BESOS MIOS, TUYOS Y DE ELLA

BESOS MIOS, TUYOS Y DE ELLA

Valia Zu

30/01/2021

Había prometido no estar con un hombre casado pero con él hice una excepción, ese tipo de relación nunca funciona. Esa fue la razón por la que acepté su propuesta, no estoy lista para encontrar el amor por lo menos no durante un tiempo. Mentiría si digo que nunca tuve fantasías con sus besos pero jamás imaginé que podrían hacerse realidad, era un fruto prohibido que no me atrevía a probar.

Algunos se preguntarán ¿De qué sirve dar un beso sin amor? Déjenme decirles que no todas las acciones que realizamos tienen que tener un objetivo mayor, es similar a ver películas los sábados por la noche o tomar un café caliente por las mañanas, simplemente lo haces por placer.

El deseo que siento por él crece cada vez que entro a su oficina, sus ojos emanan una mirada provocativa y su sonrisa me cuenta lo que pasará después. Sin pensarlo nos vamos por aquel camino que ya conocemos de memoria, nuestro destino es un lugar sin testigos, alejados de la vida que conocemos. Me toma de la cintura asegurándose que no vaya a escapar, nos acercamos decididos a dejar que nuestros labios marquen su sendero por nuestros cuerpos una y otra y otra vez. Un solo beso es suficiente para embriagar todos nuestros sentidos, un solo beso es suficiente para dejarse llevar, son besos de puro placer para nuestra piel. Por unas cuantas horas él es mío y yo soy suya, es la única situación en la que invocamos nuestros nombres.

Cuando todo eso acaba ya no estamos entumecidos por el deseo, es tiempo de volver a la realidad. Mis besos y los suyos se despiden hasta un próximo encuentro, hasta el momento en que nuestros cuerpos y nuestros labios quieran volverse a quemar con la pasión que los llama cada vez que se juntan.

Luego de nuestra despedida regresa a su hogar, sus labios ya más calmados están listos para recibir los besos de amor de ella, delicados, cálidos y suaves le dan la bienvenida, ella le entrega un beso de amor que no solo se aloja en la piel sino que también lo transmite el corazón. Cada mañana y cada tarde se encuentran para expresarse que todo va bien. Cada noche se encuentran para amarse, cada beso de amor que comparten saben tan dulces para ella, anulando su intuición para detectar que esos mismos labios han dado besos de puro placer.

A él le gusta dar besos aquí y allá, sabe muy bien que es infiel a su piel, es infiel a sus labios, es infiel a sus caricias, ha perdido la batalla ante el deseo carnal pero asegura que nunca ha dado besos de amor a otra, su corazón siempre estará sellado con el nombre del verdadero amor de su vida, su compañera de aventura, la madre de sus hijos…su esposa. No es traición mientras su corazón siga llamándola.

Puntúalo

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS