Yo elijo caminar, la vida decide mí sendero,

Me conformo con llegar, no con ser el primero. 

Pues el camino esta lleno de obstáculos para doblegar mi alma, 

Aunque me  lo tomo con calma y prudencia, 

En ocasiones se agota mi pasiencia y vuelvo a tropezar, 

Por ello sufro en mi ser el dolor de la vida, con nuevas heridas como cortes de cuchillo, 

Pero al igual que todo el mundo me incorporo, 

Unas veces continuo sin decoro y otras busco un lugar para estar solo y permitirme llorar,

Seguire rumbo a mi destino sin salir me del camino porque otra no me queda, 

Pero sea cual sea mi meta ya tengo claro que, 

Todas las heridas sanan, Pero algunas cicatrices solo se llevan por dentro grabadas en el alma. 

B. DE LEON


URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS