Textos Cortos y un Café

A la Vida…

A la vida le he pedido un par de cosas, que me haga fuerte para dominar mi temperamento, que me de sabiduría para afrontar las adversidades, que me muestre el camino para no equivocarme, a la vida le he exigido un par de cosas, un amor de esos que cuentan en las historias de nuestros ancestros, una meta cumplida sin temor a los tropiezos, salud para mis seres queridos y también que no falte el dinero, a la visa le pediré muchas cosas, de esas que te hacen la vida más fácil y de esas a las que llamamos vida.

Encuentro que nuestro encuentro fue algo pasajero, encuentro que mirarte no parecía algo serio y sin pensar en un futuro o en una historia compartida, compartimos una historia a medias que no tuvo futuro, encuentro que lo que ofreces es tan solo que eres y que a lo que llamas una aventura yo le llamo placeres, encuentro que lo que dices no suena sincero, por eso, aunque te quise, yo me iré primero.

Adiós

Te dije adiós un día de abril, las palabras hirientes cual dagas atravesaron tu corazón, te dije adiós y quería que te quedaras, pero te fuiste, me pregunto si lo creíste o solo te rendiste.

Hoy sin ti

Hoy quiero verle, eso me dije una, dos o tres veces, ¿Por qué no? Abrazarle y decirle suavemente, te quiero, en cambio caminé en soledad por toda la casa mirando cada esquina, no quería limpiar ni mover las cosas porque tu olor estaba en todas ellas, hoy caí un par de veces y mientras estaba en el suelo imagine ese viaje al que no fuimos, esa tienda a la que no entramos, imagine ese paseo por el parque al que dejamos para después y entonces, después de tres suspiros, imagine una vida sin ti, sin tus locuras a medio día, sin tus detalles horribles y sin ese café que tan mal hacías. Hoy olvidé nuestro acuerdo de amarnos solo por momentos, por noches, por días, como si ahora, fuera lo único que teníamos, al igual que tu yo también tengo heridas, y eso, lo hace más frustrante, hoy ya han pasado varios meses y tu último beso sigue guardado en mi mesa de noche, ahí en ese lugar donde siempre guardabas tu playera para que yo la tomara cada noche, hoy al igual que otros días he decidido olvidarte, pero esta vez será para siempre, no te preocupes, no olvidaré nuestra historia, pero si, este sentimiento que no me dejaba soltarte.

(Cuenta la historia que cuando dos almas se aman, se unen a través del tiempo y sus lazos jamás podrán romperse)

Luna…

La luna enamorada ya no puede ser feliz, ella solía ser el espíritu de la noche y el solía ser el espíritu del día, ambos eran fuerzas de la naturaleza que debían proteger a los hombres, sin embargo, no pudieron evitar enamorarse y jurarse un amor puro y eterno, pero el universo es perfecto y nada oculto hay bajo su lecho, fue así que, castigados por su irreverencia se les envió al exilio del mundo espiritual, condenados a vivir separados por siempre, al espíritu de la noche se le llamó Luna y se le dio potestad de iluminar junto con las estrellas todos los caminos del hombre, y al espíritu del día se le llamo Sol y se le dio el poder de iluminar el día y mantener el curso de todas cosas en la tierra y de la vida que había en ella. Ambos se juraron amor y desafiaron todas las reglas, pero de nada les sirvió, ya que ahora son solo dos estrellas condenadas a vivir separadas por siempre.

(El amor es tan sutil como los pétalos de una rosa, pero tan fuerte como las raíces de la misma)

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS