II Concurso Historias de Familia Fundación Escritura(s)

Convocatoria cerrada

II Concurso Historias de Familia

Del 25/11/2015 al 10/01/2016

1000 palabras máximo

Valorados en 1.500 euros y publicación de los relatos seleccionados

- comentarios

376 participaciones

14-03-2016 Publicado el fallo del jurado sobre los premiados: ver aquí

Colgante de Ashley Gilreath

INTRODUCCIÓN

“Los álbumes de fotografías familiares son un tesoro de informaciones, nadie puede reconstruir una novela familiar mejor que una imagen.”

W. G. Sebald

La primera edición de “Historias de familia”, que se desarrolló en abril y mayo de 2014, tuvo unos números reveladores: Concursaron 705 relatos originales y generó más de 30.000 votaciones, más de 100.000 comentarios y casi 300.000 lecturas. Nos gusta escribir de la familia, buscarnos en ella, sacar de ella los relatos que puedan explicarnos. Volvemos, por tanto, con una segunda edición que suma nuevo material, con la presentación del libro que recoge los relatos ganadores del año pasado, publicado en formato digital y distribuido a través de Google Play, y el apoyo a un documental con temática familiar, África 815 de Pilar Monsell, a quien entrevistamos para que nos cuente cómo ha barajado en su obra distintos registros de la memoria  (textual, fotográfico, audiovisual).

Recuperamos el texto con el que abrimos la primera convocatoria, al que sumamos nuevas ilustraciones y, al final, unos materiales anexos renovados:

El álbum familiar tradicional como organización de imágenes ha sido uno de los tesoros de la estructura familiar, signo inequívoco de una iconografía cotidiana: se construye a partir de fotografías tomadas aquí y allá; y es también literatura porque participa de un argumento y unos personajes, cuando no de la presencia tácita de un narrador que escoge y organiza las fotografías de una determinada manera, las censura, hace sus propias elipsis en el tiempo, o inserta fotos de otros narradores-fotógrafos.

 Mother and son, de Denis Dailleux

Existen incontables historias extraordinarias en todas las literaturas del mundo fruto del puro testimonio familiar o que se inspiran en hechos familiares en los que las imágenes tuvieron un protagonismo. En el ámbito de lo testimonial, citar por ejemplo el caso del famoso crítico de cine francés Serge Daney, cinéfilo entre cinéfilos e hijo del cine, que sólo conoció a su padre, actor, en la pantalla de un cine. O el conocido caso de Fernando Arrabal: cuando era pequeño, en el álbum familiar, su madre había recortado y hecho desaparecer la imagen de su padre en todas las fotografías de la familia.

La fotografía familiar posee además esa propiedad de construir de forma efectiva una identidad grupal e individual, un ente cohesionado, apellidado; y de dar a lo cotidiano una permanencia sólida en el tiempo —con su inevitable carga de teatralidad (solemne o jocosa)—, además de dar lugar a muchas lecturas, interpretaciones y comentarios. Aunque a veces el desenlace que aguarda a esas imágenes no puede ser más triste: en algunos desalojos, desahucios, defunciones, ese tesoro acaba en baratija de chamarilero.
Algunos escritores han encontrado en ese hecho una fuente de inspiración, como es el caso del gran escritor alemán W.G. Sebald, quizás el autor que mejor ha sabido integrar las imágenes, y en particular las imágenes familiares, en relatos de ficción de alto valor literario. Adjuntamos un interesantísimo y raro testimonio de este autor de culto, en el que repasa algunos de los aspectos sobre el uso de fotografías en sus novelas y relatos:

 También conviene recordar que al decir «familia» no siempre esta se refiere a parentescos «genéticos» o «tradicionales». Por ejemplo, en la Iglesia católica, el uso de las palabras padre, hermano, hermana, no es casual. Por su parte el recuerdo de la expresión «la gran familia comunista», remite a la frecuente suplantación de roles familiares que a veces convoca la militancia. Y aún en el ámbito de las tribus urbanas, nos viene a la memoria el caso de la fotógrafa norteamericana Nan Goldin y su famoso trabajo «The balad of sexual dependency», recopilación de fotografías de sus amantes y amigos en la intimidad, un diario realizado en los 80 sobre cuyas imágenes Nan Goldin aclara «son mi historia, mi familia».

Queremos aquí proponer un concurso que tome las imágenes familiares (o fotos o escenas de películas domésticas) como punto de partida… o de destino. El resultado será una “micro-historia de familia”, real o ficticia.

El concurso se convoca en varios registros que conviven a la misma altura: Relatos de texto con o sin fotografías, series de fotografías con o sin texto sobreimpreso y cortos audiovisuales.

A la hora de resolver la historia, ya sea en su versión más inclinada a lo textual, a lo fotográfico o a lo audiovisual, la creatividad formal y la originalidad del enfoque temático serán los aspectos más valorados a la hora de determinar el mérito de cada aportación. Puede seros útil esta reflexión de Christian Boltanski sobre los riesgos que entraña la búsqueda de clichés para captar de verdad la realidad.

Esta introducción ha sido compuesta con fragmentos de los materiales técnicos de la sección «El oficio del escritor» en su entrega dedicada a W. G. Sebald y de la sección «Teoría y Práctica del Relato» en su entrega dedicada a «Familia, inagotable fuente de inspiración». Estos materiales han sido cedidos por el  Taller de Escritura Creativa  impartido en Fuentetaja tanto en versión online como en versión presencial (en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao, Valladolid y Salamanca). Durante el tiempo que esta convocatoria esté vigente se difundirán en el Facebook de Fuentetaja algunos ejemplos del uso de fotografías familiares en distintas obras de creación, ejemplos que también serán extraídos de los materiales técnicos del Taller de Escritura Creativa.

el libro

En el prólogo a Historias de familia, el libro que publicamos en Google Play con algunos de los relatos de la convocatoria anterior, señalamos sus dos objetivos, lo que buscamos con estas historias que se inspiran en una fotografía de familia: Hacer creíble lo que se cuenta, dotarlo de ese halo de verdad que constituye toda emoción auténtica, el objetivo último del arte. Pero valiéndose los autores de distintos registros, y mezclándolos, usando palabras, pero también imágenes y video y audio, sin deudas con la ortodoxia. Este libro es un fantástico compendio de fotografías de familia, un álbum universal: las historias se apoyan entre sí gracias a la fuerza de un acusadísimo contraste, a la vastedad de puntos de vista y de sensibilidades que se conjugan frente a uno de los grandes temas universales. Pero es también un collage, o una vidriera: un relato abiertamente fragmentado.

Dicho de otro modo, cambiadas las perspectivas: Historias de familia es digital hasta las últimas consecuencias: Cada experiencia de lectura es una experiencia única que dirige cada lector con la selección del dispositivo, o del formato, y con la elección entre configurar una linealidad en la lectura o decantarse por la lectura enriquecida por algunos de los caminos que sugieren las palabras o imágenes con enlaces. El libro queda en manos de un lector con mucho más poder de decisión sobre a dónde prefiere que lo lleve el texto. Pero su naturaleza fragmentaria supone también una gran variedad de sensibilidades y miradas. Con un tema tan sensible y emocional, la obra alcanza un enorme poder evocador: una variedad de registros, enfoques, tonalidades, sutilezas narrativas y matices lingüísticos fuera del alcance de la imaginación y el oficio de ningún escritor profesional que se propusiera escribir sobre la familia.

Se puede adquirir el libro a un precio muy módico (0’50 euros; la mitad de esa cantidad se destinará  a sufragar los costos de la preparación de la edición y la otra mitad de lo recaudado hasta la fecha en que concluya esta convocatoria se destinará a incrementar la dotación de sus premios). Para ello, haz clic en la imagen de portada.

unos pocos casos documentados

Nos interesa también su tratamiento audiovisual. Como tema universal, punto de partida de grandes historias, que además admite (y casi pide) la inclusión de distintos registros narrativos. Nos interesa cómo el director que hace de su familia el objeto de su película recrea esa intimidad para volverla arte, cómo se enfrenta a una historia que lo afecta tanto, que lo expone tanto, obligándolo a formularse preguntas demasiado recónditas, incluso dolorosas. Cómo asume y expone su vulnerabilidad, cómo decide lo que puede contar y lo que no puede contar (la tentación de la autocensura). Cómo cuaja, en definitiva, una historia que lleva mucho tiempo acompañándolo, de la que le es tan difícil distanciarse.

Como en África 815, la película que Pilar Monsell construye con las memorias escritas por su padre, La vida en rosa, pero también con su testimonio directo, con las fotografías de su archivo y con los videos domésticos que guarda la familia.

La historia que sirve de fondo es la vida de Manuel Monsell a partir de su viaje al Sáhara con 27 años como médico militar. Pero lo que busca la película -con un tema propio- es ser respuesta a la dedicatoria que el padre escribe a sus tres hijos en el tomo tercero, que es también una disculpa y una justificación de su boda y su paternidad (como “proyecto ilusionado pero poco realista”): Sin querer juzgarlo, el suyo es un ejercicio de comprensión, de acercamiento, de querer conocerlo mejor, escuchar su explicación después de tanto tiempo conociendo su historia, centrada en su homosexualidad. El material con el que construye la película son esas memorias de su padre, pero tras un proceso de comprensión y asimilación que hace de la directora también protagonista (y narradora): Ella subraya y lee los libros (pone ella la voz), ella decide comenzar la historia con el tomo segundo de esas memorias, y es ella quien va al encuentro de su padre y quien le hace las preguntas. Apenas sale en la película, solo se graba los pies (junto a los de su padre) y de espaldas hablando con él, pero el documental es también o sobre todo el descubrimiento que hace una hija de su padre, ese ejercicio de empatía que justifica ese segundo registro que es lo audiovisual (el que recoge el diálogo, la comunicación) sobre los textos y fotos de su padre.

De estos temas le preguntamos en una entrevista, ante el estreno en salas de la película.

Pilar Monsell entrevistada por el Club de Escritura(s) Fuentetaja

Nos han gustado también Fotografías, de Andrés di Tella, y Ana y yo, de Primavera Ruiz: dos indagaciones emocionantes y bien construidas en las vidas opacas de sus madres. Las hemos comentado (y podéis ver los trailers) aquí:

OTRAS HISTORIAS AUDIOVISUALES DE FAMILIA

CARACTERÍSTICAS DE LA II CONVOCATORIA

La convocatoria tiene las siguientes características:

1. El concurso se desarrolla en la plataforma del Club de escritura Fuentetaja, ampliamente testada y diseñada específicamente para dar cabida a este tipo de procesos, facilitando siempre la máxima participación, interactividad y transparencia. Los concursos que convoca el Club de escritura Fuentetaja son abiertos: desde el mismo momento en que se presenta una obra, esta se abre a la lectura, al comentario y a la recomendación por parte de cualquier visitante del club. Más adelante, la obra se somete también a la votación, en el entorno de un sofisticado sistema de programación y bajo el control de reglas destinadas a evitar abusos.

2.  La convocatoria se realiza en tres registros:

A. Relatos de texto, que deben incluir fotografías, bien hilvanadas, bien añadidas al final como muestra documental que da origen al relato sin que necesariamente formen parte de él. Importante: la inspiración del relato tiene que surgir a partir de una o varias fotos (o escenas de películas domésticas o incluso otros registros como un dibujo o una carta) que de una u otra manera puedan considerarse «de familia», real o ficticia, ya se integren o no en el propio relato. Si no se integran dentro del texto, deben acompañarse  la/s fotografía/s al final, después de la palabra Fin, palabra que es la forma de señalar que las fotos van solo como referencia de la inspiración del relato.

B. Serie de fotografías con o sin texto sobreimpreso, donde la imagen es clara protagonista y el texto, nunca más que unas frases, se encarga de darle un apoyo; puede ser en forma de postal/es, collage, “fotonovela” (fotorrelato corto en este caso)…

C. Cortos audiovisuales donde la imagen y el audio atiendan a la temática propuesta, bien como un registro de relato oral —por ejemplo con una historia familiar contada con ingenio y talento por un familiar—, como montaje de imágenes familiares con o sin voz en off, o como una composición libre que de una u otra manera cumpla con la temática propuesta.

Requisitos básicos: máximo de diez fotografías; textos de un máximo de 1000 palabras; vídeos (alojados en plataformas externas del tipo Youtube o Vimeo) de una duración máxima de cinco minutos.

-Fechas: La convocatoria comienza el 25 de noviembre de 2015 y su plazo de admisión de originales abarca hasta el 10 de enero de 2016. Votaciones del 11/01/2016 al 10/02/2016. Fallo: 14 de Marzo de 2016. Cabe la posibilidad de que las fechas para las votaciones varíen ligeramente para poder aplicar mejoras en la plataforma que exigen la interrupción del servicio.

BASES Y CONDICIONES GENERALES 

El concurso se regirá por las siguientes BASES:

1. La participación en este concurso, así como el registro en el Club de escritura Fuentetaja, es gratuita. El concurso se dirige a las personas mayores de edad registradas en el Club de escritura Fuentetaja. Se puede participar desde cualquier lugar del mundo. Este registro es totalmente gratuito y no supone ninguna obligación de compra. No optarán a los premios los trabajos presentados por los empleados de Paradójica SL -empresa gestora de Talleres de Escritura Creativa Fuentetaja- o representantes de Fundación Escritura(s), ni sus familiares directos. En esta plataforma es necesario usar la identidad real, única forma de garantizar una única aportación por persona en cada actividad. Para optar a los premios de las actividades cualquier persona que se registre debe facilitar datos como dirección y teléfono que, en caso de duda, permitan verificar la identidad del concursante y/o votante y descartar la creación, por un mismo usuario, de varios registros bajo identidades diferentes; esos datos también son necesarios para garantizar el envío automático de premios en sus distintas categorías —concursante, votante, comentarista de obras a concurso—.

2. El tema del concurso es una Historia de Familia, real o ficticia. Los participantes deberán registrarse en el club de escritura Fuentetaja o en la aplicación de Facebook y enviar dentro de la convocatoria II Concurso de Historias de Familia obras en los formatos admitidos que pueden consistir en un texto original en idioma castellano de un máximo de 1000 palabras, un máximo de diez fotografías  o un vídeo de una duración máxima de cinco minutos. La presentación se llevará a cabo desde el 25 de noviembre de 2015 hasta las 24:00 horas del 10 de enero de 2016, según la hora del servidor UTC. No se aceptará ningún texto, fotografía o vídeo fuera de plazo.

3. Cada participante podrá presentar un máximo de una obra que deberá ser original e inédita. No se puede participar con un relato de una convocatoria anterior.

4. El participante no podrá retirar su relato una vez cerrada la convocatoria.

5. Los autores cuyos relatos sean seleccionados para su publicación en el ebook colectivo renuncian a recibir una cuantía económica por los derechos de autor que pueda generar el libro. Su precio de venta pretende cubrir solo los gastos de su edición; una vez cubiertos, el dinero generado con las descargas servirá íntegramente para incrementar la dotación de los premios de la próxima convocatoria de Historias de familia.

Sistema de votación y jurado. Ganadores

Mediante un sistema de votación popular a realizar a partir de la fecha de finalización de aceptación de originales.

Desde la apertura del plazo de votación a su finalización (De 11/01/2016 al 10/02/2016) se contabilizará el número de estrellas concedidas a cada relato.

En el periodo de votación popular es obligado que cada votante puntúe a un mínimo de 10 obras que hayan sido de su gusto. No se contabilizarán votaciones inferiores a 10. El sistema garantiza la no contabilidad de los votos hasta completar el número obligatorio de votaciones.

Resultarán 100 obras pre-seleccionadas en atención a su puntuación y un jurado compuesto por profesores del Taller de escritura Fuentetaja será el encargado de distribuir los premios en atención a la calidad de los trabajos elegidos. El jurado se reserva la potestad de incluir entre los premiados o menciones obras no pre-seleccionadas entre los 100 primeros en atención a su calidad.

Es condición indispensable para optar a los premios que el participante con un relato a concurso haya ejercido el voto en la fase de votaciones, cumpliendo el mínimo de 10 acciones de voto. La aplicación del club controla dicha obligación. El jurado eliminará de la posibilidad de acceso a los premios a aquellos participantes que no cumplan este requisito.


Pacto ético 

El votante se compromete a aceptar en todo momento del proceso de concurso el pacto ético cuyas cláusulas se definen haciendo clic en este enlace:

Pacto ético para participantes, votantes y comentaristas 

Contiene consideraciones muy importantes para el buen fin de la convocatoria. Si no las has leído ya en anteriores convocatorias es imprescindible para participar que las leas ahora con atención; resumen el espíritu de este club y las normas básicas de conducta en su seno. La no observancia de este pacto podría suponer la exclusión del proceso de concurso.


Inserción de IMAGEN Y vIDeo

Importante: aquí se detalla la forma de insertar imágenes y videos en el club.

Los espacios donde se insertan las obras a concurso permiten tanto la inserción de imágenes como el embebido automático de videos (mientras no sean privados) de Youtube y Vimeo.

Es muy importante que leas la manera de realizar las inserciones: se explica haciendo clic en este enlace:

INSERCIÓN DE IMAGEN Y VIDEO


Premios

Valorados en 1.500 euros y publicación como libro electrónico

1) Un primer premio a una obra elegida por el jurado:

1.000 euros en metálico.

-publicación de la obra en un libro electrónico colectivo de precio módico (de descarga gratuita para los autores de los relatos seleccionados).

2) Un premio especial al ganador de la votación popular:

-un bono canjeable en publicaciones o talleres de Fuentetaja por valor de 150 euros.

-publicación de la obra en un libro electrónico colectivo de precio módico (de descarga gratuita para los autores de los relatos seleccionados).

 

3) A los 25 finalistas elegidos por el jurado.

-publicación de la obra en un libro electrónico colectivo de precio módico (de descarga gratuita para los autores de los relatos seleccionados).

4) Premio al votante y comentarista más destacado por la cantidad y la calidad de sus comentarios a las obras a concurso.

-un bono canjeable en publicaciones o talleres de Fuentetaja por valor de 100 euros.

5) Premio especial FILMIN para los cuatro vídeos elegidos por el jurado, consistente en una suscripción gratuita por un año a la plataforma Filmin  de cine online con más de 8.000 títulos en catálogo, para cada uno de los cuatro autores de los vídeos.

 

Resultados

1. El resultado final del concurso y la asignación de los premios se determinará entre los días 7 y 11 de marzo de 2016. Será hecho público el 14 de marzo y será comunicado por e-mail o SMS a las cuentas de los usuarios. Los premios se harán llegar por correo postal.

2. Si la notificación a los ganadores fuera devuelta como una cuenta de correo electrónico o teléfono no válidos, este será descalificado.

3. Los participantes que resulten ganadores definitivos del concurso aceptan y autorizan a que la mención de sus nombres y premios obtenidos pueda aparecer en la página web club de escritura Fuentetaja o en cualquier otro soporte comercial, publicitario o medio de comunicación que pueda utilizar Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja a fin de informar y hacer público el resultado del concurso realizado. Igualmente las obras participantes podrán ser objeto de difusión desde su presentación al objeto de servir de muestra de la convocatoria y animar a la participación.

Se entiende que los participantes son los autores de los relatos y son los poseedores de todos sus derechos.

Los premiados ceden expresamente a Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja los derechos de difusión de la obra presentada desde el mismo momento de su presentación para su publicación en los formatos y condiciones que se determinen, que en ningún caso exigirán exclusividad, pudiendo el autor difundir la obra como prefiera tras su presentación al concurso. El derecho de difusión se entiende para todo el mundo y por el plazo máximo permitido por la normativa aplicable en España. Los participantes cederán los derechos de publicación de las obras elegidas para formar parte del libro electrónico colectivo. Toda difusión se hará citando el nombre del autor. La organización se reserva el derecho de retirar del concurso cualquier obra que considere que no cumpla con las bases.

En cuanto al uso de imágenes fijas o en movimiento (video), el concursante deberá ser capaz de atestiguar que sean de su autoría o, en caso contrario, acreditar que se dispone del permiso por parte de los titulares de los derechos de propiedad intelectual, industrial, imagen y/o cualquier otro del contenido que aparezca en la fotografía o, en su caso, consentimiento expreso de las personas que aparezcan en la fotografía para su exposición y/o difusión,  eximiendo de cualquier responsabilidad legal a la organización.

4. El mero hecho de participar en la convocatoria supone la aceptación de las bases reguladoras.

La resolución que deba adoptarse por cualquier incidencia no prevista en estas bases corresponderá únicamente al organizador del concurso, quien resolverá con el mejor criterio, sin que proceda recurso alguno.

5. Los derechos de textos e imágenes permanecerán en poder de sus autores si bien ceden a la organización a su publicación en los términos indicados en las bases, y siempre haciendo figurar el nombre del autor. El ingreso como miembro participante en el club se hará con dirección electrónica válida e identidad y dirección física real. La mecanización del proceso del concurso exigirá para la entrega de premios, si la hubiese, identidad y dirección física comprobables en los datos del registro.

6. Los ganadores del Concurso dan su consentimiento  a los efectos de acceder a sus datos personales y tratarlos con la finalidad de comunicar el resultado del concurso, utilizando para ello su nombre e imagen, sin que dicha utilización le confiera derecho de remuneración o beneficio alguno.

7. La organización no se compromete a mantener correspondencia o atender a consultas particulares de ningún tipo en relación con la convocatoria. Debido al proceso mecanizado de las convocatorias del club de escritura todos los pasos estarán pautados y anunciados oportunamente en la web.

8. Los organizadores quedan exentos de cualquier problema o reclamación que pudiera derivarse del mal funcionamiento de la aplicación ante la posible migración de datos a una nueva plataforma.

9. En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la sociedad de la información y comercio electrónico y demás disposiciones dictadas en su desarrollo, Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja informa a los participantes que los datos personales obtenidos en el microsite club de escritura serán recogidos por parte de Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja, o a través de otras entidades que lleven a cabo la gestión o tramitación de los datos (encargado del tratamiento), y se incorporarán al correspondiente fichero automatizado de Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja. Dichos datos serán utilizados para identificarte como usuario de  Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja, así como para el desarrollo de acciones comerciales (por medio de teléfono, SMS, correo electrónico y cualquier medio telemático), de carácter general o adaptadas a tus características personales. Podrás en cualquier momento ejercitar de manera gratuita los derechos de oposición, acceso, rectificación y cancelación de tus datos. Para ello, deberás contactar con nuestro Servicio de Atención al Cliente por mail a info@fuentetajaliteraria.com. El hecho de participar en este concurso implica la total aceptación de estas bases, así como el criterio de Fundación Escritura(s) y Talleres de escritura Fuentetaja en cuanto la resolución de cualquier cuestión derivada del mismo.

Madrid, a 19 de noviembre de 2015

NOTA DE LA ORGANIZACIÓN (5/12/2015)

La Organización del concurso quiere insistir en la necesidad de incluir junto al relato la fotografía que lo haya motivado. O bien integrada en el propio relato o bien fuera de este, tras la palabra fin. Aquellos textos no acompañados de fotografía no podrán optar a los premios ni formarán parte del libro colectivo.

Se ha editado en las bases del concurso la característica 2 A de la convocatoria para resaltar esta obligación.

Aquellos autores que hayan enviado ya su relato sin foto pueden incluirla hasta la fecha de cierre de la convocatoria, el próximo 10 de enero.


RECOMPENSAS Y PREMIOS

Resumen de los premios valorados en 1.500 euros y publicación en un libro electrónico colectivo.

1) Un primer premio a una obra elegida por el jurado de 1.000 euros en metálico y publicación de la obra.

2) Un premio especial al ganador de la votación popular: un bono canjeable en publicaciones o talleres de Fuentetaja por valor de 150 euros y publicación de la obra.

3) A los 25 finalistas elegidos por el jurado (con especial atención a  las 100 obras más votadas): publicación de la obra en una publicación colectiva.

4) Premio al votante y comentarista más destacado por la cantidad y la calidad de sus comentarios a las obras a concurso consistente en un bono canjeable en publicaciones o talleres de Fuentetaja por valor de 100 euros.

5) Premio especial FILMIN para los cuatro vídeos elegidos por el jurado, consistente en una suscripción gratuita por un año a la plataforma Filmin  de cine online con más de 8.000 títulos en catálogo, para cada uno de los cuatro autores de los vídeos.


GANADORES:

1) PRIMER PREMIO

Dotado con 1.000 euros en metálico

Norberto Ibáñez Molina, “Sombras en la boca”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7997

El relato es redondo: vivo, preciso, con una prosa muy cuidada, con diálogos intensos, escenas absorbentes y un narrador bien trabajado. Recoge en primera persona el choque que le supone al protagonista el encuentro con el mundo rural, subdesarrollado, del que procede su novio. Ambos han viajado desde España al país de origen de este, que no se nombra, pero parece andino. El relato trasmite la fuerte impresión que le causa al narrador la pobreza y costumbres de los familiares de su pareja. Un desasosiego que le estalla cuando prueba la coca, con un desenlace que es, al tiempo, la explicación (que está posponiendo su novio, incómodo con la situación) del motivo por el que están ahí y su intención de no volver más: “—Es más rápido que conseguir un contrato —me oí decir—: Elio y yo vamos a casarnos en España, puede que le den la doble nacionalidad y nunca regresaremos a este pozo de mierda.”

2) PREMIO ESPECIAL AL GANADOR DE LA VOTACIÓN POPULAR

Dotado con un bono canjeable en publicaciones o talleres de Fuentetaja por valor de 150 euros

Santiago Casanova Gómez, “Seteventos”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7968

Un relato bien escrito, eficaz, entretenido, con un lenguaje cuidado y sugerente y un protagonista atractivo. Lo que en principio parece ser un peregrinaje a Santiago de Compostela, siempre bajo sospecha por el narrador, se revela como una huida frustrada: un marido cornudo le da caza y le pega un tiro para cerrar la historia. Hay que destacar también lo audaz de la perspectiva con que el autor ha enfrentado el tema de la convocatoria: en esta ficción el familiar no es el protagonista, sino su asesino, el vengador: su tatarabuelo (y probablemente su tatarabuela).

3) PREMIO AL COMENTARISTA MÁS DESTACADO

Dotado con un bono canjeable en publicaciones o talleres de Fuentetaja por valor de 100 euros

Manuel García-Fogedo

En sus (numerosos) comentarios hay un esfuerzo de comprensión, de destacar los elementos más valiosos de los relatos y de apuntar posibles alternativas que él considera más eficaces: son observaciones siempre pertinentes, y centradas en lo literario. Son ejercicios de respeto hacia las obras y los autores. Y de honestidad: porque no deja de comentar también aquello que no ha entendido o no le ha gustado, aunque ello le puede restar votos. Con todo, debería evitar en el futuro el uso de mayúsculas.

4) PREMIO ESPECIAL FILMIN A LOS 4 VÍDEOS ELEGIDOS POR EL JURADO

Dotado con una suscripción gratuita por un año a la plataforma Filmin de cine online

Nathalie Mena, “Tu última cámara”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7554

El vídeo es una suma de vídeos domésticos hechos por su padre que el narrador titula con pequeñas notas que le sirven de diálogo con este, pero también de propuesta estética, sobre el arte, muy valiosa. La obra quiere ser un modo de reencontrarse a su padre en las grabaciones de los momentos cotidianos, pero el registro de esos recuerdos le exige también al autor una reflexión sobre cómo se crean estos, o sobre la imposibilidad de recuperar plenamente el pasado. Es, debajo de esa apelación de la hija al padre, un ejercicio metaartístico sobrio y muy interesante.

Carmen de la Rosa, “El hermano del abuelo”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8026

Con un guión bien trabajado, emocionante pero comedido, la cámara recorre al principio los retratos colocados sobre una mesa para reconstruir parte del árbol genealógico del abuelo de la narradora. La historia se centra en el hermano del abuelo, Julio Antonio, muerto ahogado a los 25 años, que fue poeta y dibujante en el Tenerife de principios del siglo XX. La reconstrucción de su vida a partir de la filmación de diferentes registros de la memoria (sobre todo fotografías) es impecable, entrelazadas las palabras de la narradora y las recuperadas del poeta.

Enrique Rey, “Un tipo curioso”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8140

El vídeo simula el registro que hace un niño de la vida de su bisabuelo a través de las fotografías que él mismo había hecho. Funciona bien: las fotos (retratos) tienen ambición artística, la música es sugerente y el relato que vertebra la biografía del bisabuelo es eficaz, emotivo, con una candidez entrañable, nada pretencioso. Quizá leer tanto texto escrito en el vídeo fuerza demasiado al espectador, pero es un recurso legítimo para no restarle presencia a la música, muy importante aquí.

José Roa, “Retrato Aura María Moreno”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8064

Vídeo emotivo centrado en la exposición del relato que la protagonista cuenta a cámara, al tiempo que se suceden las fotografías para documentar los hechos que narra y suena una música de fondo muy acertada. El guión -una síntesis de su vida, unos pocos recuerdos- no busca tanto la audacia o la construcción perfecta en la narración de la historia como recoger la sensibilidad y la empatía que desprende Aura María, que mira hacia atrás, con su infancia y la muerte de sus padres, pero también hacia delante, con la presentación de sus hijos y nietos, para dejarles la grabación a ellos en el futuro como testimonio de su vida.

5) FINALISTAS ELEGIDOS POR EL JURADO

Junto a los ganadores del primer premio, del premio de la votación popular y los vídeos seleccionados por el jurado, las obras de los finalistas serán publicadas en el libro electrónico colectivo Historias de familia 2. En el acta aparecen sus nombres por orden alfabético.

Alfonso González Leal, “Mata Hari”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7828

Es un relato sugerente, con una historia emocionante detrás, con la que dosifica bien la información para mantener la intriga. La estructura del relato en pequeños capítulos resulta aquí un mecanismo eficaz para organizar la historia y facilitar su comprensión al lector, a pesar de toda la información elidida y su carácter fragmentario. Las frases cortas, bien medidas, dan agilidad al relato. Falla en algunos casos la puntuación, con más comas de las necesarias, y alguna errata con las tildes.

Alfredo Darío Ruiz Martínez, “Abuelos”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7511

Un buen relato, bien escrito, con el ritmo de las frases cortas y las repeticiones y estructuras isomorfas propias de un narrador que es todavía niño. Hábil al contar con la naturalidad e ingenuidad de un niño el conflicto de las dos Españas, personificado en sus dos abuelos. Encadena muchas anécdotas o rutinas infantiles, quizá demasiadas, pero quedan bien insertadas en el relato y cumplen bien con la función de esconder ese enfrentamiento entre los abuelos, restarle protagonismo a favor de la actitud o percepción del niño. Quizá es innecesaria, por redundante, por obvia, la frase: “Mi tío me ha dicho que mi abuelo de La Fábrica es rojo y que el policía es azul, pero yo los veo a los dos iguales.”

Almudena Ramírez Pantanella, “Mi familia cubista”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7877

Un ejercicio sugerente, con un comienzo que es a la vez la percepción de la narradora y un ejercicio de estilo que entronca bien, con su reflexión sobre la sonrisa, con la historia que cuenta la segunda parte del relato, la narración de una boda (de la presentación de su novio a la abuela con motivo de esa boda) que sirve de marco para un breve retrato colectivo de su familia, destacadas las historias de su tía Sonsoles y de su primo Agustín, marcados ambos por una mala gestión de sus sonrisas. Cierra muy bien el relato, con el reconocimiento en sí misma de los rasgos cubistas de su familia. Hay algunas faltas de ortografía con las tildes.

Antonio F. Ruiz, “Pedazos de pan”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8015

Ambientado al principio en la guerra civil española, el tiempo se dilata en el relato hasta cubrir al menos 50 años de la vida (y muerte) del hijo (y nuera) de la narradora: Una primera pista para indicarle al lector que, como testigo, quien narra la historia es peculiar. La segunda pista (“por cómo me pasaba el paño”) y la foto que acompaña al relato clarifican el hecho de que el narrador es en realidad un retrato, una fotografía, que observa lo que ocurre y se dice en una habitación: un recurso sin duda audaz, que responde muy bien a la convocatoria de este concurso. El texto, con un lenguaje y ritmo muy trabajados, trasmite bien la actitud entrometida y a ratos condescendiente de la madre.

Antonio Fernández Jiménez, “Los brillantes ante tanta oscuridad”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7844

El relato es bueno, emocionante, bien construido (aunque el lenguaje, sobre todo al principio, es a menudo artificioso, poco creíble, y rompe el ritmo con 4 o 5 palabras poco acertadas). La primera parte de la obra es la narración de la escena de un reencuentro inesperado del padre de la protagonista con su familia al final de la guerra civil, precedido de la angustia de la niña ante la suerte de otros como su padre. La segunda parte, con un salto temporal de dos generaciones, retoma la historia con la perspectiva de los años, con la reflexión que se permite el narrador (nieto de esa niña) sobre el testimonio de su abuela de esos hechos. Un doble enfoque, marcado por el tiempo y la distancia, muy sugerente.

Carles Campsolinas, “Villa Mayfair y las notas del abuelo”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7775

Las fotos, como elementos del primer párrafo, le dan fuerza y nitidez a la ambientación del relato, con un papel importante. Dosifica bien las anécdotas, que funcionan de apoyo a ese ejercicio de nostalgia del narrador que en seguida se centra en su abuelo y en las libretas que escribió. Para el final del relato cambia de registro, y reorienta la historia hacia lo fantástico, haciendo de lo anotado en esas libretas las claves que el nieto debe descubrir para obtener una buena herencia: un cambio de dirección arriesgado, quizá innecesario llevado hasta ese extremo, pero eficaz para cerrar el argumento.

Damián Depetris, “El árbol más raro del mundo”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8072

El punto de partida del relato (y la imagen final: un dibujo de su hermano menor) funciona bien para destacar su historia como respuesta original a lo planteado en la convocatoria. En su casa no había fotos de toda la familia. Explica en seguida por qué: sus padres se separaron cuando los hijos eran todavía muy pequeños. El narrador arma el relato a partir de esta ausencia, sustituidas las fotos por los dibujos de su hermano menor: cuenta las vidas separadas de sus padres (sobre todo de su madre, hecha de bandazos) tras el divorcio. Escrito todo en un solo párrafo: quizá un tanto largo, pero que sirve para dotar a la historia de una coherencia que los hechos no parecen querer apoyar.

Emeshe Juhász-Mininberg, “Cincuenta y pico”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8146

El comienzo del diálogo inicial con una onomatopeya destaca la soledad de la protagonista, que vive sola con una cotorra. Pero en la narración de su rutina actual quedan encajados, con referencias muy breves, los recuerdos de Manolo, su marido, ya en su vejez, en un equilibrio muy logrado, que le da al relato emoción, pero lo mantiene comedido, con ese verso final de Quevedo que sirve para fusionar con habilidad ambas historias o ambos tiempos.

Gemma March, “Retales”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7980

Una vieja carta estimula en la narradora sus recuerdos de infancia que, sumados, son la reconstrucción que hace de un padre al que no ha conocido: los retales que usa su madre al coser son también los que usa ella para imaginarse a su progenitor, con el rostro (y el olor y las acciones) del padre de su amiga o de los protagonistas de las películas que ve en los programas de cine de su madre. El relato, bien armado, bien escrito, ágil y cohesionado, termina con la narración del contexto del hallazgo de esa carta escrita por su padre: muerta su madre, la encuentra en su cajón, dirigida a ella. Acaba con un reflexión honda, sugerente, nada presuntuosa, y las fotos de esos programas de cine con los que dio un aspecto a su padre.

Ignacio Romero Laviña, “La caraba”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8033

Un relato redondo con un comienzo, que es la propia foto y las primeras líneas, muy audaz. El narrador apela al lector para contar una historia que ya solo él puede contar, porque los demás hombres que salen en la foto están muertos. El grueso de la historia, que en sus diálogos recuerda a Los santos inocentes de Delibes, es una anécdota referida al momento en que sacaron la foto: cómo el narrador, su padre y su abuelo son los que tienen que arrodillarse para salir todos (señores y criados). Con un salto temporal de muchos años, el niño de la foto reaparece como adulto adinerado para cumplir con su sutil venganza: a cambio de salvar con su dinero una fábrica de don Pedro ahora es él el que le obliga al anciano a arrodillarse para la foto. Un cierre redondo. Le faltan algunas tildes.

Jesús María Martínez del Rey, “El milagroso miedo de la Coronela”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8189

El comienzo es audaz: el narrador se recrea en el propio recuerdo (él tenía 5 años cuando muere su abuela), lo cuestiona, lo analiza. Y de ahí pasa a una breve reconstrucción de la genealogía de su familia, que apuntala también con documentos, y a unas pocas anécdotas de su papel en la guerra civil para dar muestra del carácter de su abuela. El lenguaje está cuidado, es siempre preciso, y la estructura del relato, en dos partes, funciona bien, con una frase final que da sentido a un título quizá demasiado específico, que no abarca el conjunto de la obra.

Manuel García-Fogada, “Rastas de estopa”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8001

El cuento, de corte fantástico, surge del efecto óptico de la fotografía que lo inicia: detrás de un cristal hay una mujer, pero en el reflejo se dibujan las ramas de un árbol que se superponen a su rostro y le sobresalen. El narrador es hijo de la mujer y del árbol. En la foto su madre está embarazada de él. El relato cuenta cómo se conocieron y cómo quedó encinta: una historia bonita que el narrador se esfuerza por darle una apariencia verosímil, cercana a la realidad en la mayoría de sus detalles. El final indica la repetición de la historia con el narrador mismo, aunque con los papeles cambiados, al enamorarse de una acacia. El texto funciona bien: muy descriptivo, minucioso en los detalles, sensible en la narración de la historia y un final que sugiere, lejos de un hecho excepcional, el ciclo de la vida.

Margarita Merino Vázquez, “Manuela”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8128

El relato tiene dos puntos fuertes: cómo plasma la vida cotidiana del pueblo, con lo excepcional de la llegada del cura y su sobrina, cómo los reciben y se hacen a vivir allí, y el final, la sobriedad con que el narrador pone punto final a la felicidad de la familia formada por Manuela e Isacio con la muerte de esta. El relato es correcto, aunque quizá debería haber medido más la extensión de sus distintas partes para dejarlo más compensado. La serie de fotografías que incorpora tienen un indudable valor como registro del crecimiento de la familia y la pérdida, en la última de ella, de la madre, reforzando ese final desolador de la historia.

María Eugenia Aguilar, “La vida eterna”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7912

En los dos primeros párrafos, el narrador le habla a su madre, muy enferma, en un texto breve que es un repaso apretadísimo a su biografía, su reconocimiento como hija, una declaración de intenciones o esperanzas imposibles, y el registro de esos últimos días y la impotencia al ver cómo se le acaba la vida tan joven (62 años). El último párrafo, con ese salto temporal de varios años, es una reivindicación más sosegada de su recuerdo, aunque le resta fuerza al conjunto del relato. El texto está bien escrito: es emotivo, amargo, muy sentido, con una ambición poética incuestionable.

Sandra Parra Cárdenas, “Pasos”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8153

Una composición fotográfica vertebrada a partir del paso como metáfora de la actitud ante la vida. Los textos bajo cada foto, muy breves, como poesías, son una explicación o concreción de esos pasos a partir de la biografía y genealogía de la autora: cada familiar descrito por su andar, señalados en las fotos los ángulos y direcciones de esos pasos, y la vida de la autora explicada por sus dificultades para caminar. La puntuación, con las comas a menudo mal puestas, estropean el efecto de lo escrito, pero en su conjunto es una creación -casi un collage, con las fotos alteradas con dibujos- original, valioso, bien vertebrado.

Sergio Martínez, “La partida”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7861

El texto funciona bien por su liviandad, por lo anecdótico de lo relatado: con el trasiego de la mudanza de sus padres, dos hermanos encuentran entre los juegos de su infancia unas chapas y un álbum de cromos. El ejercicio de nostalgia se convierte en seguida en una nueva competición: con una partida decidirán quién se queda con el álbum. Como si fuera una regresión, dos adultos de unos 40 años vuelven a ser niños un momento (con su entusiasmo, su lenguaje, etc.), como si el relato fuera un paréntesis en sus vidas, o una vuelta atrás, que desaparece de pronto cuando la llamada de la mujer de uno de ellos les devuelve al presente. La serie fotográfica que acompaña al texto, y que incomprensiblemente el autor pone tras el FIN en lugar de integrarla en el relato, focaliza la historia familiar en esos objetos de deseo, reforzando la anécdota, como si fueran el álbum y las chapas la mejor sinécdoque para comprimir su infancia.

Sergio Rebollo Dabo, “Sin red”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7545

En el relato el mundo circense -que al principio solo se intuye a partir de algunos de sus elementos (caravana, carpa, grada, palomitas…)- se muestra eficaz como atmósfera exótica, chocante, muy atractiva, con la que el lector se va empapando mientras le llega, bien dosificada, la información del enfado del hermano con la hermana. Construido en su mayor parte como un diálogo, se va clarificando poco a poco el motivo de la discusión: la temeridad de la hermana en el número de trapecio con su hermano. El narrador -que es la misma niña- contrasta la actitud protectora del hermano con la empresarial del padre, que está bebido, aunque se muestra cariñoso (su madre ha muerto). El final, con ese “lo último que recuerdo” para narrar su siguiente número, en el que su hermano debía cogerla con una sola mano, sugiere un accidente.

Soledad García Garrido, “Oculto en el silencio”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/7660

Un relato emocionante que se desplaza del presente al pasado para trazar en la vida del tío Julio una trayectoria de desventuras desde su mismo nacimiento. El lector conoce al protagonista interno en una residencia de ancianos, sin más familia que dos sobrinas, incapacitado. Y luego los momentos críticos de su vida, enumerados por la narradora (una de sus sobrinas), para apuntalar esa imagen de su tío de hombre vapuleado por las circunstancias, que refuerza con una escena final bien lograda: Comparándose él mismo con Don Quijote. Pero permitiéndose un cierto margen para la esperanza, al recuperar la voz (y algo el ánimo) el tío, para relajar esa atmósfera agónica.

Toñi Martínez del Rey, “La otra madre”

http://www.clubdeescritura.com/convocatoria/ver/historias-familia-dos/8039

El desarrollo del relato resulta eficaz: despliega desde un hecho circunstancial, fortuito, un secreto de familia oculto en un principio a la narradora. El abuelo, enfermo de alzhéimer, le suelta a la nieta, a la que ya no reconoce: “Pero ¿qué mal he hecho yo para que mi madre no me quiera?” Lo que motiva una conversación de esta con su madre, que acaba contándole cómo su abuelo fue abandonado. Los diálogos son un tanto planos, poco sugerentes, pero la reconstrucción de la historia de la foto que guarda el abuelo de su madre biológica y cómo puede explicar así la madre de la narradora la vida de su padre está bien resuelta, con una emoción contenida, sobria, que sabe trasmitir al lector.


COMPARTE ESTA CONVOCATORIA

OPINIONES Y COMENTARIOS

comments powered by Disqus