II Concurso de haikus Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja

Convocatoria abierta

II Concurso de haikus

Del 15/07/2021 al 19/09/2021

200 caracteres máximo

300 euros en premios

- comentarios

855 participaciones

Acceso directo a las bases del concurso

 

Foto-haiku del fotógrafo finlandés Pentti Sammallaht

Foto-haiku del fotógrafo finlandés Pentti Sammallahti

La primera edición del concurso de haikus en el Club quiso ser, tras los primeros meses de pandemia el año pasado, un ejercicio con el que volver a los otros ámbitos de la vida de los que el covid 19 nos había alejado bruscamente con el nuevo orden de prioridades que impuso: concentrarnos de nuevo en lo que nos ocupaba antes de todo esto, o descubrirlo precisamente ahora, conscientes de lo mucho que hemos tenido que dejar fuera en este año y medio en el que nos hemos tenido que acostumbrar a tantas restricciones. No se nos ocurrió una propuesta mejor que el haiku, como poesía vivida, como percepción súbita. Y plantear el concurso no tanto como una competición en busca del mejor poema sino como aprendizaje y puesta en común. Quisimos que la convocatoria sirviera para que muchos de nosotros encontráramos en la escritura de los haikus una práctica capaz de enriquecernos, al afilar nuestra capacidad para percibir nuestro entorno. Con esta segunda convocatoria nos gustaría repetir sensaciones, volver a crear esa misma atmósfera que permitió el año pasado que hubiera 1.471 participaciones y más de 107.000 lecturas.

El haiku que ganó fue el de Silvia Asensio García:

En la cascada

van tejiendo las aguas

una cortina.

Otros haikus premiados podéis leerlos aquí.

Lo primero: qué es un haiku

Lo básico: El haiku es un poema breve. Consta de 17 sílabas, repartidas en versos de 5, 7 y 5 sílabas, por este mismo orden.

Sin embargo, en la propia tradición japonesa no se acata de un modo estricto este patrón; y el mismo Bashó —padre del género— lo transgrede en numerosas ocasiones.

En cuanto al fondo, el haiku es —en palabras de Bashó— «simplemente, lo que está sucediendo en este lugar, en este momento». En su obra Introducción al budismo zen, M. Antolin y A. Embid hablan del haiku como de «una percepción súbita, un relámpago de intuición». El haiku, escriben, exige concentración, intensidad de visión, sentimiento y elipsis. El haiku pretende actuar como una piedra lanzada en el estanque de la mente de quien escucha o lee. Es poesía vivida, experiencia poética recreada, invitando al lector […] a participar, más que a quedar mudo de emoción, en tanto que el poeta desaparece de la escena.

Como el haiku de Watanabe Hakusen

Anoche cubrí
mis hijos dormidos
y el ruido del mar.

O el de Jorge Guillén

Fútiles cielos
Sin alguna conciencia
Que los abarque.

O el de Jorge Luis Borges

Bocas sin dientes
Ríen la misma risa
abuelo y nieto.

Ciudad oculta.
Muchedumbre de sombras
al mediodía.

Cómo se escribe un haiku

La tradición de la poesía zen distingue en el haiku cuatro «momentos», que se corresponden con otras tantas actitudes del artista:

I. SABI, o la tranquila soledad

El sabi tiene lugar cuando el entorno del artista está embebido en una completa soledad, en una paz intensa.

En la rama seca
está posado un grajo.
La tarde de otoño.

Con la brisa de la tarde,
de nuevo el agua
lame la pata de la garza.

II. WABI, o el reconocimiento de las cosas normales

Tiene lugar el wabi cuando el poeta se encuentra triste, y en un estado de vacuidad sensitiva. Entonces, las cosas más comunes, más cotidianas, se le hacen patentes en su asombrosa naturalidad.

Desolación del invierno.
En los charcos de lluvia
saltan los gorriones.

III. AWARE, o el eco del pasado

El aware se refiere a una tristeza más honda, a una emoción teñida de nostalgia.

Se va el otoño,
y escondido en la yerba
un arroyuelo.

IV. YUGEN, o la percepción enigmática del sentido de las cosas
Cuando la visión reflejada en el haiku capta un hecho súbito y misterioso que deja tras de sí la estela de un enigma, se produce el estado de espíritu yugen.

Salta la trucha,
nubes cruzan el fondo
de la corriente

Lo que define a un haiku

  • Su capacidad sintética. Cómo condensa un estado emocional, un paisaje o una experiencia en tres versos brevísimos.
  • El uso de la imagen. En todo momento la vivencia tiene que saltar a los ojos del lector, expresada en imágenes concretas.
  • Y, sobre todo, evitar, a toda costa, lo gratuito». En el haiku todas las palabras, todas las imágenes, pagan peaje. Se trata, pues, de seleccionarlas con mucho cuidado, atentos a las relaciones que se establecen entre ellas.

Haikus y fotografías

Podéis animaros también a hacer una composición con un haiku y una imagen. Os dejamos un ejemplo del reto que recientemente el diario La Vanguardia lanzó a sus lectores.

Características del concurso

Cada autor puede subir un máximo de 3 participaciones (con un haiku de un máximo de dos estrofas cada una).

La convocatoria comienza el 15 de julio y el plazo de admisión de originales abarca hasta el 19 de septiembre. Las votaciones de los miembros del Club serán del 20 de septiembre al 17 de octubre.

Para poder acceder a los premios será necesario haber puntuado un mínimo de 20 obras en el periodo de votaciones. El Club es un espacio para ser leído y comentado, pero también para leer y comentar las obras de otros.

El autor no podrá retirar su participación una vez cerrada la convocatoria.

La organización no mantendrá correspondencia sobre las bases del concurso. El participante debe leer detenidamente las bases completas. Puede consultar sus dudas también en Preguntas frecuentes.

Puedes consultar las Condiciones generales de los certámenes del Club de escritura, así como el Pacto ético que involucra la participación.

 

 

* Imagen de la portada: Chema Madoz, Untitled, 1993.


RECOMPENSAS Y PREMIOS

Un primer premio a una obra elegida por el jurado

– 200 euros en metálico

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo

Un premio especial al ganador de la votación popular

– videotaller de Jesús Aguado «Cerezos, ciruelos, banianos: Taller de poesía china, india y japonesa»

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo

Un premio especial al mejor lector

– videotaller de Jesús Aguado «Cerezos, ciruelos, banianos: Taller de poesía china, india y japonesa»

A los finalistas elegidos por el jurado

– publicación de la obra en un libro electrónico colectivo


COMPARTE ESTA CONVOCATORIA

OPINIONES Y COMENTARIOS