Prisioneros de un virus

Prisioneros de un virus

Olivera

24/03/2020

Nunca antes el silencio gritó tanto…

Grita tanto que duele.

Él lo necesitaba, antes había demasiado ruido.

Los pájaros cantan, las calles se pierden debajo de la luna y cuando llega el sol, siguen sin encontrarse.

Las huellas que hubo esperan sus pies.

Necesita el aire una ducha…Es de valientes esperar.

Esperemos

Quiero darte un abrazo, uno por cada segundo que no estoy contigo.

Tengo tanto miedo….

El mundo es de valientes, dicen. Lo somos, por eso estamos en casa cuidando de tu salud. De la nuestra. De la de todos.

Valientes son los que ya no están…

Nunca algo invisible hizo tanto daño.

Lo invisible es esencial a los ojos, ya lo dijo el Principito. Quizás él ya nos avisaba de la corona esta que estaba por venir. Las coronas no son buenas…

Cuantos besos en los bolsillos…

Cuantos suspiros chocan con las paredes.

Somos uno.

Que acabe ya…por favor.

Demasiados corazones lloran a esta hora…

Nunca ante el silencio gritó tanto…

Tu puntuación:

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS