Nunca sabes lo grande que pueden significar las cosas que haces y dices.

Nunca sabes lo grande que pueden significar las cosas que haces y dices.

Yuliangelene.

04/04/2022

Para algunos, un pedazo de pan es solo un bocadillo, para alguien hambriento, un pan puede ser más valioso que el mismo oro. Puede ser que algo así sea normal para el resto, pero para muchos un acto de favor que hagas, puede ser deslumbrante, ya que, es la primera vez que reciben un favor.

No sabes que tan grande puede significar la atención que le das a otra persona, o que tan extraordinario es para alguien el ser amado por ti. A veces no comprendemos el alcance que tienen nuestras acciones, nuestras palabras, nuestros gestos, sobre los demás.

¿Cuántas veces las personas en desesperación han sido salvadas por una palabra gentil que alguien tuvo para con ellos?, muchas veces, por no decir que incontables veces. ¿Cuántas veces nosotros mismos hemos sido salvados por el amor y el servicio que muchas personas hacen por nosotros?, creo que innumerables veces.

A menudo para sanar, para levantarte de nuevo, la ayuda de otra persona, será tu soporte. Ese vínculo que te proporcione fuerza cuando tú estas desmayando. No desestimes los pequeños servicios, las pequeñas atenciones que los demás ejercen sobre ti. Las caricias de tu madre o los detalles de un niño, que con sinceridad te ofrece.

Puede que quieras hacerlo todo solo, todo por tu cuenta, pero no podrás hacerlo todo solo, necesitaras la ayuda de alguien más en reiteradas ocasiones. Y está bien pedir ayuda, está bien que compartas tus cargas con tus amigos, familiares y pareja. No tienes que hacerlo o sentirlo todo solo.

El tener una mentalidad reacia a recibir ayuda, renuente a aceptar las atenciones y los servicios de los demás, te conducirá a la soledad, a una vida distante de los nexos que unen a las personas.

Creo que todos podemos hacer algo bueno por alguien, que todos podemos inspirar aunque sea una vida. Creo que todos podemos ayudar a un niño en problemas o a un anciano en apuros… No es necesario recibir agradecimientos, solo es necesario comenzar a construir una cadena de favores que reconstruyan las bases de esta sociedad tan indolente y poco empática.

No te limites a ti mismo, ni te permitas ser un reactor de las cosas malas. Aprende a actuar por convicción. Haz lo que tengas que hacer no por ser reconocido o para crecer en tu lista de seguidores. Sirve a otros de manera desinteresada, porque nace en tu corazón el querer hacerlo y no solo porque tendrás una recompensa por ello.

Trata mejor a tu amigo, a tu familia, no podemos ver el corazón de las personas, pero es seguro que todos tienen sus luchas, sus desafíos y adversidades aunque no lo admitan o lo vayan publicando por todas partes.

El verdadero amigo ama en todo tiempo, y las personas que son gentiles siempre encuentran algo que hacer por alguien más, no te quedes por fuera. Motiva, alienta, cree en alguien, ayuda a alguien, alimenta a algún animalito, apoya a un niño en su ensoñación, cuida el ecosistema que te rodea, sé un edificador y no tan solo un destructor. Porque cuando ayudamos a otros, nosotros nos ayudamos a nosotros mismo a sanar, a alivianar nuestras propias fallas y poder seguir mirando hacia delante.

Si observas con cuidado, te darás cuenta de que hay muchas cosas que solo tú puedes hacer por los demás. Ese es uno de los mejores legados que puedes dejar sobre este mundo.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS