En una habitación yacía un cuerpo perfecto, una silueta concebida a imagen y semejanza de sus creadores, estaba en reposo, solo con signos vitales que le permitían el normal funcionamiento de sus órganos recién diseñados. Adaptados para un lugar, donde tenía que descubrir y dominar los cuatros elementos recreados para su desarrollo como especie, la masa de huesos y músculos, aún inertes, para lograr la sobrevivencia como especie tenía el reto de manipular el fuego, el aire, la tierra y el agua. Era el proyecto Telomero. Entre los bio-ingenieros, discutían cuestiones que ellos consideraban bioéticos, unos creían que era una amenaza, otros conceptuaban que era necesaria tal creación. Entre detractores y defensores, aquel cuerpo tenía un destino incierto. Ya que sus difamadores estaban convencidos de destruir tal abominación.

Hasta donde nuestra imaginación nos pueda llevar, existen lugares con civilizaciones que alcanzaron lo más divino y consagrado del conocimiento, materializado en las invenciones más excelsas y creativas. Aquello era una cuestión de dioses, de los inmaculados bio-ingenieros, siempre inquietos, insaciables de sus actos creativos, dueños de las más increíbles y extrañas bio-patentes regadas por los confines del universo.

Con sus invenciones han fecundados todos los horizontes cosmológicos por ellos explorados, han regado los rincones del cosmos de seres con perfecta sincronización biológica, y con genomas tan abundantes y variados como el universo mismo, con facilidad de adaptación a mundos de diferentes formas y leyes. Son creadores de mundos enteros los cuales los consideran como sus más preciados laboratorios, vencedores de la mortalidad, sin duda se glorificaron como los dioses del universo, de los cielos. Son los padres, los dioses del conocimiento, los dioses de la más excelso de la biotecnología. Dueños y amos del nano-universo, de la bio-robótica, artífices de la nano-tecnología, diseñadores de átomos, creadores de lo celular, dioses de la inteligencia artificial, progenitores de los avances más sorprendentes de aquello que se conoce dentro de sus adelantos como la procreación, vida, domadores de las distancias, forjadores del tiempo.

Pero, sentían que faltaba algo en algún lugar del recóndito universo, la ambición e insatisfacción era tan grande como su interés por crear especies nuevas.

Una patente designada como GENADN-100000-Telomero. destinado para un recóndito lugar identificado en el cuadrante Gamma, había generado conflictos de interés muy controversiales y estridentes, la especie nueva estaba destinada en un sistema planetario muy distante, donde habían creado un sistema solar con dos planetas gemelos muy cercanos a su estrella principal, ubicado con tal precisión que permitiría el éxito del proyecto Telomero, ya que se encontraban los elementos fundamentales para sostener cualquier tipo de vida, que en principio desde el nivel celular podría evolucionar de manera estable.

Para la aprobación o anulación del proyecto designado como GENADN-100000-Telomero, se sometió a consulta, ganado la aprobación. Aprobado el proyecto, se designó a los ingenieros terminar con la especie designada como humana, la raza humana, los hijos humanos. Se precisaron las más finas instrucciones y la utilización de los más excelso de lo que se conocía para crear un ser pensante, proveerlo de un órgano que le permitiera generar conocimiento. El gran Rankus, ‒hemos llenado los confines del cosmos con seres cuyas habilidades provienen del instinto, sin razonamiento, sin disertación de sí mismos, los cuales los conocemos como animales, provistos de particularidades genotípicas para defenderse de su medio, de su hábitat, son seres especializados. En cambio, este nuevo ser creado a nuestra imagen y semejanza por nosotros no será un ser especializado, no tendrá nada, su principal arma como la nuestra será la racionalidad, la inteligencia, su cuerpo estará indigente ante las calamidades de su mundo, este humano, será provisto de un órgano los cuales los ingenieros lo han llamado cerebro, diseñado para la acción y los desafíos que le espera como especie. Serán los creadores de humanidad, su base fundamental será la generación de conocimiento, tal y cual lo hicimos nosotros, serán el germen del conocimiento donde se le asigne su ubicación y desarrollo como seres, como una especie, capaz de discernir, y destinada a conocer los misterios de la verdad divina, quizás puedan llegar a ser dioses de la tecnología a su forma, sin embargo, estaremos vigilando su evolución, y estudiaremos sus aciertos y contradicciones.

Los bio-ingenieros en su reporte de génesis, lo denominaron como la especie humana, el hombre, será capaz de evolucionar, hasta que forme sus códigos que le permita establecer y crear cosas, instrumentos, diseñar y explorar, vivirá en sociedad, este será su medio ambiente natural, una vez dominado y comprendido las multifactoriales relaciones del mundo cósmico y nano mundo que regirá sus leyes del conocimiento, será un ser con increíbles capacidades de adaptación, será complejo, e indescifrable, podrá matar a su misma especie, también será un ser lleno de amor, y comprometido con su humanidad, desde la nada, como nuestros ancestros dominarán como dioses de la tecnología, los mares, el aire, la tierra, se conocerán a sí mismo, descubrirán su carga genética, explorarán otros mundos, amenazará su existencia como especie, tendrá que corregir los errores que hemos dejados deliberadamente en sus genomas, que lo sumergirá en síndromes y enfermedades.

La principal y primordial tarea de esta nueva especie será inventarse y darse forma a sí mismo y ocupar un espacio en los confines del universo. Están concebidos para ser dioses tecnológicos.

Esperamos no equivocarnos.

Inicien la secuencia, envíen los meteoritos con la carga genética, y comience con el experimento. El proyecto GENADN-100000-Telomero. Ha comenzado. Envíen cargas a ambos planetas.

De igual manera, incluyan en forma de máscaras y como eventos fortuitos, los cerebros extraordinarios que deben surgir de manera aleatoria, que ayude a la especie humana a dar saltos tecnológicos significativos.

Esta era una clara amenaza para los detractores del proyecto, en secreto se reunieron para comenzar con una serie de acciones para hacer fracasar a la raza humana. Ya que según ellos ninguna otra especie en el universo, debía conocer y dominar los secretos del conocimiento.

Puntúalo

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS