abuelo como influencia fundamental en su vida, por su magisterio, que queda bien recogido a partir de unas pocas fórmulas que dan la pauta de su sistema de valores, corregido justo al final de su vida al subordinarlos todos al amor.

Cecilia de Vecchi, por “Totito

Es interesante la perspectiva del narrador, ese alejamiento que se justifica por los años trascurridos desde la muerte del protagonista, por la edad en que tenía el narrador cuando este murió y por el parentesco lejano que los unía, y que le sirve para enfocar la historia con un tono neutral que busca ser objetivo, sin permitirse sentimentalismos. El protagonista, bien perfilado, es Totito, su tío abuelo: un personaje llamativo, un tanto extravagante (sin él buscarlo), del que se desprende (por sus acciones y el trato condescendiente de los demás) algún tipo de minusvalía intelectual que el narrador, de niño, no acertaba a comprender del todo.

Delia Renedo Infante, por “El monolito

El comienzo ubica de inmediato al lector: un monolito en un cementerio sirve para recordar a 63 desaparecidos en la guerra civil cuyos cuerpos no han podido ni siquiera enterrar los suyos. Uno de ellos: el padre de la narradora, que funciona de destinatario del texto, lo que refuerza su ausencia en el diálogo que intenta tener con él su hija. Pero la protagonista principal de la historia es la madre, que debe sacar adelante a su familia sola. El relato es la selección que la narradora le hace al padre de unas pocas historias desgarradoras, durísimas, que son los obstáculos que les pusieron pero también cómo fueron capaces de superarlos. Muy bien escrito, equilibra con destreza el tono cálido, afectuoso (agradecido) de la narradora con su voluntad de orden y de claridad en la exposición de los hechos.

Eduardo Parro, por “Después de todo

El comienzo, abrupto, hilarante, desconcertante, abre un texto muy duro en el que el narrador se muestra apático, vencido, para marcar sin un ápice de autocompasión una atmósfera hecha con los trazos de una vida, la suya, que parece ya insalvable, con su repercusión también en su familia (con su cuñado muerto, su mujer engañada, su sobrino ofendido y su hijo drogadicto). Un relato vibrante, rápido, muy bien escrito, lleno de escenas y personajes extremos.

Ernesto Rivero Dugo, por “Los cuatro mundos de Baldo

El relato es una biografía que tiene mucho de etopeya, un intento de comprensión de un personaje quizá no carismático pero sí emotivo, por su candidez, por su ingenuidad, por la soledad en la que vive. El narrador, omnisciente, lo cuida en la descripción, es afectuoso con él, y ese trato facilita la empatía del lector con el protagonista, Baldo, que anda perdido en cuatro mundos (cuatro tiempos) que no consigue conciliar: una desorientación que potencian el lirismo y la cadencia de la prosa del texto.

José Luis Chaparro, por “Señor, ten piedad

La escena es sugerente, con el narrador asistiendo al funeral del protagonista del relato, su tío Anselmo, intercalándose en el relato la homilía del cura con sus propios pensamientos, que se dispersan en muchas direcciones, porque aunque en un primer plano permanece su tío, lo que ha ido sabiendo de él, aparecen también en su mente otras asociaciones que implican a otros miembros de su familia y sus relaciones entre ellos. Su actitud es fría, de desapego (no solo hacia su tío), pero esa sinceridad lo vuelve atractivo al lector, que disfruta metido en su cabeza. También la figura de la madre, con alzheimer, aunque con un papel mínimo, resulta interesante.

Katy Giraldo, por “Cuando la nieve cae

El relato funciona muy bien, por la tensión que mantiene del principio al fin, por los personajes (no solo el de la anciana), por la posición alejadísima del narrador, por las descripciones, por los sentimientos de los que se va empapando el lector (angustia, valentía, impotencia, rencor…). Incluso sin el último párrafo sería un relato notable. Pero el final es excepcional, al darle la vuelta a la situación y llenar de sombras la actitud de la anciana, de pronto de una ambigüedad moral desconcertante.

Laila Arcas, por “Hatem

El relato, que desarrolla el narrador a partir de unos pocos objetos, comprime una historia emotiva que funciona de algún modo de balance sentimental, muy medido, nada visceral. Es, en primer lugar, la reconstrucción de una vida, la de su padre, al que apenas ha conocido: cada objeto le sirve para intentar entenderlo, para interpretar sus decisiones, para darle una silueta con la que salvarlo. Que viene dada por el conocimiento de su muerte, avisado por un whatsapp de un hermanastro con el que tampoco ha tenido ningún contacto, que marca el momento de la narración.

Lino García Morales, por “3 P.M.

La estructura del relato es audaz, con tres tiempos que se superponen para cartografiar la vida de Fernando, con el primero y el último párrafo para dar forma a la escena final y el segundo y tercero como puntos cardinales de su biografía, que en esa escena final aparecen como recuerdos. La escena final es el suicidio de Fernando en la bañera con el vestido de novia de su madre; el resto las causas que lo llevan hasta allí, el maltrato que ha sufrido a lo largo de tantos años por su condición sexual, y su relación con el agua, la única vía de libertad con la que había dado.

Ramón Ariza Guerrero, por “Sobre su tumba

El relato tiene puntos fuertes indudables. Señalamos dos: su lenguaje lleno de imágenes, muy trabajado, cada palabra o cada frase con una carga emocional muy cuidada, y su estructura, con un aspecto casi analítico en ese examen de conciencia en que se convierte el relato a partir de su confesión de que odia a su madre, muerta hace ya tiempo, que permite además conocer de soslayo al lector la vida difícil que ha tenido el protagonista, excluido, inadaptado.

OTROS RELATOS DESTACADOS POR EL JURADO

Adriana Mesiano, por “Alas y rayos de sol

Agustín Villacís, por “La olla de la abuela

Alexander Hohmann Fernández, por “Desequilibrios

Amanda Smidth, por “Sopa de sombras

Ana Lía Severino Ossio, por “Homenaje

Cortes F. Escalante, por “Palabras de mariposa

David G. Cruz, por “El hijo de mi padre

Diego Durán Franco, por “Mi tío José

Francisco Javier Guerra del Río, por “El lenguaje del alma

Juan Cristóbal Espinosa Hudtler, por “Misterios de una vida

Lucas Mostrenco, por “Tlanchana

María Gafo, por “La vida cambia en un instante -un instante normal

Mauricio Rojas, por “En sus recuerdos

Miguel Blanco, por “Un caracol en la mano

Miriam C.M., por “Adriana

Roberto Cotanda Puchol, por “Familia

PREMIO AL MEJOR LECTOR

dotado con el videotaller de Elvira Navarro: Escribir nuestros orígenes: La novela de la madre y del padre

Cortes F. Escalante

Con numerosos comentarios, muchos de ellos extensos, siempre generosos, pero con un análisis del texto riguroso y la voluntad de ayudar a su autor a mejorarlo.

PREMIO AL RELATO MÁS VOTADO POR LOS MIEMBROS DEL CLUB

dotado con el videotaller de Elvira Navarro: Escribir nuestros orígenes: La novela de la madre y del padre

Judith Armele, por “La suave pulpa de los duraznos maduros”

Ha recibido 409 puntos y 1153 lecturas (a 31 de enero)


COMPARTE ESTA CONVOCATORIA

OPINIONES Y COMENTARIOS