Texto:               

Alcubierre ( Huesca). Derramaste tu sangre por unos ideales y aquí siguen, impregnando esta tierra para siempre.

 Reverso:  Querido George, te escribo desde las trincheras de Alcubierre, donde pudiste comprobar que la estupidez humana no tiene límites. Sabías que los totalitarismos seguirían matando inocentes y que sin cultura, no habría paz.

Por favor, préstale tu pluma a la paloma y que vuele, y que vuele…

Puntúalo

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS