¿Qué hay en tu corazón qué no te deja avanzar?

¿Qué hay en tu corazón qué no te deja avanzar?

Yuliangelene.

22/04/2022

Inseguridades, dudas, un pasado que te mortifica, amores no correspondidos… Dolor y pena por las  perdidas, miedo por los cambios y los desafíos. ¿Qué es lo que guardas en tu corazón qué te impide conocer la libertad?
A veces lo único que podemos hacer es mirar hacia delante, aunque nos llamen indiferentes o fuertes. Quedarse estancado en el dolor te pudre por dentro.
Tienes que suavizar lo que sientes, recordarte a ti mismo que » cambiar el aire depende de ti»
Puede que te arrepientas de muchas cosas o extrañes mucho los tiempos que viviste anteriormente, pero es necesario de que te hagas a la idea y dejes de llenar tus días de arrepentimientos. Hay tantas cosas bellas y preciosas para ti, si tan solo decides armarte de valor e ir y hacer lo que tienes que hacer.
Agradece por los eventos y momentos que llenaron tu vida con felicidad, más no te quedes en los ayeres, en los días que ya no pueden ser…
Deshazte de la molesta duda y comienza a fijar tu mirada en lo que tienes delante, en lo que hoy tienes en tus manos para hacer.
De vez en cuando es saludable viajar sin un destino fijado y permitir que ciertas experiencias nos sacudan e incluso nos arreglen. Porque así somos los seres humanos, necesitamos experiencias nuevas que alimenten nuestro espíritu.
Después de caminar un rato sin dirección puede ser que te encuentres con una escena increíblemente maravillosa que te dé la dirección que necesitas seguir.
Nadie puede evitar que las flores florezcan en primavera, así como, nadie puede impedirte a ti que florezcas salvó tu mismo.
Suelta lo que te pesa y date la oportunidad de alcanzar nuevos niveles en todas las áreas de tu vida. Exígete solo tienes una vida.
El odio, el resentimiento, la decepción, las altas expectativas, le roban libertad al corazón. Llenàndolo de asperezas que no le permiten sentir la calidez y la ternura de forma apropiada. Y es que como el barro y la arcilla, los seres humanos somos frágiles; una palabra, un mal gesto, un descuido por parte de las personas que amamos o incluso una falta puede rompernos…
Y es que tal vez, todo lo que nos sucede a lo mejor a cambiado nuestra perspectiva de la vida. De ser una persona entusiasta, motivada, amable, espiritual y de fe, pasaste a ser una persona fría, que sin darse cuenta se fue distanciando de la gentileza y la pureza.
A veces creemos que las personas cambiaron con nosotros, cuando en realidad los que hemos cambiado somos nosotros…
Algunas veces tienes que soltar algunas cosas para poder volver a florecer, recuerda eso.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS