En esta oportunidad hablaré acerca de mis nuevos descubrimientos acerca del espíritu, y las implicaciones que esto tiene para nuestra vida. Es algo que considero que es muy bueno, y que nos enseñará mucho.

Nosotros consideramos que todos los seres humanos y personas somos iguales entre nosotros, que somos nosotros quienes nos labramos nuestro propio camino, y somos nosotros quienes llegamos a nuestros destinos. Todos pensamos que todos somos iguales. Y esto es cierto, pero hay mucho más que pensar.

El ser humano, es un ser que tiene algo llamado espíritu ¿Qué es el espíritu? Me dirán ustedes. Pues bien, el espíritu, es la fuerza de superación de problemas que tiene una persona. La pregunta que hay que hacernos es de donde viene estos espitirus.

El ser humano es un ser que nace y que muera, sin embargo, los seres humanos estan secuenciados entre ellos, y una secuencia de seres humanos, son el mismo espiritu, viviendo diferentes vidas. Imaginense que mi espiritu comenzo en el año 1500. Pes bien, mi humanidad comenzo en ese año, es decir que hoy en dia, tengo 500 años de antiguedad, como persona tengo 23 años, pero como humano, tengo 500 años. Es decir, tengo un espiritu de 500 años de edad.

¿En que influye nuestra edad espiritual? En la fuerza espiritual que tenemos para afrontar la adversidad, y resolverla. Ya que resolver problemas, depende del tiempo espiritual que tengo. A mayor tiempo espiritual, soy capaz de reslver problemas de mayor envergadura, a menor tiempo espiritual, me ahogo en un charco de 1mm de hondo.

La capacidad que una persona tenga para querer resolver sus problemas, depende de su tiempo humano, es decir de su edad espiritual. A mayor tiempo mas capaz soy de resolver problemas, a menor tiempo mas inacapaz soy.

Una persona que ha salido de hasta las mayores profundidades posibles, es una persona con una gran, muy grande fuerza espiritual. Por eso es que todos los humanos somos iguales entre nosotros, pero lo que define a un humano ni siquiera son sus acciones, es el espiritu que lo representa.

Lo que a una persona la hace querer resolver sus problemas, es su espiritu. Y el espiritu, es igual a cuantas adversidades ese ser ha experimentado. De cuantas veces se ha levantado. Porque lo que defino nuestro espiritu, son todas las victorias que tenemos a nuestra espalda. Lo que define nuestro espiritu, es nuestra voluntad de superacion. Pero todo tiene un comienzo, y todos nosotros comenzamos en no querer resolver nuestros problemas. En la medida en que vivimos nuestras voluntades, aprendemos a querer mejorar.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS