II Concurso de relato filosófico Fundación Escritura(s), Talleres de escritura Fuentetaja, Filosofía&Co y Editorial Gredos (RBA)

Convocatoria cerrada

II Concurso de relato filosófico

Del 07/01/2019 al 25/02/2019

1000 palabras máximo

600 euros en premios

- comentarios

630 participaciones

II Concurso de relato filosófico

Pocos atrapan al fantasma, la mayoría tiene que contentarse con una porción de tela arrancada de su vestido, o con un mechón de cabello.

Virginia Woolf

12 de abril de 2019. Publicación del acta del jurado

La mayoría de nuestras propuestas en el Club son para historias cercanas, que se desarrollan en el entorno del individuo para estimularlo a explorar su realidad más inmediata: pensamos, como pensaba también Roberto Bolaño, que lo más importante para un buen relato es que su autor tenga algo que contar. El concurso de relato filosófico abre otra vía de exploración, otros requisitos para la participación, no por el tema, que es libre, sino por ese plus de exigencia a la hora de exprimir el sentido del texto, de ir más allá del volcado de una vivencia al intentar escarbar en ella y sacar conclusiones con los parámetros de la filosofía: un ejercicio de narrativa y reflexión a un tiempo. Queremos ensanchar los márgenes de la literatura en el Club, plantear ejercicios mestizos o escorados capaces de hacer balancear el centro de gravedad de la narrativa hacia sus distintos subgéneros. Pero, junto a la editorial Gredos y el portal Filosofía&Co, queremos también reivindicar la filosofía como espacio necesario para el individuo y la comunidad, y mostrar nuestro compromiso con la enseñanza de la filosofía y las humanidades como herramienta fundamental para el desarrollo integral de la persona, para estimular su pensamiento crítico y autónomo, aunque el planteamiento para enseñarla no haya sido hasta ahora el más audaz, obligando al estudiante al rol de espectador, dejándolo fuera, sin hacerle ver la posibilidad de que sea él quien tantee la filosofía como autor, como respuesta (bien armada) a sus propias inquietudes.

Lo que os pedimos aquí es un relato, no una exposición o una argumentación, pero que por su planteamiento y desarrollo pueda resultar estimulante como forma de pensamiento, al concretar con la narración un problema universal que, en abstracto, haya hecho suyo también la filosofía.

Alfonso Almendros, Área visual

No nos es fácil explicar qué entendemos (o queremos entender o creemos entender) por relato filosófico. Lo intentamos en el dosier que queda abajo, que escribimos para la primera edición del concurso. Pero podemos resumirlo en menos líneas echando mano de la dialéctica: en tres movimientos, tesis, antítesis y síntesis.

Tesis: La filosofía es una disciplina de segundo nivel que tiene por objeto de reflexión otras disciplinas cualesquiera que constituirían ese primer nivel, en las que, en un ejercicio de abstracción, busca sus principios más generales. Siempre o casi siempre con un estilo demorado y quisquilloso que no disimula.

Antítesis: Narrar es un ejercicio de concreción que, con el relato, casa mal con las digresiones que alejan de la trama al lector. Queda todo demasiado medido en su engranaje para dispersarse el autor con reflexiones más allá de las preguntas adecuadas.

Síntesis: Pero cabe pensar en el relato también como un ejercicio ambicioso de exploración que usa otro mecanismo que el de la filosofía (o, mejor, que el de los géneros de los que se ha servido tradicionalmente la filosofía para expresarse): La presentación de los hechos concretos, las imágenes, que funcionan como una revelación de una reflexión soterrada, que termina por formular el propio lector estimulado por las claves que le deja el autor, sin necesidad de quedar explícitas rompiendo los tiempos del relato.

INTRODUCCIÓN A LOS RELATOS FILOSÓFICOS

CARACTERÍSTICAS

Los concursos del Club de escritura buscan ser ejercicios motivadores, un modo sugerente de trabajar propuestas para la práctica de la escritura. La plataforma del Club ha sido diseñada para facilitar la participación, la interactividad y la transparencia. Sus concursos son abiertos: desde el mismo momento en que se presenta una obra, esta se abre a la lectura, al comentario y a la recomendación por parte de cualquier visitante del club. Más adelante, la obra se somete también a la votación, en el entorno de un sofisticado sistema de programación y bajo el control de reglas destinadas a evitar abusos.

Las obras presentadas no pueden tener más de 1.000 palabras. Pueden contener también fotografías (hasta un máximo de 10 imágenes) y vídeos (alojados en plataformas externas del tipo Youtube o Vimeo) de un máximo de cinco minutos de duración. Pueden combinarse los tres registros hasta superarse en cada caso sus máximos.

Fechas: La convocatoria comienza el 7 de enero y el plazo de admisión de originales abarca hasta el 25 de febrero. Votaciones del 26 de febrero al 21 de marzo. Fallo del Jurado: 11 de abril de 2019.

Para poder acceder a los premios será necesario haber puntuado un mínimo de 10 obras en el periodo de votaciones. El club es un espacio para ser leído y comentado, pero también para leer y comentar las obras de otros.

El nuevo editor de textos quiere servir de incitación al usuario para experimentar nuevas fórmulas narrativas. Lo que hemos hecho, por ejemplo, en “Escritura(s)”. Por texto entendemos también narrativas hechas a partir de fotografías, vídeos y música (registros que conviven a la misma altura).

La organización no mantendrá correspondencia sobre las bases del concurso. El participante debe leer detenidamente las bases completas. Puede consultar sus dudas también en Preguntas frecuentes.

BASES Y CONDICIONES GENERALES

La participación en este concurso, así como el registro en el Club de escritura, es gratuita. El concurso se dirige a las personas mayores de 16 años registradas en el Club de escritura. Se puede participar desde cualquier lugar del mundo. No optarán a los premios los trabajos presentados por los empleados de Paradójica SL -empresa gestora de Talleres de Escritura Creativa Fuentetaja- o representantes de Fundación Escritura(s), ni sus familiares directos. En esta plataforma es necesario usar la identidad real, única forma de garantizar una única aportación por persona en cada actividad. Para optar a los premios se debe facilitar la dirección y teléfono que, en caso de duda, permitan verificar la identidad del concursante y/o votante y descartar la creación, por un mismo usuario, de varios registros bajo identidades diferentes.

Los participantes deberán registrarse en el Club de escritura y enviar dentro de la convocatoria II Concurso de relato filosófico obras en los formatos admitidos. Este registro es totalmente gratuito y no supone ninguna obligación de compra.

Cada participante podrá presentar un máximo de una obra que deberá ser original e inédita. No se puede participar con un relato de una convocatoria anterior.

El participante no podrá retirar su relato una vez cerrada la convocatoria, para no perjudicar la finalidad didáctica del concurso con la eliminación de los comentarios que quedan asociados a cada obra.

Los autores cuyos relatos sean seleccionados para su publicación en un libro colectivo renuncian a recibir una cuantía económica por los derechos de autor que pueda generar el libro.

SISTEMA DE VOTACIONES

Desde la apertura del plazo de votación a su finalización (del 26 de febrero al 21 de marzo) se contabilizará el número de estrellas concedidas a cada relato.

En el periodo de votación popular cada votante debe puntuar un mínimo de 10 obras (y, en la medida de lo posible, comentarlas). No se contabilizarán votaciones inferiores a 10. El sistema garantiza la no contabilidad de los votos hasta completar el número obligatorio de votaciones.

Para optar a los premios es necesario que el participante haya votado ese mínimo de 10 obras. Los comentarios deben ser estrictamente literarios. Para ello puedes ver el tutorial con las pautas para comentar una obra literaria.

Podéis verlo completo aquí, con un índice para visionar el tema concreto que te interese.

Si el volumen de textos presentados fuera demasiado alto para que el jurado pueda valorar todas las participaciones, resultarán 100 obras pre-seleccionadas en atención a su puntuación y un jurado compuesto por profesores de la Fundación Escritura(s) y de Fuentetaja será el encargado de distribuir los premios en atención a la calidad de los trabajos elegidos. El jurado se reserva en todo caso la potestad de incluir entre los premiados o menciones obras no pre-seleccionadas entre los 100 primeros en atención a su calidad.

PACTO ÉTICO

El usuario se compromete a aceptar en todo momento el pacto ético del Club. Sus consideraciones resumen su espíritu y las normas básicas de conducta en su seno. La no observancia de este pacto podría suponer la exclusión del proceso de concurso.

Pacto ético para participantes, votantes y comentaristas

* Fotografía de la cabecera: Brassaï, Grand Central Station, Nueva York, 1957


RECOMPENSAS Y PREMIOS

Primer premio

  • Premio en metálico de 300 euros aportado por la Fundación Escritura(s)
  • Publicación del relato en el portal Filosofía&Co
  • Lote de libros de clásicos de la filosofía valorado en 200 euros aportado por Gredos (RBA)
  • Camiseta con el lema «La filosofía me da alas» aportada por Filosofía&Co
  • Calendario de los dioses griegos aportado por Filosofía&Co

Premio al relato más votado por los usuarios

Premio al mejor comentarista


GANADORES:

Primer premio

Dotado con 300 euros en metálico, la publicación del relato en el portal Filosofía&Co, un lote de clásicos de filosofía de Gredos y una camiseta y un calendario

Bernardo Álvarez-Villar, con “Eróstrato

Es un texto exquisito, con una sintaxis que se va derramando en un fluir de la conciencia cuidadísimo, porque el relato funciona como última declaración de quien se sabe ya condenado a morir: Es, a un tiempo, una descarga de odio al otro, de valores deplorables, de superioridad moral e intelectual indisimulada, de desprecio a su época, de altanería, y también un balance de su propia vida, avalado con trazos mínimos de su biografía, exculpatorio, generoso consigo mismo. No es demasiado audaz el recurso que explica al final, con un segundo narrador, este omnisciente, qué le sucedió al protagonista, su gesto heroico que apunta en sus cavilaciones, pero es suficiente, encajan bien ambas partes.

Premio al mejor lector

Videotaller “Cómo se escribe un cuento de José María Merino, de la videoteca de la Fundación Escritura(s)

Eduardo Cornejo

Premio al relato más votado por los miembros del Club

Videotaller “Cómo se escribe un cuento de José María Merino, de la videoteca de la Fundación Escritura(s)

Sonia Pina Linares, con “Una y otra

Ha recibido 506 puntos, 595 lecturas y 105 comentarios

Finalistas

Beatriz Navarro,” con “Solos en la madrugada

El relato es una larga reflexión en torno a la soledad encajada en un diálogo en el que el narrador apenas participa, solo con asentimientos y mínimas intervenciones, pero el resultado es atractivo (a pesar de los riesgos): las cavilaciones de la mujer sobre la soledad como libertad ante los otros son interesantes, nada ampulosas, muy ordenadas. Solo al final se descubre el contexto de la conversación: dos desconocidos (el narrador el barman) de madrugada en un bar.

Becky von Addams, con “Olvidar deseos

Es un relato emocionante, muy emotivo, que va dándole al lector poco a poco el contexto de la reflexión (nostálgica, cansada, pero firme) del narrador. Lo que en principio es un aniversario más, con el recuerdo de otros pasados y los preparativos mínimos para este, con la alusión al hospital y la mirada perdida de su mujer se convierte en unas bodas de oro con ella enferma de alzhéimer (o algún tipo de demencia). Es un texto de amor, pero también de miedo, porque es muy consciente de que la está perdiendo paulatinamente.

Eleuterio Valldigna, “Un culpable

Un elemento anecdótico, mínimo, con la vuelta de una compra, le sirve al narrador para extender una cavilación que parece no tener un fin claro, como si se desarrollara en círculos concéntricos, sin perder de vista el origen (suspicaz) de la reflexión. Al tiempo, en la conciencia del narrador van incorporándose distintos elementos externos (lo que sucede en la cola que ha hecho para la compra), que dispersan esa primera especulación para recrearse en la sensación de haber sido acusado sin ser él culpable de nada. Todo ello sin perder esa atmósfera (muy bien lograda) que le dan al relato los acontecimientos mínimos, sin apenas consecuencias.

La derramá, con “Cabos sueltos

El relato es un monólogo interior, un fluir de la conciencia ordenado pero abierto a dejar pasar nuevos frentes. La voz de la narradora es atractiva, con un tono desenfado, y también escéptico, pero no derrotado, que le sirve como réplica a la ética kantiana del deber, que rechaza (aunque acaba aceptando la petición de su amiga). Está muy bien escrito: salva bien los riesgos (evidentes) de introducir en un cuento al mismo Kant.

Marc Renton, con “Fe

Es un texto muy corto, pero de indudable calidad, también la fotografía. Tiene puntos fuertes como el carisma de la protagonista o su estilo cuidado, pero lo más destacable es el giro final, cómo explica al final el porqué del relato de una rutina, de una costumbre, que al comienzo parece solo una excentricidad.

Mauricio Rojas, con “El encargo

Escribir un metarrelato sobre la construcción de un relato filosófico es un ejercicio de inteligencia y humor que nos ha gustado. Pero no es el único punto fuerte que tiene. Destacamos algunos: la historia que se construye al margen del encargo, también con una evidente deriva filosófica, la precisión del lenguaje, el ritmo que le imprime el narrador y el giro final.

Meri Palas, con “La danza de la señora Xiang

La cadencia en el ritmo de las frases y el esteticismo en la descripción de la escena dotan al texto de una personalidad muy atractiva. Su apariencia es la de un relato policiaco, aunque en realidad es solo parte de un relato policiaco (sin apenas nudo ni desarrollo), una única escena en la que la confluencia de los dos personajes principales, la señora Xiang, que se ha suicidado hace pocas horas, y el inspector Torres funciona muy bien porque trasmite una sutil comunión entre ambos que realza el narrador (omnisciente), porque hay una misma delicadeza en el propio suicidio de la mujer y en el ejercicio deductivo del policía.

Pilar Flores, con “Salto hacia atrás

La acción mínima, contemplativa, de las dos amigas en el balcón mirando las estrellas contrasta con el universo interior que empieza a emanar con fuerza de la narradora. Integra así con destreza, tejiéndola con sus recuerdos, una cavilación filosófica de calado sobre las leyes de la causalidad que le da el tono al relato. La redacción es impecable: clara, precisa, atractiva, amable.

Pilar Molero García, con Lo de José es otra historia

Es un relato demoledor, con muchos puntos fuertes: la presentación paulatina de los dos protagonistas, Clara y José, sus rasgos tan marcados, tan visibles a pesar de la brevedad del texto, los diálogos, que le dan a la historia verosimilitud y fluidez, los párrafos, tan cortos, que le dan al texto una contundencia también en lo formal, la atmósfera opresiva de la residencia de ancianos, y, por supuesto, la historia, inevitablemente desoladora.

Rosa Pérez, con “You talking to me?

El texto, muy breve, aparece como un extracto del fluir de la conciencia del narrador cortado casualmente al principio y al final, convertido en un ejercicio de estilo verosímil, contundente y muy cuidado, que recoge el desahogo del protagonista, el peso de tantas insatisfacciones en la vida que toman forma de recriminación hacia su jefe, al que, por lo visto (clac, clac), dispararía para darse el gusto.

El Jurado también ha querido destacar los relatos de

Alejandro Hernández López, con “Asesinos

Allan Carax, con “La habitación

Antonio V. Naranjo, con “El que observa

Armando Noriega, con “Heráclito y Sofía

Betty Cadavid, con “Pelotón de fusilamiento

Carsha, con “Ocupaciones inmundas

Elescritorsinletras, con “La patria del general

Iván Navarro Lluesma, con “El valor de la vida

Lana Oros, con “Dialelo

María Jesús Freire Salinas, con “Empezamos a ser como eran ellos cuando les conocimos

Margarita Saona, con “La misma

Marina Saiz Agundez, con “El surco

Marta Márquez, con “La vida y la muerte bordada en la boca

Rodrigo Martín Munuera, con “El transcurso irrelevante

Rosalía Paredes, con “Lobo

Yves Guignard, con “Domingo Chesterton, neoplatónico


COMPARTE ESTA CONVOCATORIA

OPINIONES Y COMENTARIOS