Perfil público

Cristal

chia - Colombia

Número de obras:2
Lecturas de sus textos:101
Votaciones recibidas:1
Obras que ha votado:4

Mi nombre es Cristy nací en Bogotá el 28 de noviembre de 1987, la menor de un hogar de 3 hijos y una señora esforzada, valiente y con algunos problemas de alcohol, disfrute mucho más de lo que otros creen de ser la hermana menor, creamos una gran fraternidad, que sí cambio con los años, pero que fue un refugio por mucho tiempo y que aún lo es solo por momentos.
De mi infancia, bueno, que puedo decir, fueron muchas cosas que recordar, millones de horas jugando en el parque, rodillas sangrientas y algunos litros de agua de las piscinas pasando por mi garganta, gracias a la mi desventaja generacional que me acompañaba. Recuerdo con gran amor a mi madrina quien confeccionaba vestidos y tenía una boutique, allá sí que se vivian momentos felices, cuando había algo nuevo para mí, o cuando jugaba con mi prima a probarme cosas que no eran apropiadas para mi edad y fingir que era grande. (si hubiese sabido lo que eso en realidad significaba)

Mi adolescencia no fue sencilla, cruzamos por algunas situaciones ajetreadas con mis hermanos y mi mamá, lo que me hacia una joven más dramática de lo normal. Desde entonces entendí que el amor era una etapa difícil en cualquier ser humano (esto gracias al caótico matrimonio de mis padres) entonces decidí no tener novios en el colegio, Ah se me olvidaba contarles que para ese entonces mi hermana mayor casi se graduaba de la universidad y mi hermano ya había traído al mundo al ser que considero tiene el corazón más tierno y valiente en el mundo entero (Valentina). Termine la etapa escolar con muchas ganas e ínfulas de señorita madura, que necesitaba la libertad de la universidad y los libros me influenciaban mucho y me hacían enamorar de la idea una vida de bohemia y poesía en chapinero. Con el gran esfuerzo de mi hermana mayor, entre a la universidad a los 19 años me sentía en la gloria, estudiaba en la noche y en día trabajaba en cualquier cosa. Con mi promesa de no enamorarme pronto quede embarazada a los 19 años.
Todo cambio por completo desde entonces, alguien nueva nació en mi y no por obligación sino porque mi cuerpo, mi vida, mis venas y mis entrañas estaban diseñadas para ser mamá, alguien creció en mi durante 9 meses y entonces encamine mis pensamientos, mis deseos y mi vida entera para que alguien, tomara el mejor lugar en mi existencia. Así fue nació Marianne el 6 de julio de 2007, después de un embarazo absurdamente enfermizo, donde ni una parte de mi cuerpo solía ser la de antes, crecí, madure, trague lágrimas, pero aquel día muy en la mañana pensé que todo valia la pena y que todo hasta el fin de mis días lo valdría, entendí que era amar sin condiciones, entendí porque mama nunca se había rendido, brillaron sus ojos encima de mi pecho y aquellos ojos muy redondos grandes rodeados de las cejas mas lindas del mundo entero dominaron mi vida para siempre. Creo que ese fue el día en el que tuve mi primera conversación clara y profunda con Dios.
Marianne creció y me dio mis mejores sonrisas, su infancia volvió a ser la mía, jugué hasta el cansancio, completamos juntas todos los rompecabezas del planeta y comimos todas las compotas de los sabores posibles, con muchas ganas termine mi universidad con un muy buen promedio de lo que hasta ahora todavía me jacto, no era fácil, ser mamá estudiar licenciatura y trabajar, a veces me pregunto ¿cómo lo hice?

Creo que hasta acá he querido omitir mis decepciones amorosas, las cuales empezaron desde muy pequeña con papá quien me rompió el corazón, al no cumplir sus promesas de verme, deje de esperarlo a los 6 años y lo volví a verlo a mis 19, luego el papá de Marianne y otra mala decisión de la que ni vale la pena hablar, mi mala racha con los hombres termino con mi hermano, al hombre que mas había amado, al que le daba mi entera confianza y al que hasta en algún momento pensé que era el modelo de hombre indicado, pero con sus mentiras fue mi peor decepción amorosa, la que nunca será fácil de curar, la cual hasta hoy duele en lo profundo del corazón y aunque lo perdone uno y mil veces será mi peor corazón roto.

Como todas las historias, la mía también tenía un príncipe azul, que llego en el momento adecuado cuando yo menos lo esperaba, cuando nuestras vidas estaban preparadas para amar sin reproches, para darnos el uno al otro, nos conocimos, nos quisimos, nos entregamos y nos comprometimos sin miedo, hace más de dos años me encontré con quien es hoy mi esposo, su nombre es Luis Carlos, es un personaje exclusivo como si lo hubiese sacado de un cuento de hadas y cuando pensaba que hombres buenos no existían ahí estaba el, como si lo hubiesen sacado de un cuento de hadas su misión fuera hacerme vivir en carne propia lo que otros llamaban amor . Esta ha sido la única etapa de mi vida sin errores, donde me he sentido totalmente protegida y tranquila. Recuerdo el día de mi matrimonio como uno de los más bellos, me sentía como en un sueño, como si estuviera ahí, pero la revolución de mis sentimientos recorriendo mis venas, no me permitía estarlo por completo.
Heme acá 32 años muchos, sueños por cumplir, una profesión que, en ocasiones, lacera pero que constantemente enorgullece, una familia hermosa, que son mi constante lira. Heme acá con la promesa constante de nunca para de escribir, de escribirme y repensarme cada día que me quede de vida.

Expandir biografía Reducir biografía

Interesado por: Me interesa la literatura en un sentido amplio, sin predilección de género, Poesía, Ensayo / No ficción / Divulgación, Biografía / autobiografía / diario / géneros íntimos / cartas, literatura personal

Autores o libros favoritos: Gabriela Mistral Gabriel Garcia marquez Ana frank

Obras independientes de Cristal

Participaciones de Cristal

Obras favoritas de Cristal

Personas que le siguen