COLOMBIA ARDE.

Bogotá D.c 

 6 de mayo 2021


Colombia. 


País grande en belleza. 

País de amor y lucha. 

País de guerreros. 

País de esperanza. 

País de sueños y lucha cotidiana. 

Un país donde cada persona da su mejor sonrisa ante la carencia. 

Carencia de una vida digna. 

Una vida digna que se esfuma desde hace dequedas, se esfuma por alcaldes, gobernadores, presidentes y todo lo que hace parte de esa 

copula gobernante de esta país. 


Hoy 9° día de levantarnos para ver, escuchar, conocer que a nuestros hermanos,  luchadores, nuestros guerreros, están siendo masacrados, asesinados, desaparecidos por lo que hoy en Colombia llamamos una lucha colectiva, una lucha por nuestros derechos, una lucha porque dejamos de ser ciegos y sumisos ante las órdenes de los monstruos que nos han «dirijido» manipulado. 


Esta situación, hechos y sucesos no son novedad en nuestro país pero ya no es ageno ante toda una sociedad. 

Hoy puedo ser yo, puede ser usted, su hijo, su hermano su familiar o amigo. 

Hoy no es el dolor ni mucho menos el luto de una sola familia, de una sola madre es de toda una nación. 

Hoy no es un país rico por su fauna, por su flora, por sus paisajes ni mucho menos por su gente, es un país rico en sangre, en masacres, es un país rico en gorbenantes asesinos, por un GENOCIDA llamado ALVARO URIBE VELEZ. 

Un país rico en gobernantes corruptos, un país rico por el narcoterrorismo, un país rico gobernado por la mentira, la barbarie, la desigualdad social, un país rico en lágrimas de sangre, en desapariciones forzadas y  falsos positivos.

Un país rico de hambre, de sed, un país rico dónde la indiferencia es el pan del diario vivir. 


Un país rico en preguntas sin respuestas. 


Somos un país obligado a ser feliz, Somos un país diseñado a ser felices porque si hay un tris de descontento social y lo manifestamos nos matan, nos masacran, nos desaparecen, nos callan y dibujan su sonrisa y condecoración con nuestra sangre la sangre de su pueblo la sangre de la patria. 


Somos un país disfrazado. 


Un país donde es mejor hacerse el de la vista gorda y culpar a los demás. 


Hoy guerreros de las calles, hoy guerreros de la lucha, hoy primera línea, hoy a cada uno de ustedes gracias. 

Gracias por estar ahí, exponiendo su vida, por nuestros derechos, por la lucha que le compete a toda una nación. 

Hoy gracias a ustedes la gran mayoría de un este país se quitó la venda de los ojos. 

Gracias por su lucha, por su aguante, por su entrega. 


Respeto. 





por su entrega. 

Respeto. 

URL de esta publicación:

OPINIONES Y COMENTARIOS