De luces y oscuridades

De luces y oscuridades

Enrique Crusellas

01/07/2019

Cada palabra intenta explicar una experiencia.

Cada frase intenta convertirse en un viaje imaginario
Se puede convertir en una excitación sexual
Las letras reemplazan a tu cuerpo, a todos los cuerpos que piensas.
El poema, entonces, es como la sangre que fluye en ti
Nunca llegaras a tocar el sol, jamás te sentará al borde de la luna
Solo poseerá la palabra,
Solo tendrás tu imaginación para volar o descender al centro de la la tierra, al fuego eterno si es que existe.
Y te darás cuenta que no sólo eres un cuerpo,
Y te darás cuenta que tu eres todo.
Dios, demonio, mendigo, rey, vagamundo, intelectual, carpintero, profesor, estudiante.
Y, entonces, dejaras de buscar la razón, dejaras de buscar el conocimiento.
Solo andarás.

Puedo ser tu poeta maldito,
Puedo ser tu alcohólico preferido
Tu amante
Tu gigoló.
No importa.
Ya perdí mi orgullo.
Puedo ser tu mascota,
Puedo escribir poesías para tu novio, tu amante.
Puedo calentar tu cama
Me puedes despreciar
Me puedes ignorar
Pero siempre estaré cerca de ti.
Solo me importas tú.

Gente sin rostro, cuerpos en negro.

Gente sin nombre, gente con el pasado siempre a cuestas.

Gente que estira los brazos y nunca alcanza nada.

Gente que abraza al mundo entero y solo recibe la brisa del mar en la cara.

Gente que no entiende como puede también pertenecer al genero humano.

Si , ellos son los únicos que imitan el calvario de Jesus en la tierra

ellos son los mártires que murieron por todos nosotros, en cambio nosotros no rezamos por ellos.

Bienaventurados dicen que son porque alcanzarán los cielos.

Y nosotros, en la tierra, les damos la espalda.

Entre melodías voy pasando las noches.
Ando mareado por las calles de la ciudad que me vio nacer
Por las otras piso con paso firme. No quiero recordar a nadie mi pasado.
Solo guardo algunos recuerdos, y decepciones que no quiero olvidar.
Entre juegos voy esquivando la vida,
Ya no quiero celebrar más cumpleaños ni fiestas de fin ni comienzo de año.
Ya no miro los calendarios, he vendido mis relojes.
Ya he dejado de escuchar publicidad,
Mi única religión es la música,.
Mi único refugio son los besos de madrugada
Mi única muerte es dormir después de amarte, después de destrozarte.
He decidido escapar de mi familia.
No llamar más a mis amigos.
Tener mil identidades, mil mascaras,
No tener identidad.
Diluirme entre la gente.
Desaparecer, volver, huir, regresar.

¿ Cuánto tiempo hace ?
¿ Cuántas horas, días, noches?
No recuerdo caerme,
¿ Me lastimarte?, ¿Te hice daño?.
Solo recuerdo que fui en busca del olvido,
Solo recuerdo que fui en busca del vacío.
No me despertéis todavía,
No digáis a nadie donde estoy.
No quiero volver a la rutina
No quiero regresar
Tengo miedo de enfrentarme a la vida.
No deseo más angustias
Ayúdame, hermana, a seguir mi camino sin despertarme.

No me robes el sol, que tengo frío.
No me quites la luna, que tengo sueño.
No me escondas las nubes, que quiero volar.
No me quemes los libros, que quiero soñar.
Píntame el cielo de verde, que quiero imaginar
No me seques el mar, que quiero descubrir.
Déjame solo en cualquier ciudad, que me quiero perder.
No me quites la melodía, que quiero bailar.
Que solo quiero bailar, dormir, vivir, soñar, llorar, reír.

De soledades y conocimientos.
De oscuridades y caminos.
De melodías y silencios.
De vida, vida, vida.
De lealtades y traiciones.
De huidas y regresos.
De miedos, miedos, miedos.
De fresas y miel
De infidelidades,.
Vida, vida, vida.
De despedidas y naufragios.
Desde la cordura a la esquizofrenia.
Desde la distancia, la luz.
Desde la oscuridad, el vacío.
De bailes y mascaras.
Vida que asoma
que se te acerca.
que te abraza.
Que desaparece.

La ciudad es Lou Reed, John Lennon,Sid Vicious,Frank Sinatra, Miles Davis, Truman Capote, Paul Auster,Woody Allen, es el alcohólico, el drogadicto de la esquina,

Es el triunfo, la gloria, la derrota.

Las calles son gente andando anestesiadas por antidepresivos
Es la ambición de Warhol, el amor al dinero ,

Es la banalidad de las fiestas envidiadas, deseadas por la gente vulgar y corriente, llenas de cocaína y champagne.
La ciudad es también el whisky barato,
los tragos de vino barato para combatir el frío de inviernos desesperanzadores.
Son melodías compuestas de suciedad y polución.
Son salas de jazz llenas de humo y botellas siempre a tu disposición.
La ciudad son televisiones encendidas, son paseos nerviosos por los pasillos de las casas a altas horas de la madrugada.
Es acostarse juntos por primera vez,
Es dormir aburridos espalda con espalda.
Son peleas vistas desde la ventana,
Son sirenas que aúllan por las calles.
La ciudad son los parques llenos de felices y satisfechas familias.
Son hipócritas y sumisa risas en las comidas de empresa,
Son Iglesias de gente arrepentida solo por el tiempo que están rezando o de confesión,
(después continuarán con los malos tratos a su mujer y violando a sus hijas).
Las callejuelas son escenarios de ajustes de cuentas,
son inspiración para novelistas, fotógrafos, cineastas, para que gente observe la verdad de la vida, las miserias, mientras se atiborra de palomitas.
La ciudad es pizza y coca cola a domicilio
La ciudad es un campo de fútbol.
La ciudad son sueños y realidades.

Es la vida y la muerte.


Te oí llorar pero no me acerqué a ti.
Te oí gritar pero me marché en silencio.
No me atreví a mirarte,
no me atreví a hablarte,
Te acercabas a mi, pero siempre te esquivaba
Solo podías ser mi amor platónico
Solo eras mis sueños en las noches,
Solo eras mis pensamientos en mis aburrimientos,
Y era feliz así,
Y era feliz así,
Feliz en mi cobardía,
Los años fueron pasando rápido,
y no pude dejar de pensar en ti.
Ojalá hubiera tenido entonces la valentía necesaria para hablarte,
Entonces igual no hubiéramos tenido ahora de conocernos en el cielo.

Cuando fuimos fuego,

cuando no recordábamos donde estaba nuestra casa,

cuando quisimos ser Bonny & Clide.

Cuando no teníamos planes,

no teníamos ambiciones.

Solo nos teníamos a nosotros, y el resto del mundo nos sobraba.

Solo nosotros con la luna vigilándonos, mientras bailábamos con los pies hundidos en la orilla, hasta que tropezábamos y rodábamos abrazados hasta el mar. Las estrellas nos sonreían mientras nos protegían.

Fueron tiempos de ida y vuelta,

de abandonos y reencuentros.

No preguntábamos nada,

Solo fluía, así estaba bien.

Todo era libertad, no sabíamos de política,

ni de leyes ni consignas, ni lemas, y ni buscábamos ni pretendíamos tener la verdad sobre nada.

Solo teníamos la provocativa lengua de los Stones, invitándonos a chuparla, a saborearla.

Cuando todo era rock.

Voy a ir robando estrellas de una en una, hasta que el mundo quede en la más absoluta de las oscuridades.
Las guardaré en los bolsillos y las iré colocando en todos los ojos tristes que me vaya cruzando.
Otras las esparciré por los caminos, por las ciudades, por los mares, para que las recoja quien quiera.
No me importa la negrura del mundo, solo quiero personas llenas de luz

Amor es regalarte mis viejos y raídos tejanos,

regalarte

mi desgastada camisa que siempre me resisto a tirar,

ofrecerte mi único abrigo.

Amor es darte mis ya rayados discos de blues y rock.

Amor es regalarte mis viejos libros subrayados, emborronados.

Amor es darte a leer mis diarios,

Amor es darte mi primera y última copa,

Amor es obsequiarte rosas y espinas.

Amor es regalarte mi perro.

Amor es un ferrocarril que pierdes,

y vagas por el andén hasta el próximo tren.

Amor es una cama sin hacer ,

un televisor apagado,

Una melodía incesante.

Amor es ir en contra de todo y de todos,

Amor es lucha.

Amor es iluminar la noche y oscurecer el día,

amor no es estar ni el cielo ni en la tierra.

No es una calle mojada al anochecer,

ni contemplar el sol y las estrellas.

Amor no es un paseo por la orilla de mar.

Amor no es ceder.

Amor no es transigir.

Amor es libertad.

El olor del campo recién mojado.
La lluvia tras las ventanas
El reloj parado.

Cayó la luz del otoño, dando paso al imprevisible invierno.
Caminando desde las lluvias en busca del calor.
Caminando entre las sombras en busca del resplandor del sol.
De cada esquina de la ciudad se nutren los poetas y los drogadictos,
de cada esquina del viejo malecón viven las amas de casa sin ya ninguna ilusión, y los adolescentes fugados de sus casas, descubriendo la vida que para ellos empieza.
Sentados en el borde del mar, una mezcolanza de personas, aguardando el barco que le permita volver a tener ilusiones, a despertar un nuevo sentido a la vida.
Mientras esperan se cuentan batallas, experiencias, historias de amores, desamores, historias de lealtades, de traiciones, mientras los más jóvenes escuchan.
Todos desean que el invierno acabe rápido, y que llegué la esperanzadora primavera.

Silencio, silencio,

Solo quiero escuchar el batir de las hojas en las ramas,

el rumor del viento.

Dejadme solo.

¿ Quién es esa mujer que sobresale entre los carrizales, que parece emerger de las profundidades marinas?.

No he visto mujer mas hermosa, mas enigmática

¿ Será real ?,

no sé, pero me tiene hipnotizado,

Me tiemblan las piernas, estoy paralizado.

Quiero huir , estoy asustado,

¿ Será la muerte que me espera ?.

Y si asi fuera,

¿Cómo debería actuar ?.

¿ Matando a la muerte ?, ¿ escapando ?, pero ¿ a dónde ?

Quizá solo sean alucinaciones mías,

Quizá sean solo recuerdos de mis seres queridos ya fallecidos que han venido del mas allá a verme a través de esta mujer.

Silencio, dejadme solo sintiendo el mundo, sintiendo el universo, antes de irme.

De repente, la vegetación se va marchitando, los océanos se van evaporando, la naturaleza finalmente desaparece. Todo se convierte en desierto. La vida se va extinguiendo.

Alzo la vista hacia el cielo, y vuelvo a ver la imagen de la mujer recortada en el firmamento, que me hace gestos para que me acerque a ella, y yo no puedo rechazarla.

Tu puntuación:

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS