IV Premio de poesía in-VERSO in-VERSO ediciones de poesía y Fundación Escritura(s)

Convocatoria cerrada

IV Premio de poesía in-VERSO

Del 01/07/2020 al 15/09/2020

2000 palabras máximo

Publicación de un libro en in-VERSO

- comentarios

626 participaciones

IV Premio de poesía in-VERSO

Fotografía de Elliot Erwitt

Es sin duda el momento de pensar
que el hecho de estar vivo exige algo,
acaso heroicidades –o basta, simplemente,
alguna humilde cosa común

cuya corteza de materia terrestre
tratar entre los dedos, con un poco de fe?
Palabras, por ejemplo.
Palabras de familia gastadas tibiamente.

Jaime Gil de Biedma, Compañeros de viaje, 1959

En la primera edición del concurso usamos unos versos de Nicanor Parra para avalar las intenciones de la convocatoria: Pensábamos que ninguna introducción podía quedar de pie después de intentar una definición contundente para la poesía. Un poco de verdad y una aspirina, lo que le pedía Parra a sus poemas, nos parecieron lo suficientemente abiertos para acoger cualquier aportación con ambición poética, ocupe el espacio que ocupe en ese espectro enorme que abarca lo que un autor puede pedirle a su poesía. Sin condiciones, abierto a la poesía hecha solo de palabras, pero también la poesía visual o fonética, grabada en audio o en video. De tema libre, sin más limitaciones que las mínimas: una cierta extensión y su condición de inéditas para poder publicar también en papel al ganador, gracias a la colaboración de in-VERSO, interesada en incorporar a su catálogo voces emergentes. El resultado fue muy bueno: 618 participaciones y cerca de 60.000 lecturas. En la segunda edición, con un poema de Eugène Guillevic, la acogida fue aún más impresionante: 633 obras y 103.942 lecturas. En la tercera edición, con un fragmento de un poema larguísimo de Chantal Maillard, recibimos 718 poemarios (aunque las lecturas bajaron a 80.000). En el concurso que acabamos de cerrar de haikus (con los que también podéis probar aquí) hemos tenido en torno a 1.500 participaciones.

Para esta cuarta edición, muy presente todavía la pandemia por la covid 19, que nos ha golpeado a todos tan duro, hemos querido recuperar estos versos de Gil de Biedma para volver al camino con un ejercicio que a la fuerza tiene que ser de reafirmación: Es sin duda el momento de pensar que el hecho de estar vivo exige algo.

Bases del concurso

El tema es libre.

Se puede presentar un solo poema o un conjunto de poemas hasta un máximo de unos 200 versos (hasta 2.000 palabras).

La convocatoria comienza el 1 de julio y el plazo de admisión de originales abarca hasta el 15 de septiembre. Votaciones del 16 de septiembre al 14 de octubre. Fallo del Jurado: 19 de noviembre de 202o.

Para poder acceder a los premios será necesario haber puntuado un mínimo de 10 poemas en el periodo de votaciones. El club es un espacio para ser leído y comentado, pero también para leer y comentar las obras de otros.

Cada participante podrá presentar un máximo de una obra (que puede ser la suma de varios poemas) que deberá ser original e inédita.

El participante no podrá retirar su obra una vez cerrada la convocatoria.

Suite del río Bergantes, el libro de la ganadora de la tercera edición

Tras el fallo del Jurado del año pasado, Pilar Daniel i Gubert ha trabajado duro con los editores  de in-VERSO para hacer realidad su libro, Suite del río Bergantes, que se publicará en septiembre.

La poesía que se escribe hoy

Una explicación para la poesía tiene que estar hecha de trazos gordos: como expresión, como manifestación de un yo, de un ser íntimo, que hace del equilibrio entre lo mostrado y lo reservado material poético. Quizá, de hecho, no haya que plantearse qué es la poesía, sino qué poesía se escribe y se lee hoy, quién la escribe y la lee, qué busca esa poesía, y qué consigue. Nos interesa mucho cómo actualmente nuevos autores han querido otra aproximación a la poesía, quizá más desinhibida, menos deudora de su tradición (con los matices que se quiera), desacomplejada, pero sobre todo mucho más compartida y más abierta al comentario. Vida en palabras dice Parra. Nada que ver con las tiradas mínimas de la poesía en cualquier otra época. Como si ese supuesto, generalizado antes, de que la poesía es algo difícil, poco accesible, hubiera sucumbido a nuevos hábitos que la web, sobre todo las redes sociales, ha facilitado enormemente: ahora cualquier autor puede compartir su poesía con un número de lectores potenciales enorme, y también comentarla, discutir sobre ella, editarla, e ir estableciendo una red de textos y autores afines con los que poder dialogar. La inmensa minoría de Juan Ramón es ahora otra cosa. También el arma cargada de futuro de Gabriel Celaya.

A la poesía le ha sentado bien internet. Hasta convertirla en un fenómeno, en noticia recurrente, con un antes y un después que separan los números, por el aumento enorme de autores y lectores que tiene detrás de sí lo que se publica ahora, pero que necesita, para explicarse, de las nuevas formas de edición, de la comunicación que han abierto las redes sociales como un cauce ancho y horizontal y muy caudaloso. Porque la información y la comunicación masivas tienen mucho que ver con la sensibilidad de nuestro tiempo; y también con el lenguaje con el que la expresamos. No es tanto un corte generacional que marque dos mentalidades como una escala que mide la progresiva familiaridad con los nuevos dispositivos electrónicos para hacer y compartir poesía (aunque no haber tenido que cambiar de hábitos pueda darles una cierta ventaja a los más jóvenes). Y no es tampoco la sustitución del papel por la pantalla: la resistencia del papel y los embates de la pantalla. Pero el desconcierto que suman todos esos factores funciona bien para buscarle otro enfoque y otra actitud a las funciones, límites, formas, temas y lenguaje de la poesía. Como si alguien de pronto hubiera abierto una puerta.

No es fácil responder a la pregunta de si hay ahora un modo distinto de relacionarse con la sentimentalidad o un lenguaje distinto para expresarla. O si esta poesía es tan buena o tan mala como han dicho algunos críticos. Pero su silueta más general es bien reconocible: con una fuerte presencia de lo visual (y la cultura de la imagen), con referencias a elementos e iconos de la sociedad de consumo, sin los clichés del pasado, receptiva a vídeos e imágenes, con ganas de experimentar con herramientas digitales, más libre con la composición y el lenguaje, muchas veces de carácter confesional, con temáticas amorosas, con la yuxtaposición de estados de ánimo, con otra aproximación a la metáfora… Hay ya buenas antologías y estudios. Pero lo básico para nuestros objetivos en el concurso es que aparece como menos exclusiva y excluyente. Que, con los desniveles propios entre unas calidades y otras de lo publicado, no se presenta como un abismo para el que se inicia en la escritura o lectura. Poesía es todo lo que se mueve, dice Parra.

Puedes ver el taller completo en la Videoteca de la Fundación Escritura(s)

El pacto ético: puntuar a los demás significa leerlos y comentarlos

En el periodo de votación popular cada votante debe puntuar un mínimo de 10 obras (y, en la medida de lo posible, comentarlas). No se contabilizarán votaciones inferiores a 10. El sistema garantiza la no contabilidad de los votos hasta completar el número obligatorio de votaciones.

Para optar a los premios es necesario que el participante haya votado ese mínimo de 10 obras. Los comentarios deben ser estrictamente literarios. Es nuestro pacto ético.

Un jurado compuesto por miembros de la editorial in-VERSO será el encargado de distribuir los premios en atención a la calidad de los trabajos elegidos.

En estos enlaces puedes consultar las Condiciones generales de las convocatorias del Club de escritura.

Tenemos también un documento donde se reúnen las respuestas a las preguntas más frecuentes.

* Imagen de portada: Fotografía de Joan Brossa


RECOMPENSAS Y PREMIOS

Un primer premio a una obra elegida por el jurado

– publicación de un libro en la editorial in-VERSO (en papel y electrónico)*

– lote de libros de la editorial in-VERSO

* El autor y la editorial trabajarán conjuntamente para publicar un libro coherente a partir del texto con el que el autor haya ganado el concurso. El autor recibirá diez ejemplares.

Un premio especial al ganador de la votación popular

videotaller de poesía, por Jesús Aguado (8 horas de duración)

– si se adecua a los criterios de calidad de la editorial, el equipo directivo de Parnass Ediciones valorará la posibilidad de hacer una edición en papel de su libro

A los 25 finalistas elegidos por el jurado

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo

Un premio especial al mejor lector

– videotaller de poesía, por Jesús Aguado (8 horas de duración)


COMPARTE ESTA CONVOCATORIA

OPINIONES Y COMENTARIOS