Miles de preguntas atacan mis pensamientos, la mayoría son malas, otras ponen a prueba mi capacidad de existencia, y otras destruyen mi emotividad al máximo, y todo ronda en una sola pregunta, ¿Aún sientes algo por mi?… no soy capaz de preguntárselo -¿Por qué? Simple y sencillamente porque soy una cobarde, una cobarde que no es capaz de declarar sus sentimientos a ti por miedo al rechazo, por si tus sentimientos no me corresponden… Inseguridades y miles de dudas sobre mi persona yacen esta noche en mis pensamientos y una vez más el insomnio me acompaña.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS