Incognita colectiva

Incognita colectiva

camila vittar

06/03/2020

El veintidós ya es historia.

Recuerdo saludar a su chófer cada tarde. «El Pulga» le decíamos, por cómo te hacía saltar. Un hombre misterioso; nunca nadie lo vio fuera del colectivo. Algunos borrachos aseguraban que su cuerpo era parte de la misma maquina, otros afirmaban que no sabía caminar. Los demás, elegimos acostumbrarnos y no preguntar.

La última vez que lo ví, el veintidós chocó brutalmente contra un auto. Unos pocos corrimos a socorrer a los pasajeros, pero no encontramos a nadie. Ni siquiera El Pulga estaba. Aunque salimos a buscarlo, fue inútil.

Esa noche, el colectivo también desapareció.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS