Obras Independientes

Obras con la etiqueta: poema

Pedazos

Maryfer C

Breve descripción del sentimiento después de la pérdida voluntaria de un bebé.
Seguir leyendo

1

0

La muerte y el tiempo

Ronaldo Acosta.

Para aquella persona con la cual teníamos planeado vida. Pero por obra de la muerte o el tiempo, seguimos en nuestra soledad.
Seguir leyendo

16

1

La Herida

Aixa Bonilla

Me arrastro como un animal herido. Tres gotas de sangre sobre la nieve, un eco torcido en el tiempo atraviesa mi espina dorsal, me susurra: nena, no te decantes por el sueño. No puedo luchar, sé que me voy a desmayar. El peso de mis recuerdos no me deja levantar la cabeza. Olvido con frecuencia...
Seguir leyendo

18

1

Pequeños momentos

Rhebe´Cca

Los pequeños momentos de la vida, pueden ser grandes e intensos; este pequeño libro de poesía es una oda y una chispa de serenidad.
Seguir leyendo

27

1

La Bruja De Las Tormentas

Denisse Ascencio

Tras el rugir del trueno Las sirenas empiezas a cantar y El levante a proclamar: No fue amor ni destino. Sino tres doblones, dos peniques Y una botella de ron. Oro, plata y licor; Atados con la traición A la tormenta convocó. Un día su cantó terminó, En la cueva pirata Su amor, la tormenta...
Seguir leyendo

19

0

Quisiera

_melissa19

Quisiera mirar a través del alma, y ver que mi nombre forme parte de tu destino.
Seguir leyendo

29

0

Adentro

Irene Garrido

Poesía visual. Acuarela y versos de autoría propia. De las pasiones que emergen, y de las que no.
Seguir leyendo

11

1

Del cuero en pandemia

Irene Garrido

Texto cargado de sensaciones guardadas en la piel durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus, combinado con un autorretrato posterior.
Seguir leyendo

7

0

Sombra de un sabor

Irene Garrido

Fotografía tomada en la Playa de Riazor (2019), acompañada del texto: Estos labios, que son más jóvenes que yo, han besado demasiadas veces el adiós.
Seguir leyendo

10

0

Pies de bruma

Irene Garrido

Autorretrato y micropoema. Reflexión sobre el deseo de ser nube, bruma, niebla, para no sentir las piedras del camino y amoldarse a sus formas sin más, sin perderse a una misma, y sin herirse.
Seguir leyendo

16

0