El diario de Tito- Día 2.1

El diario de Tito- Día 2.1

AC Martin

20/11/2022

Acabamos de volver de lo del veterinario. No parecía tan malo al principio (incluso en el momento en que arrojó mi dignidad por el suelo al revisarme. Sí señor, soy gato) Luego vino la peor parte de la visita. Me tomó del cuero del lomo y entre mis omóplatos me pinchó con una aguja un par de veces. Dolió cada aguja y cada aplicación de lo que fuera que me pusieron (todos decían que era por mi bien)

Su; la madre de mi humano ponía cara de dolor mientras repetía que a ella le dolía lo mismo que a mí. Me dieron ganas de saltarle en ese horroroso mono que eligió para salir a la calle pero me contuve al observar a Agustín. Su expresión de sufrimiento era genuina así que no me quedó más opción que portarme bien.

—»Es cachorro aún, va a ser un excelente cazador»—dijo el hombre mientras me observaba las patas. (dejé pasar por alto lo de cachorro sólo por el halago a futuro).

También sugirió darme un baño (la poca estima que le tenía se fue como mis ganas de permanecer en esa mesa de metal).»Está un poco flaco, van a tener que darle un mejor alimento. 

—Les sugiero éste»—dijo mientras les mostraba una bolsa de colores plateados que no disimulaba el alto costo que tendría.

Observaba mientras les ponía un poco en una bolsa más pequeña; a mí me pareció igual que el que ya tenía y quise decirle a mi humano que solo se lo ofrecían a su madre con el fin de hacerle gastar más dinero. Pero si hay algo que los gatos no entendemos y no nos interesa es el funcionamiento del dinero y del sistema capitalista así que solo les dediqué un maullido que todos interpretaron como señal de aprobación. Tampoco se con que clase de ingredientes se fabrican éstos alimentos así que solo me limité a observar. (Si hay algo que se, es que si uno no sabe de algún tema, es mejor que no opine. Se lo oi decir a una señora a la que apodaban la chusma del barrio; donde antes vivía. Aún no se que significa la palabra chusma. Tampoco sabría como aplicarlo ya que nuestros temas de interes en el mundo felino son infinitamente limitados en comparación a los de los humanos, que, a pesar de las complicaciones en las que se crean día a día, con ellos al lado la vida parece mucho más simple).

Ya me fui por las ramas, lo único que falta, aburrirlos con las divagaciones de un gato filósofo. Mejor volvamos a lo importante; todavía me duelen los pinchazos en el lomo. Me felicitaron en…casa (de a poco me iré acostumbrando a llamarla así) y como premio me dieron en la comida unas golosinas para gatos. He visto golosinas y créanme que las de ustedes se ven mucho mejor, y por sus expresiones deben saber mejor. Ésto era una barra pastosa con sabor extraño, no era fea…solo rara, y tierna 😀 será más facil para…ya saben.

En la casa solo están Susana y Agustín; ahora estan almorzando y por lo que oí debe irse a la escuela, (tampoco sé lo que es eso, ya lo averiguaré). Susana dijo algo de que se le acababan las vacaciones (otra palabra para averiguar su significado y así de a poco, entender el mundo de los humanos).

Mientras esperaba debajo de la mesa a que mi humano me pasase a escondidas pedazos de pollo (que delicia!) Su hizo un comentario que no logré comprender y me tendrá dando vueltas sobre él hasta que sepa de que se trata.

—»Ya escuchaste al veterinario Agus, si queres que Mish ande afuera sin pelearse»—(Tito!!! Haganle caso a Rubén! Basta con ese nombre…mish, mish..)—»vamos a tener que castrarlo»

No se…estoy un poco confundido y ansioso.

Van a hacer algo para que no me pelee más y pueda salir afuera sin problemas….Genial! Ya quiero estar castrado!..aunque no se lo que sea…si es para no pelear con los demás no puede ser nada malo… o si?

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS