Rebeldes, fuertes, indomables, imponentes, resistentes, valientes, brillando siempre con luz propia.

Presentes siempre en primera fila, resistiéndose a ser ocultadas, opacadas o manipuladas.

Con voz glamuroza y aires de grandeza, seguras de sí mismas, exclamando a gritos; ¡aqui estamos, llego nuestro turno y nadie lo puede evitar!.

Negandose a ser ocultadas bajo cualquier tipo de apariencia y texturas q cambiarían su escencia, su natulareza, su brillo, su originalidad.

Deberiamos ser mas como ellas y atrevernos a no dejarnos cambiar, a ser fuertes, resistentes, a brillar como una gran luz.

A ser auténticos y estar orgullosos de ello, a ser valientes, a imponernos seguros y sin miedos o dudas y que se note que expresamos «aquí estoy», sin tener que decirlo.

Tantas cosas que tenemos que aprender de ellas, quienes cuando llegan se imponen contra todo pronóstico y no se dejan opacar de ninguna manera.

Ellas son; mis blancas canas.

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS