III Concurso de relatos sobre pobreza y exclusión social EAPN Relatos sobre la pobreza

Convocatoria cerrada

69participaciones

III Concurso de relatos sobre pobreza y exclusión social EAPN

Ver bases
×

III CONCURSO DE RELATOS  SOBRE LA POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL

Organiza EAPN con la colaboración de Club de Escritura, Talleres de Escritura Fuentetaja y Hélice Viajes 

Ver instrucciones y bases

DOBLE FINAL 

Eran las tres de la madrugada, Marga, con tan solo quince no sentía miedo, lloraba desconsoladamente mientras caminaba bajo aquella lluvia tormentosa que calaba sus ropas. No hacia frio, aunque la lluvia no cesaba  y las temperaturas habían bajado, en Málaga, en el mes de Junio podía sorprendente días de todo; calurosos, fríos, lluviosos, cálidos…...

Tu puntuación:

112

291

Agua y fuego 

Karim Alí

01/09/2015

Un mar de fuego danzaba invisible en los cielos africanos. La naturaleza soplaba con fuerza y, quizás, hasta con rencor… llamaradas calurosas, incluso en los rincones más oscuros de toda Europa. Julio de 2015. La ola de calor más puñetera de los últimos años es el principal problema para la gran mayoría de la población...

Tu puntuación:

109

261

El vuelo del urubú 

El alevín de buitre se arrastró por la superficie del nido hacia el borde del acantilado,  alargó el cuello blanco y delgado hacia el vacío: un primer plano que ocupó la pantalla entera del televisor. Llevaba varios días sin alimentarse, una obligación impuesta por sus progenitores para que abandonara el refugio y aprendiera a buscar...

Tu puntuación:

155

449

LAS LAVANDERAS DE MI RIO 

Me crié con un padre primitivo, que mató a un gato , en una ocasión,  por haberse comido su almuerzo. Una madre católica y apasionada que paría hijos como churros. Cada 13 meses aparecía un bebé en mi casa . “Como vivimos cerca del río,  allí dejan las cigüeñas los niños y tu padre los...

Tu puntuación:

99

482

Segundas Oportunidades 

Alberto Ferreras

01/09/2015

Froto mis manos, una sobre la otra. Despacio. Entrelazando los dedos, acariciando yema con yema. Las siento frías y, aún así, me sudan. Las seco en mis vaqueros, respiro. En mi cabeza suena la voz de mi médico «Easy, Reyes, easy». Levanto la mirada y sigo frotando las manos contra mis muslos. En el reflejo...

Tu puntuación:

87

218

Los cinco sin techo 

Abrazaba la vihuela con dulzura. Al contacto con su cuerpo, le invadió una extraña sensación. Un conjunto de sentimientos contradictorios, una gran cantidad de recuerdos llegaron a su alma y a su mente. No había olvidado el amor intenso que le transmitía el instrumento y la  vivacidad con que  sus vibraciones  le transportaban al infinito....

Tu puntuación:

128

237

SIN UN SUELO BAJO LOS PIES. 

F. Javier Valero

01/09/2015

De camino al bar, Juan cruza la plaza para pisar ese suelo gomoso, amable, menos duro que el del resto del mundo. Le gusta caminar sobre esos suelos de los parques infantiles que ablandan los golpes a los niños y le aligeran a uno el peso de ser mayor. Esa sensación de flotar, de caminar...

Tu puntuación:

112

263

Dos mamás 

Miguel Santolaya

01/09/2015

En el colegio dicen que tenemos dos mamás: la nuestra, la de cada uno, y la Virgen María, que es la madre de todos. Yo siempre levanto la mano y le cuento a la profe que entonces yo tengo tres, porque mis padres no son mis padres de verdad y una vez al mes me...

Tu puntuación:

98

343

El piso de las chicas de la calle Cortes 

Maria Reyes

01/09/2015

–  ¡¡¡A desayunarrr chicaasss!!! ¡¡Buenos días a todas!! “Ya está esta pesada haciendo la ronda mañanera… ¡maldita niñata! Quién se creerá que es, con su buen rollito de palo, dándonos lecciones de vida… Dios mío, ¿cómo he vuelto a acabar en esta situación? “ –  Marian, buenos días guapa! Vamos levantándonos que ya es la...

Tu puntuación:

97

225

HAMBRE QUE HABLA 

 Al observarte ayer, con tu ropa raída, con tus zapatos rotos, con tu mano extendida pidiendo algo para comer, caminando entre el materialismo inalcanzable para tu existencia, casi invisible para muchos, esos seres ajenos a tu necesidad, caminando a tu lado llenos de prisa cierta o inventada, pero evadiendo tu mirada o su culpa silenciosa;...

Tu puntuación:

90

217

Un verdadero hogar 

Esa noche cuando las luces se apagaron, una vez más el temor de ser la elegida le impide conciliar el sueño, Ana miró en dirección a las camas, donde momentos antes la luz le permitía observar a cada niña con la que compartía habitación en el centro de acogida. Anteriormente ella vivía en una humilde...

Tu puntuación:

111

239

El paria sonríe 

Marconi Bobes

01/09/2015

Él, unos cuarenta años, mucho más alto que ella, tez enrojecida y pelo claro. Se agachaba para besarla mientras esperaban en el paso de cebra. Los brazos le colgaban de una manera grotesca. También le colgaba de su mochila de vagabundo ese paraguas negro que siempre llebaba. Ella, con su feo abrigo pálido de plumas,...

Tu puntuación:

88

155