¿Qué clase de amor te encierra bajo llave en una jaula que esta al borde del declive?

Que a manos de su belleza navega rigurosamente dentro de tu llanto y no te erradica temprano.

Hay algo que no logro entender fácilmente.
No logro entender como me logré perder…

perderme en su ojeada, perderme por una mujer.

Nunca creí que la luz que me iluminaba, aportando magia a cada rincón oscuro, ahora se convertía en un fulgor que me quema reduciéndome a pedazos poco a poco.

Que el hermoso universo en su boca que tanto me deleitaba presenciarlo,
ahora se encontraba siendo destruido teóricamente por un gran colapso.

Desplomado como un idiota, me di cuenta que soy endeble,
encontrando mi ser desprotegido, totalmente desnudo, en crisis emocional, con la mirada abajo & lágrimas en los ojos.

Me preguntaba si se podía morir por amor, la respuesta se mostró triste, desoladora &
ahora simplemente en encala de grises yo.

Estoy muriendo

Me estoy perdiendo

Muriendo por ti

Muriendo lento

Existen lágrimas plasmadas en palabras y versos. Caricias pérdidas, acompañadas de abrazos vacíos, una garla profunda & agraciada que de sueño en sueño se esfumo.

Perderse a veces suele ser la mejor manera para encontrarse & a pesar de que mi ser se encontró perdido en un colapso, es hora de volver a ser yo mismo.
Fui el efímero recipiente que recibió tu luz adoptando espacio y tiempo, consumiste mi esencia, me dejaste vacío, pero todo tiene fin y este es el fin de un ciclo.
Como alma fuera de un cuerpo, me despido diciendo te amo, pero hoy de ti me alejo.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS