Los consejos de mis abuelitos

Los consejos de mis abuelitos

KeiryBlu

20/04/2021

Mil recuerdos pasan por mi mente como un rollo de fotografías antiguas a punto de expirar, unos recuerdos tienen más nitidez que otros, unos son blanco y negro y algunos apenas puedo visualizar. De repente, mi cámara fotográfica mental se detiene, y estoy allí, ¡Me veo cuando tenía 5 años!, con mi cabello despeinado, mi vestido rosa y mis juguetes alrededor. Estaba con mis abuelitos porque mi madre trabajaba hasta muy tarde. Ellos fueron mis segundos padres y mi abuelito el único padre que tenía, ya que el mío nos había abandonado cuando apenas tenía 5 meses de nacida.

Para poder entender el resto de la historia es necesario conocer el contexto, mi abuelita se llama Rosy y mi abuelito Félix, ellos son mi ejemplo a seguir, tienen más de 50 años casados y son el fiel reflejo de que el amor perdura, aunque pasen los años. Mi abuelita es una mujer muy dulce, caritativa y noble, por su parte mi abuelito tiene un carácter más exigente, pero es muy sabio puesto desde mi infancia me enseñaba buenos valores y consejos que los llevaré en mi memoria hasta el final de mis días.

Continuo con aquel flashback de mi vida…mientras estaba sentada junto a ellos observé a mi abuelita con sus ojos a punto de cerrarse y antes de eso me dijo:

-Pequeña Keiry, recoge tus juguetes, ya es muy tarde y tienes que dormir

Yo estaba tan concentrada mirando La Bella y La Bestia, una película que era mi favorita y le dije:

-Mañana los recojo abuelita, ahorita estoy mirando una película, pero mañana sin falta lo hago.

Mi abuelita como era tan comprensiva me dijo que no había problema pero que durmiera rápido, sin embargo, mi abuelito al ver que no había cumplido con la orden me dijo:

– “No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy”

Aquellas palabras me dejaron sorprendida porque en aquel momento no entendía muy bien su significado, pero me quedé reflexionando hasta que mi abuelito con una voz tierna me explicó:

-Hijita, nunca debes dejar una actividad para el día siguiente si la puedes hacer hoy. Siempre hay tiempo para todo y es mucho mejor si realizamos cualquier acción en ese mismo instante para que al día siguiente podamos tener tiempo libre y disfrutar del día sin tener preocupación alguna.

Aquel refrán lo recuerdo hasta ahora que ya tengo 18 años y lo he puesto en práctica una infinidad de ocasiones, por ejemplo, a veces cuando realizo mis deberes y estoy a punto de culminar siempre incide en mí el lado negativo que dice a mi ser interior “Vamos a dormir y mañana haces” pero, luego actúa mi cerebro racional y recuerdo a mi abuelito diciéndome aquel refrán tan sabio y hago un pequeño esfuerzo por terminar todo y no procrastinar.

De repente siguen pasando más momentos en mi mente y ahora me detengo cuando tenía 11 años. Me veo con una carita muy triste, recuerdo que aquel día la maestra nos había llamado la atención a todo el curso por hacer ruido y no conforme con aquello nos había bajado 3 puntos en un examen, ¡fue terrible!, es por eso que llegué a casa demasiado triste y. Mis abuelitos me recibieron con un cálido abrazo como siempre, pero seguía con mi tristeza hasta que mi abuelito que estaba sentado en un banquito de madera me dijo:

-Hija mía, ¿qué te sucede? ¿Por qué tienes esa carita?

-No es nada abuelito…, o bueno, lo que sucede es que…

Le conté lo sucedido y él como siempre tenía las palabras exactas para mí y me dijo lo siguiente

– “Al mal tiempo, buena cara”, esto significa que ante los malos momentos que tengamos siempre tenemos una oportunidad para sonreírle a la vida. ¿Qué quiero decir con esto? Hijita mía, muchas veces los seres humanos nos dejamos afligir por problemas que son muy pequeñitos y solo por eso cambiamos nuestras emociones y tenemos ese mismo comportamiento con las demás personas cuando ellas no tienen la culpa. Es mejor que ante cualquier dificultad siempre mostremos nuestro lado positivo, así que ahora cambia tu carita de tristeza y haz que se dibuje en tu rostro una sonrisa de alegría.

Después de haberme dado aquel consejo sonreí mucho y comprendí que la vida está llena de momentos, unos buenos, otros malos, pero no hay que desperdiciar el tiempo afligiéndonos por los problemas sino haciendo de aquello un aprendizaje y teniendo aquella oportunidad de vivir y si es con una sonrisa es mucho mejor.

Ahora querido lector vamos a ingresar a los recuerdos mentales referentes a temas amorosos, ya hemos hablado acerca de palabras sabías que sirven en el presente y el futuro, pero ahora viene el ingrediente más dulce: el amor.

Nota: es necesario prestar toda la atención del mundo, ponte cómodo porque a continuación vienen los consejos de mi abuelita.

Mi cámara mental nuevamente se detiene, ahora cuando ya tengo 15 añitos o 15 primaveras. Recuerdo que aquel día mi abuelita estaba culminando la decoración porque me iban a festejar mi fiesta de 15 años y en el trascurso de aquello le mencioné que algunas de mis compañeras ya tenían su primer enamorado, pero que yo aún no tenía aquella dicha de conocer el amor y me sentía un poco triste, ya que en las celebraciones de mis compañeras el chambelán siempre era el enamorado de la chica pero en aquella ocasión de mi fiesta aun no tenía a alguien y me sentía apenada por eso, así que mi abuelita me dijo:

Mi querida Keiry, el amor en esta época es muy diferente al que yo viví, pero sin embargo me gustaría que tu vivas una historia de amor como la mía. El amor no es nada fácil, yo me enamoré de tu abuelito cuando tenía 18 años y la manera de conquistarme fue a través de cartas y serenatas en el balcón. No tenía tanta libertad de salir como los jóvenes en la actualidad tienen y si salíamos era acompañada de algún hermano para que me cuide. El amor en mi época era más sincero, más transparente, no existían secretos, simplemente era amor.

Yo a tu edad también tenía las ganas de enamorarme y vivir un romance bonito, es por eso que cada noche oraba para que Dios me permita conocer al amor de mi vida. No te desesperes por encontrar al acompañante de tus días. ¿Sabes algo? El amor llega sin buscarlo, el amor toca tu puerta cuando menos te lo esperas. Así que espera, porque el amor es paciente y estoy segura que Dios tienen reservado a un hombre para ti que te amará tanto como Dios te ama a ti.

Aquel mensaje me sensibilizó mi corazón y comprendí que el amor todo lo espera. Tuve mi fiesta de 15 años y la pasé muy bonito pero lo que más recordaba de aquel día eran las palabras de mi abuelita, después de aquello cada noche aprovechaba para orar y pedir a Dios alguien indicado para mí.

Otro de los recuerdos que también marcó mi vida fue una vez que estaba hablando con mi primo que iba a cumplir un año de relación con su enamorada, por lo que me preguntaba, ¿Y ahora que le doy? ¿Cuál es el regalo perfecto para una chica? ¿Le gustará las rosas o collares?, eran tantas interrogantes que por mi parte podía ayudarle, pero no había mejores consejos que los de mi abuelito, así que fuimos donde él y nos dijo lo siguiente:

Hijo mío, primero te felicito porque cumplir 1 año en una relación no es nada fácil y mucho menos en esta época donde el amor es cada vez más frágil. ¿Sabes algo querido nieto? Lo material es importante, pero nunca se debe comparar con valor que tiene el amor. Está bien regarle un ramo de rosas, collares, ropa, pero quiero que sepas algo: tarde o temprano las rosas se marchitarán, los collares perderán su color y la ropa se desgastará y muchas veces todo eso se arroja a la basura, pero hay algo que nunca se acabará y eso es el amor, mientras exista amor en la relación, lo tienes todo. El amor es el regalo perfecto que puedes dar a una mujer.

Nosotros nos quedamos asombrados porque no esperábamos una respuesta así, pero eso no era todo…

-Nietos míos, ustedes son la nueva generación en la cual el amor suele ser como un cristal, si no lo cuidas se puede romper. Y la mayoría de veces lo dejan caer y al mínimo raspón ya termina. No se preocupen de lo material, sino de lo sentimental. Hijo mío, si aquella persona te ama tanto como tú la amas a ella créeme que lo que sea que le ofrezcas le encantará, no solo porque viene de ti sino porque se lo das con amor. Así que ahora, si quieres darle rosas, dáselas. Si quieres darle collares, ropa o comida, hazlo, pero nunca olvides el ingrediente fundamental, dale siempre amor. Y una última cosa, no solo esperen que sea una fecha especial para darle un obsequio, no porque ya sea tu novia significa que ya no la debas enamorar, enamórala día a día porque solo así garantizarás que el amor sea infinito y para el resto de tu vida.

Aquellas palabras nos cautivaron el corazón y las recuerdo hasta ahora, los consejos de los abuelitos sin duda alguna son los mejores porque no solo dejan un gran recuerdo sino también una huella en la vida.

Mi cámara fotográfica mental está por detenerse, pero la vida continúa regalándome momentos hermosos y consejos valiosos junto a mis abuelitos.

El último consejo más reciente fue en enero cuando cumplí 18 años, estábamos con mis abuelitos y yo les había contado que estaba un poco nostálgica porque la vida transcurre muy rápido y a veces no nos damos cuenta, entonces mi abuelito me dijo lo siguiente:

-La vida es tan corta que los momentos que hoy vives mañana solo serán un recuerdo, pero depende de ti dejar una huella. No importa la edad que tengas, sino lo importante es vivir cada segundo, cada minuto, cada hora intensamente.

¿Sabes algo?, hay muchas personas que viven hasta la vejez, pero sin darse cuenta que estaban muertos hace tiempo, es por eso que es importante vivir sin temor al pasar de los años y hacer de cada día algo realmente extraordinario. A veces los jóvenes como tu suelen decir “solo se vive una vez” y toman decisiones abruptas, pero si tan solo dijeran “solo se vive una vez y por eso tengo que dejar una huella” sería muy diferente.

Y allí fue cuando le dije a mi abuelito:

-Pero ¿Qué podemos hacer con los momentos malos que tiene la vida?

Hija mía, la vida suele interpretarse como una montaña rusa, a veces estas arriba con tus logros, celebraciones y alegrías, pero otras estás abajo con los problemas, pero lo importante siempre es mantener el equilibrio. Los problemas no faltarán, pero depende de ti si te detienes o tomas viada y avanzas con más fuerza.

Después de aconsejarme tan hermoso me dijo algo muy valioso que decía así:

El calendario de la vida te sorprende, hoy estamos aquí pero mañana quien sabe. Es por eso que siempre hay que vivir el presente y recordar que la vida es hoy. Y además aprender a valorar a las personas que tienes a tu alrededor porque hoy las tienes a tu lado, pero mañana pueda que sean solo un simple recuerdo.

¡Deja huella en esta vida¡, ¡El presente es hoy!

Puntúalo

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS