los indices de hipocresía

están en su máximo nivel

respirtamos mentiras cada día

y expulsamos rencor al nacer

se llenan nuestros pulmones

del veneno de la desídia

ya no distinguimos emociones

entre el hedor de la envidia

como se mide esta polución

porque parece imposible

pero si miras en el corazón

sus efectos son muy visibles

no se trata de un gas

que te mata lentamente

sino de cada paso que das

y lo que tu alma siente

en las grandes ciudades

o en los lugares mas alejados

redcuerda que las vanidades

nos tienen muy contaminados

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS