París: poema,vino, tabaco y jazz

París: poema,vino, tabaco y jazz

Antonieta

03/07/2020

En una noche de copas, un poeta en París, va de bar en bar. Busca ahogar sus penas entre versos, licor, tabaco y jazz.

El poeta quedó destruido por un amor no correspondido.

Triste camina el poeta por las calles de París.

Camina, sin cesar, por la Rue De la Huchette.

Sus calles empedradas donde andan personas de todas partes, turistas y residentes se juntan en los bares.

Para tomar un vino, una cerveza y en el fondo se escucha un jazz.

Son las noches de París musa para componer.

Un bar para recitar, beber, y fumar.

Escuchar jazz era lo que quería encontrar.

Pobre le poète con tanta soledad.

Llega a otro bar donde pide una cerveza, o mejor una botella.

Es de vino tinto el mejor para ahogar las penas.

Entre copa y copa recita poemas.

La gente lo mira como si supieran.

Que anda herido por una pena (la douleur de l’amour)

El jazz al fondo lo acompaña.

Noches de París me llenan de nostalgia.

El poeta mató a su amor en una discusión.

Recita el poeta con pasión:

Desterrado de donde vivía

Fui encerrado en una celda vacía

Policías déjeme salir no fue culpa mía

Herirla de amor, yo no tuve otra opción

Ella me dejaba por otro mejor

Yo no quería perderla,

Me dejaba sólo entiéndalo por favor…

A los día salí en busca de mi amor

Ella no quería saber de mí de este poeta fracasado que la mataba por amor.

La deje ir esa noche

Y yo me quede solo hundido en el alcohol.

No es justo que le poète sufra por amour,

Pero me doy cuenta que no fue el amor el que me destruyó.

Fue mi gusto por el alcohol.

Mi gusto por el buen vino acabó con mi amor.

Terminó, el poeta, de recitar.

Se escucharon los aplausos en todo el bar. Otra botella para el poeta, dijo un turista al final.

El poeta se dio cuenta que su verdadero amor era el licor. 

Le poète s'est rendu compte que son véritable amour était
l'alcool.
Bajo las luces de París

Una amante despide a su amor que huye escondido en un barco como Polizón.

Con profunda tristeza recita desde un puente en el Río Sena:

Tomamos vino, recitamos poemas de Balzac con el sonido del jazz.

Entre el humo del tabaco vi tus ojos llorar.

Nos despedimos y me dices que volverás por mí.

A orillas del Río Sena vi un barco partir y tú huías en él. 

Desde ese día te espero cerca del Port de L´Arsenal, junto a la Plaza de la Bastilla.

Pasaron primaveras, veranos, otoños e inviernos y ya nunca más mis ojos te vieron.

Aún así mi esperanza sigue intacta.

Algún día regresarás a éste mismo Port donde nos miramos y nos besamos en las noches de París.

Nuits de Paris
.

París es un poema

Me preguntan ¿por qué París?

Es la musa de mis poemas. 

Leyendo a Julio Cortázar y a Honoré de Balzac mi mente ha viajado a ese lugar.

Entre Rayuela y la Piel de Zapa me hicieron imaginar, sus calles empedradas, sus paisajes y su vida bohemia llena de arte. 

Balzac contó que en una noche en París un joven fue muriendo por la magia de una piel que lo fue consumiendo con su poder. 

Después llegó Cortázar y le dio vida a la Maga entre Argentina y París la historia de amor fue larga. 

En París pasa el tiempo, diferentes épocas, pero sigue siendo la ciudad para escribir buenas historias de amor y desamor. 

Que tantas cosas que se digan de ella no sean las razones para dejarla de ver como un motivo para componer.

¡París tan bella! Siempre será la ciudad del poeta.

Paris est un poème

Tu puntuación:

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS