II Concurso de Historias del trabajo Fundación Escritura(s)

Convocatoria cerrada

429participaciones

II Concurso de Historias del trabajo

Ver bases
×

Admisión de originales: del 12 de marzo a 12 de junio

Periodo de votaciones: del 13 de junio al 13 de julio

Fallo del Jurado: el 31 de julio

Ver instrucciones y bases

Siempre habrá una recompensa 

Siempre habrá una recompensa -Que bueno sería que un día al descubrir tu especial talento al otro día te pagaran millonadas por él. Pero no es así, primero te toca duro la vida, haciendo lo que no te gusta; así se empieza muchacho – Esas fueron las palabras que un reconocido escritor del fútbol colombiano...

Tu puntuación:

78

210

Señor E. 

YipaNishugyura

13/06/2017

Sale el sol, el resplandor entra por la ventana, Señor E se levanta y se alista para un día de lucha, la comida aún no es segura y los platos están vacíos. Señor E toma su bolso y camina sin rumbo fijo, suena su teléfono rin rin, ¡Trabajo! piensa y sin perder tiempo se aproxima...

Tu puntuación:

140

224

La manera mas efectiva de matar a tu jufe 

Ramses Ibarra

13/06/2017

Últimos días de invierno y me refugio en una oficina por todo el día, linda manera de pensar sobre mi encierro en el trabajo. Como casi todos los días mi jefe me regaña por el trabajo que él debería de hacer. «Diablos, como deseo matar a este bastardo, no puedo estar toda la vida bajo...

Tu puntuación:

53

103

NO TODO LO CUADRICULADO ES RECTO II (COMPAÑEROS DE PUPITRE) 

La cena le había sentado mal. Cuando sonó el despertador estaba atrapado en un remolino de sábanas. Un regusto agrio le recorría la boca. La placidez de su mujer, la quietud del rostro ajado y hermoso, la inocente exposición del cuerpo dormido y sereno le borraron de un soplo los malos presagios fraguados entre pesadillas...

Tu puntuación:

96

206

Saboreando un caramelo 

Ana Martínez

12/06/2017

Era su primer día. ¿Quién no ha sentido ese pánico en sus adentros y los nervios del primer día de trabajo? Ella se sentía como al volver al colegio después del largo verano. Se preparó varias horas antes de salir: pelo recogido, traje negro, camisa blanca y maquillaje ligero. Caminó hacia el lugar, respirando profundamente...

Tu puntuación:

58

164

Trabajar es vender 

teo Gómez

12/06/2017

Sospecho que todo tiene un valor, y que siempre alguien pagó ese valor porque no existe nada que no tenga precio y nada que no pueda ser vendido. Yo soy un producto en venta y un vendedor de mí mismo. Vendemos inconscientemente cuando hablamos, cuando pensamos, cuando trabajamos y cuando dormimos. La vida humana es...

Tu puntuación:

50

166

XXX 

Sus manos venosas agarraron las llaves del coche para marcharse a casa. La tenue luz del farolillo le dejaba al descubierto esas extremidades callosas que le conducían al suspiro. Abrió la puerta de su automóvil y dejándose caer suavemente se posó en el asiento, reflexivo, taciturno, pensativo. Cerró la puerta, bajó la ventanilla para que...

Tu puntuación:

58

322

Suena un compás por tarantos 

Son las nueve de la noche y en la calle se puede oír un zapateao limpio, que atraviesa la ventana de un pequeño local de Sevilla convertido hace años en una escuela de baile. Joaquín, el maestro, marca con su bastón el compás por tarantos. Los pies de Lorena dibujan cada tiempo con fuerza, sin...

Tu puntuación:

107

442

La ciudad de la esperanza 

– ¡La hora del cigarrito chavales! ¡Parad ya y a fumar, venga! ¡Eh tú! ¿Me has oído? Deja esa caja ahí ¿No fumas o qué? – gritó Alberto con un malboro en la mano mientras se acercaba hasta mi con sus andares patizambos. – No. No fumo. Ya paro – respondí mirándole directamente a los...

Tu puntuación:

64

171

ANSIAS DE VOLVER 

Anochecía en sus ojos claros, apoyada en esa rueda de metal que la aislaba de la estación de la vida. Marchaba con frenesí el tren de incesantes ruidos. . . ella marchaba también. Anochecía en sus ojos claros y anochecía también el día. Subió un nuevo pasajero, la miró, y le pidió permiso para sentarse...

Tu puntuación:

64

96

La Envidia 

Una perra no sabe que es una perra. Tampoco sabe que tenía cinco hermanos, ni que mi padre los metió en un saco al nacer y los mató a porrazos contra la tapia del corral. Tiene el lomo gris, casi azul, la cabeza y las patas blancas y solo puede empinar una oreja porque la...

Tu puntuación:

123

282

Caminos Cruzados 

Es una calurosa tarde de sábado en la periferia de una ciudad sumergida entre cordilleras, llevo 5 horas trabajando bajo un sol abrazador, renegando el momento en el que acepte hacer un «último trabajo», sudando sin cesar bajo la gruesa camisa color cielo y el jean cuyo peso aumenta con cada gota de agua que...

Tu puntuación:

65

175