Será tan malo el diablo ?

Será tan malo el diablo ?

sigo creciendo

24/02/2024

Será tan malo el diablo ?

El título de este escrito tiene un poco de sarcasmo. “lo se”

todos sabemos que nuestras sociedades hacen sus constructos sociales, hemos construido todo tipo de creencias, mitos, cuentos, historias y mucho más, todas se han convirtieron en parte de lo que hoy somos.

Todos nosotros tenemos nuestro propio “diablo personal”, es decir “El principal causante de nuestras acciones”

El culpar a otros es un hábito frecuente en nosotros, para el uso y comprensión de este escrito quiero decir que culpar a terceros está relacionado con la manera fácil de no tener responsabilidad de nuestras acciones.

Desde el Génesis existe la culpa a terceros.

Aunque desde mi cosmovisión la historia del Génesis es una metáfora que trata de interpretar la razón de la decadencia del ser humano.

Volvamos al tema de la culpa a terceros, en el Génesis la serpiente es la culpable, y para Adán la culpable es su mujer, “La culpa a tercero lejos de mi mismo”

Dejando atrás todo el romanticismo de los profesionales y sus grandes explicaciones que terminan justificando a los seres humanos la realidad es que tenemos una tendencia a no tener responsabilidad de nuestras acciones.

La falta de responsabilidad es un derecho en la sociedad, cuando estas en un tribunal o eres arrestado por alguna acción que violenta la ley tienes el derecho a no hacerte responsable de esas acusaciones. “Es Un derecho”

En el caso de un acusado su abogado tratará de encontrar la forma de culpar a un tercer personaje o a una tercera cosa para que su defendido no se haga responsable de sus hechos.

Aun cuando a un acusado se le declare culpable de delito el derecho de ese acusado es poder apelar esa acusación, es decir no hacerse responsable aun después de recibir una sentencia.

No estamos diciendo que esos derechos deben de ser diferentes, el propósito de hacer mención al tema es para demostrarles que tenemos el derecho a no hacernos responsables de nuestras acciones.

Todos nosotros hemos construido nuestro “Diablo Personal”. es nuestra construcción social, “es El diablo malo” que nos persuade y nos convence a tomar acciones que no queremos.

Toda esta construcción social es para evitar nuestra responsabilidad y el análisis correcto de nuestras acciones, hemos romanizado las acciones y la estupidez humana cuando decimos que solo tenemos problemas emocionales; Pero la realidad es que en nosotros hay una intención de no hacernos responsables y siempre culpar a un tercero.

Uno de los temas más comunes en el ser humano es “Su Propósito y Su Maldad” la mayoría se hace la pregunta, cuál es su propósito en la vida y porque somos seres con maldad.

La naturaleza no es mala, no existe maldad en ella, la intención de la naturaleza es mantenerse en funciones en todo momento, esto significa que la maldad es exclusivamente del ser humano. En la naturaleza y en nuestro mundo todo está creado y diseñado perfectamente.

Somos nosotros el gran problema

“Y lo más increíble es justificarnos y no hacernos responsables de nuestras acciones”

Desde mi propio punto de vista y mi cosmovisión yo uno los dos temas en una sola explicación para un fin.

Para mi el propósito es simple “Se trata del ahora” se trata de lo que vives, es decir no hay que buscar un propósito porque desde que llegamos ya estamos en él, solo hay que vivirlo en cada etapa de vida. “El ahora, se debe vivir apresuradamente porque despues sera tarde” todo se interrumpe con “La muerte física”

Aun esa muerte física es parte de ese propósito.

¿Por qué la muerte es parte del propósito ? “Por la maldad del ser humano”

Comparemos el universo con la humanidad. Todos sabemos que lo más interesante e increíble del universo son los seres humanos; somos increíblemente complejos y asombrosos “Todo una obra de arte”

Entonces, porque razón nuestro término de vida es menos de 100 años en comparación con el universo y toda la naturaleza.

Tenemos galaxias y estrellas de millones de años incluyendo a nuestro planeta y a pesar de ser una planeta joven tiene muchos años.

El ser humano va desarrollando su carácter y su YO a lo largo del tiempo, su entorno, la sociedad, la cultura y su familia van creando ese ser único, pero dentro de toda esa creación algunas cosas como, “El ego sin control, la envidia, los celos, el chisme, el egoísmo, la violencia, la falta de empatía entre otros también se van creando”

Imaginemos a los seres humanos con 500 años de vida desarrollando junto con su carácter todas estas cosas que son parte de su vida y en lo que se convierte, “El desarrollo de todo esto negativo por 500 años se convertiría en algo imparable, poderoso y cruel para con otros” seríamos como inmortales e irreverentes con la vida y sin ningún tipo de ética que nos regule, “sería darles demasiado tiempo para desarrollar niveles de maldad muy altos”.

Desde mi opinión personal y desde mi cosmovisión la naturaleza es demasiada inteligente y puso límites con “La Muerte” para tener el correcto funcionamiento del ecosistema.

Así que para que esa maldad no alcance grandes niveles o esas acciones no sean cada vez peores “La Muerte es el control” de los seres humanos.

Recuerde que usted puede no estar de acuerdo conmigo pero cada etapa, año o siglo que pasa el ser humano tiene grandes conflictos para tener orden, paz y buenas relaciones con todo lo que le rodea. “Los seres humanos somos muy problemáticos”

Así que la muerte es parte del paso que le damos al mundo para continuar sus funciones. “hay que morir para que continúe la vida”

¿Por qué el título de este escrito? , es simple de entender “Todo lo que sucede en nuestro universo y entre nosotros está directamente provocado por nuestras acciones”

No veo un diablo acabando con nuestro mundo ni contaminandolo

No veo un diablo borracho e impactando otro vehículo matando otra familia

No veo un diablo asesinando mujeres

No veo un diablo asaltando bancos o negocios

No veo un diablo racista, o un diablo nazi

“Todo lo que antes he escrito lo hacemos los seres humanos y esas son nuestras acciones”

Hacernos responsables nos ayuda a remediar o restaurar las decisiones más perjudiciales para nosotros y para otros.

Cuando hablamos de la maldad humana o nuestras acciones negativas estamos diseñados para culpar a “Nuestro Diablo personal”

Las malas acciones no se tratan solo del robo, la extorsión, los asesinatos o la violencia, nuestras malas acciones están con nosotros desde el momento que perdemos la empatía por otros y el respeto por lo que nos rodea.

“Todos los días vemos la falta de empatía cuando seres humanos simplemente se entretienen con la desgracias o los sucesos de otros”

Cuando los seres humanos usan la burla para general dopamina y reirse de otros eso no es una buena acción, no solo las risas son parte de nuestra sociedad sino que también una avalancha de comentarios malvados, racistas, violentos y de odio a otros. “Eso también es la maldad humana”

“Somos nosotros responsables de esta conducta” No veo a un diablo haciendo lo mismo.

Le hemos dado tanto poder a “Nuestro diablo personal” que hemos creado como una especie de “Otro dios” entre nosotros.

Cada religión tiene su “Propio diablo religioso” sería casi imposible ser parte de una religión si esa religión no tuviera una dualidad, es decir “Un diablo personal”

Los seguidores de cada religión tienen su propia lucha, y su esfuerzo es luchar por el bien y vencer a su “diablo personal”

Cuando se pierde el equilibrio y el control se traspasa la culpa y la responsabilidad a terceros, en el caso de la religión a “Su diablo religioso”

Los Musulmanes tiene su diablo, Shaitan o el demonio, en el islam negar su existencia es negar el coran. muy parecido al cristianismo shaitan también ejerce influencia para cometer pecados.

Los Cristianos tienen su diablo, Satanás “El dueño del mundo” esto es algo contradictorio, si el creador hizo el mundo como puede ser el diablo de los cristianos el dueño del mundo ?

En el cristianismo el diablo tiene mucha incidencia en la comunidad cristiana, los mensajes, las canciones, los estudios y en casi todo lo que se hace está el diablo como uno de los temas principales.

En nuestra sociedad cada individuo o grupo tiene su propio “diablo Personal”

Los asesinos tienen su propio diablo que les habla a la mente.

Los ladrones tienen su propio diablo que les dice como y donde robar.

Los hombres mujeriegos tienen su propio diablo que les dicen que sean. infieles a sus parejas.

Los políticos tienen su propio diablo para mentirle a sus pueblos.

Increíblemente tambien los ninos tienen su propio diablo “El cuco, el monstruo, el hombre malo”

En la construcción de nuestras sociedades si Dios existe tiene que existir su contraparte o su dualidad y en esa dualidad estamos nosotros en uno de los dos lados; “Los buenos con Dios los malos con el diablo” y nosotros solo somos influenciados para hacer el mal y esa influencia en nuestra sociedad viene de nuestro “diablo personal”

La construcción de nuestro “diablo personal” es decir a quién usamos para culpar de nuestras acciones tiene una historia.

“Recuerden que para este escrito no hay un solo diablo, todos tenemos un diablo personal.

La historia de nuestro diablo personal tiene una gran mezcla “Teológica, Mitológica, Psiquiátrica, literaria pero sobre todo “Tradición y Culturas”

Nota Importante; en este escrito no estoy hablando de la existencia o la no existencia del diablo, estoy hablando del “diablo personal” construido por la sociedad.

Más allá de un tercero a quien culpar o un “diablo personal” hemos perdido cosas fundamentales que nos hacen personas correctas, personas de bien y personas conscientes.

Cuando culpamos a terceros por nuestras acciones simplemente estamos pasando la responsabilidad a otros,

Somos nosotros quienes todos los días en función de supervivencia o por deseos tenemos acciones incorrectas que nos perjudican a nosotros y a otros.

Todos los grupos incluyendo a los religiosos aparte de creer que son influenciados por su “diablo personal” la realidad es que están llenos de muchas acciones negativas que son propias de cada cual, olviden el mito de sus “diablo personal”

Hay divisiones entre ellos, celos, contiendas, chismes, robos, trampas, corrupción, obras malas etc que son productos de nuestra propia conducta.

Usted y yo querido lector somos el centro de esas acciones, usted y yo somos envidiosos, celosos, egoístas, altaneros, orgullosos, poco empáticos, mentirosos, ladrones, mujeriegos, machistas, malos, negativos etc.

Si queremos corregir cada una de esas acciones que nos perjudican debemos dejar de culpar a un tercero “Nuestro Diablo Personal” Y mirarnos detalladamente para mejorar lo que ahora somos.

Para finalizar le hago esta pregunta;

¿Será tan malo el diablo? desde mi opinión y como un comentario sarcástico “Es El diablo quien nos tiene miedo a nosotros”


Por Pedro Davila

Recuerda dejar tu aplauso o comentario para seguir creciendo

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS