IV Concurso de Historias de la calle Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura creativa Fuentetaja

Convocatoria cerrada

587participaciones

IV Concurso de Historias de la calle

Ver bases
×
  • Admisión de originales: del 7 de diciembre al 11 de marzo

Periodo de votaciones: del 12 de marzo al 11 de abril

Fallo del Jurado: el 30 de abril de 2019

Ver instrucciones y bases

borrador 

nunca habian visto mis ojos a un ser tan precioso que apesar de sus perfectas imperfecciones hacia mi mundo feliz, como podia alguien cambiar todo en mi y hacer de mi un carnaval de emociones y sensaciones y es que adoraba esos instentes en que me dio de su amar porque mi pie gritaba de...

Tu puntuación:

34

58

El valor de las palabras 

erica miller

17/12/2018

Desde mi ventana veo pasar por la calle cada día a las personas, la calle Daliesi al 291.Nunca vi a tanta gente triste y sin esperanza. Pensé en escribir esta carta para que muchos sepan que hay alguien que nos puede sacar de la ruina. La carta comienza así: El canto de las aves,el calor...

Tu puntuación:

29

150

LOS TRES 

Me encontraba almorzando en un restaurante casero que pone mesas en el antejardín de la vivienda; además de la comida, buena y económica, tienen un árbol de copa muy amplia, que hace delicioso sentarse a su sombra en los días de sol intenso. Los vi a media distancia. El parecido y la diferencia de edades...

Tu puntuación:

241

512

Fugaces 

Se termina una extenuante jornada. Entre el tumulto de gente, logro ingresar al vagón caluroso que me llevará a la estación más cercana a mi preciado hogar. Acomodo mi diminuto cuerpo en una esquina, que permita mantener el equilibrio y así evitar caer en las piernas de algún señor dormido en los asientos. Espero sumar...

Tu puntuación:

58

102

El llamado de la calle 

Venom

08/03/2019

En esta historia la calle no representa un lugar en el que algo sucedió, más bien representa un ente que me llamaba hace tiempo. Arriba se ve la calle 19 como era en aquel entonces parado desde la carrera sexta. Me gusta esta historia, después de tantos años ya he aprendido a contarla sin terminar...

Tu puntuación:

40

151

– Michelle – 

Mariano E.

16/02/2019

¿Sirvió de algo buscar cobijo bajo el minúsculo toldo del Marina?… Por supuesto que no; la maldita llovizna me estaba empapando hasta la raíz del culo. En las calles no se veía nadie, a excepción del grupo de flyboarders que revoloteaban al frente. «Bueno, al menos no era la única idiota retozando en medio de...

Tu puntuación:

57

416

Barrio el pozo 

maru martinez

22/02/2019

Mi barrio, mi niñez y adolescencia en un barrio llamado el pozo Un barrio enorme en su estructura pero gigante en las calles y su gente. Apenas 2 años tenía cuando mi madre nos llevó a mis hermanos y a mi a vivir cerca de mis abuelos en un barrio alejado del centro de la...

Tu puntuación:

37

49

Campo de juego 

Su madre le había dicho cientos de veces que no saliera a jugar descalzo, pero Pedro nunca recordaba ponerse sus zapatos. Y si lo hacía, indudablemente prefería sentir el calor, a veces abrasador, del asfalto en sus pies. En la calle Pagés del Corro en verano, la calzada podía alcanzar cuarenta y tantos grados centígrados,...

Tu puntuación:

116

165

Cota Mil 

Zoe Liberman

08/01/2019

Ligia rara vez transitaba por esa vía, sabía que era peligroso pasar por allí, que sólo debía pasar de día, le gustaba bajar la ventana del carro, que la brisa cálida rozara su piel con ese olor a mar y montaña que se mezclaba. La avenida Boyacá estaba cerca del Ávila, la montaña que cobijaba...

Tu puntuación:

45

239

La triste historia de Cleotilde y Robertico 

Manuel Ibarra

22/02/2019

Mientras camina agarrada de la mano de su niño hacia el colegio. Cleotilde piensa en la manera de conseguir alimentos para el almuerzo, al menos hoy Robertico ha logrado desayunar un pedazo de pan sin mantequilla ni queso, mientras ella siente un vacío en el estómago. A los veintidós años abandono la Universidad y se...

Tu puntuación:

52

83

La niña de los cigarros 

Tlanemani

13/02/2019

Hoy hace un año bajé de mi lugar de trabajo, me senté a fumar un cigarro que me costó cinco pesos, la vendedora era una niña de unos ocho años quizás, la piel morena, como de quien trabaja bajo el sol, el cabello revuelto como de tres días sin ser cepillado, una chamarra que combinaba...

Tu puntuación:

77

589

JUAN EL FLORES 

Mi abuelo es el enterrador del pueblo. Cada mañana llega impresionado por la cantidad de flores que hay en la tumba de “Juan el Flores”. -¡Es increíble la cantidad de ramos que llevan a esa tumba!- dice cada mañana. Siempre es así, mientras desayunamos nos cuenta que vigila pero nunca ve a nadie. Yo entonces...

Tu puntuación:

104

252