Querido Brian,

los acontecimientos me llevan a ti.

Esto nos hará mejores, decían algunas voces, en plena pandemia y, ahora, estamos en guerra.

Volví a leer tu libro dónde la regresión a vidas pasadas muestra como hemos cometido los mismos

errores una vez tras otra…somos almas, con múltiples vidas,  podemos aprender, sentenciabas tú.

Mi inquietud se paseó por el navegador de mi ordenador hasta que apareció Newton, haciéndonos

inmortales con su piedra filosofal. Hoy en día, seguimos buscando el secreto de la eterna juventud.

Amigo mío, medio mundo mira al sol y el otro medio a la luna. Somos insaciables.

Habrá tiempo para seguir filosofando. Nos vemos pronto, a mi regreso a New York. Abrazos.

M.P.

Barcelona, 17 de abril de 2022

Puntúalo

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS