Cuentos para el andén: convocatoria abierta de Microrrelatos Revista Cuentos para el andén

Convocatoria cerrada

706participaciones

Cuentos para el andén: convocatoria abierta de Microrrelatos

Ver bases
×

Una convocatoria abierta para elegir a los 3 microrrelatos invitados que formarán parte del número de octubre 2013 de la revista Cuentos para el andén. 

Ya tenemos el resultado del concurso:

GANADOR: Peces, presentado por Elena García Sánchez

http://goo.gl/2TgLb4 

FINALISTA: La Estrella del Norte, presentado por Daniela Rafael

http://goo.gl/KM2KPN 

FINALISTA: Último aviso, presentado por Teresa Garrido Pellicer

 http://goo.gl/r4QUzq 

Ver instrucciones y bases

TIEMPO 

El día que me abandone dejaré de vivir, y a su lado me siento morir. Él lo sabe, yo también,  y por eso cada día nos regalamos una tregua. Desde el andén vemos llegar el cercanías que me llevará al trabajo. El segundo vagón se detiene frente a mí. Asciendo los dos peldaños. Mi tiempo...

Tu puntuación:

441

1411

Daría un ojo por ver 

Luis Díaz Feria

16/08/2013

Marieta me gusta mucho y yo también le gusto a ella. Su madre murió anteanoche. Era una mujer menuda que hacía las cosas a pasitos cortos, soltando cada dos frases aquello de “daría un ojo por ver”: Daría un ojo por ver qué hacíais si no os recuerdo que merendéis… Daría un ojo por ver...

Tu puntuación:

405

1277

Helena 

Como si tuvieran la coreografía ensayada, los trenes entran a la vez en la estación, tachando a la gente a su paso. Un instante antes de cruzarse, ella queda enmarcada entre ambos, depurando el aire viciado, coloreando el madrugón de ese martes de agosto. Ángel inmortaliza su belleza lisérgica mientras los viejos frenos aúllan de...

Tu puntuación:

377

1299

Atrapada en el andén 

Almudena Villalba

26/07/2013

Llego a la estación que me lleva cada día al infierno. Convivo con un diablo sin cuernos que él percibe imaginarios. Ya no siento dolor, ni asco al oler su pestilente aliento ahogado en whisky o cuando escupe su veneno  dentro de mí. Ese monstruo se ha tragado mi alma. El frío de la suya...

Tu puntuación:

354

1404

In memoriam 

El tren ya tendría que haber llegado. Sin embargo, desde el andén donde se encontraba, Marta no podía dejar de sonreír. Llamó a Carlos pero no contestaba. Se levantó del banco con impaciencia.  Ya eran casi las nueve. Quince minutos de retraso. Y Carlos sin contestar.  La espera se volvió tensa, preocupante. En la estación de...

Tu puntuación:

286

2497

Cinco minutos. 

Llegué tarde. Cinco minutos. Llegué tarde. Vi la via desierta y me senté sudoroso sobre la maleta. Mi corazón latía a gran velocidad y mi respiración, agitada, buscaba el aire que necesitaba, sin apenas encontrarlo. Miré mi reloj varias veces maldiciendo esos cinco minutos que siempre atrasa.  Me di la vuelta. Tras de mí, en...

Tu puntuación:

274

5234

La familia 

Pablito, 6 años, pelo rubio y rizado y ojos azules, mira el trasiego de viajeros que circulan arrastrando maletas mientras agita su manita pequeña gritando: ¡Adiós, papá! ¡Vuelve pronto! ¡Tráeme el cochecito que me has prometido! ¡Adiós! Su madre le aprieta la mano mientras ve desde el andén cómo su marido marcha a otro país...

Tu puntuación:

257

1124

ESTIGIA 

El anciano cruzó lentamente la estación y desde el andén contempló el ocaso en el horizonte. Aquel lugar estaba desierto, desvencijado, como si estuviera abandonado. Pero él sabía perfectamente que el tren pararía allí mismo, había hecho muchas veces aquel trayecto. Así que se sentó en un banco a esperar, disfrutando de esa sensación de...

Tu puntuación:

243

655

Palabras 

PALABRAS Vale, ya está. Esta vez no me tengo que sentar encima para cerrar la maleta. Cada vez tardo menos y soy más precisa. Claro que la visita es concreta. Voy al baño, reviso el billete, cojo el bolso…, no falta nada. Sonríe la azafata al enseñarla el billete y me indica la vía por la...

Tu puntuación:

242

546

Estación Paraíso 

Rafael Sastre

25/07/2013

Inexorable, el convoy avanza hacia el incierto destino que me aguarda en una estación. Mi ritmo cardíaco está sincronizado con su marcha: si la máquina acelera, las pulsaciones se desbocan; cuando los vagones se detienen, el miocardio se relaja. Aunque intento abstraerme observando el paisaje y escrutando a los demás pasajeros, únicamente consigo evocar de...

Tu puntuación:

238

5266

El espejo de sus ojos 

Javier Fuego

08/08/2013

El espejo de sus ojos reflejó entonces, de repente, al hombre que recordaba haber sido y ahora ya no era, al hombre que otros habían cambiado y del que apenas recordaba nada. Le devolvió tan solo por un instante al lugar que le correspondía y  del que nunca se debió dejar apartar. Aunque fuera solo...

Tu puntuación:

226

806

Peces 

  Desde el andén veo peces muertos. Sardinas o sargos. Se distinguen destellos plateados e infinidad de ojos resecos que me acusan como canicas de metal. Saltar a la vía sería como entrar en una piscina de bolas viscosas. No juego desde que mi niña se fue de casa. Antes, estos peces se dejaban llevar...

Tu puntuación:

224

2732