Relatos seleccionados del libro de alumnos del taller Un proyecto de Talleres de escritura Fuentetaja y la Fundación Escritura(s)

Convocatoria cerrada

40participaciones

Relatos seleccionados del libro de alumnos del taller

Ver bases

La señorita Lola 

Fernando OM

03/04/2017

Postrada en su silla de ruedas apenas abulta. Hace años que para la señorita Lola la vejez ha dejado de ser esa etapa que algunos ingenuos encuentran entrañable. La decrepitud de los 87 años la ha convertido en una piltrafa, inerme y triste. Desde que sufrió el ictus, además no habla. Estamos solos los dos...

Tu puntuación:

64

259

Mustang 

―¿Y si lo intentamos?―me pregunta Jack. Con ese nombre uno se hace una idea del tipo de persona que es Jack. Un hombre no se llama así si no ha nacido en Inglaterra, América, o Australia. Pero Jack no es de ahí. Nadie en su sano juicio vendría de un lugar como esos a esta...

Tu puntuación:

92

332

Morfina 

Alberto Villa

31/03/2017

Esta mañana me he levantado temprano. Vivo con mi abuela. Me ha dado la noche, pero en ese momento roncaba tranquilamente en su cama; qué gusto da oírla. No quería despertarla, así que me he tomado un ibuprofeno antirresaca con un vaso de agua y me he lanzado a la calle. Tenía cosas que hacer....

Tu puntuación:

192

533

La casa abandonada 

Han pasado quince años. Mis pasos, vacilantes y cansados, quizás porque cargo con mi vieja maleta de cuero y un bidón o quizás por la falta de costumbre tras el largo encierro, me van acercando a la casa solitaria tras la curva de la calle. El muro de ladrillo que la rodea casi oculta la...

Tu puntuación:

76

593

CRIN BLANCA 

  El suceso que voy a narrar se remonta a mediados de los años cincuenta. Mis padres, maestros, habían elegido como primer destino un pueblo perdido del Macizo Central, en el corazón de Francia. Allí nací yo a finales de los cuarenta y allí me crié en lo que era, a la vez, mi casa...

Tu puntuación:

48

495

Antoñito 

A las ocho en punto de la mañana las puertas de la prisión se abrían lentas y ruidosas. Tras ellas un desaliñado personaje asomaba su pequeño cuerpo. Apenas cincuenta kilos, un pelo engominado con rabia, nariz aguileña y unas más que evidentes bolsas en los párpados. En ese rostro había toda una vida de peripecias...

Tu puntuación:

78

688

Todas las primeras muertes 

Flor Martinez

18/03/2017

Primer acto Hay llovizna y al atravesar el pequeño bosque ahora gris, la perra nos adelanta a mi madre, a Mucha y a mí. Dirige nuestra marcha fúnebre. ¿Sabrá a dónde vamos? ¿Cuántas veces en los últimos meses habrá recorrido ya este camino de pies que se arrastran hasta el cementerio? ¿Todas con flores frescas...

Tu puntuación:

60

281

El estofado 

El dedo de Daniel se quedó suspendido en el aire, como congelado en el frío de la mañana. —¿Qué pasa, que se te ha olvidado el piso en el que viven tus padres? —bromeó Carolina. —No, qué va —sonrió Daniel. Su dedo avanzó unos centímetros más y pulsó el timbre. Lo hizo con un toque...

Tu puntuación:

87

460

El Caminante 

El viejo tren que salió al mediodía de una estación de ferrocarril moderna, diáfana y ordenada me dejó al anochecer en otra antigua y lúgubre. El petate que llevo a hombros pesa demasiado. En él cargo una suerte que ya está echada. Me llamo Paco Guerrero, caminante de profesión. Esta noche he vuelto para cobrar...

Tu puntuación:

178

777

EL REFUGIADO 

No he podido pegar ojo en toda la noche. Espero que el Orfidal me haga efecto muy pronto. Percibo un avión como un inmenso ataúd que puede acabar en el fondo del mar con todos nosotros dentro. Los peces se darían un buen festín. Qué ruidosos son esos del fondo. — Perdone, ésta es mi...

Tu puntuación:

62

236

Mi buen amigo H.H. 

Pedro Barsanti

28/02/2017

Durante algunos meses tuve bajo mi cama a un inspector de Hacienda. Por aquel entonces era bastante habitual que buscaran cobijo en las casas, dentro de un armario ropero, debajo de la mesa camilla del comedor o tras las cortinas de una ducha desahuciada, junto a una regadera de latón, la fregona o una palangana...

Tu puntuación:

202

755

Tres libras esterlinas 

En el embarcadero de madera un hombre esperaba solo, mirando al frente con ojos miopes casi cerrados y una sonrisa opaca de incertidumbre. Una pequeña columna de humo gris apareció en el horizonte y, poco a poco, dejó paso a un barco de dos chimeneas que se acercaba con pesadez. Tras un tiempo eterno, dejó...

Tu puntuación:

125

564