Hay personas que son curitas. Como? Si, curitas. Esas que te pones cuando te cortas el dedo cortando alguna verdura y te empieza, a sangrar. Bueno, lo mismo aplica a las personas que llegan a nuestras vidas para curar heridas que aun no cicatrizaron. Nos calman el dolor, nos alivian el alma, tratan de hacernos sentir de alguna forma mejor con uno mismo, y que no nos adjudiquemos culpas. Y seg繳n mi forma de entender la vida, no digo que sea la 繳nica posible, esas personas curitas no son desechables, su funci籀n va m獺s all獺 de calmar al dolor. Son antibi籀tico, con la cura. Son aquello que nos hacen ver la realidad, que podemos estar destruidos por dentro, fundidos en frustraci籀n, pero aun as穩 hay que resistir y hay que seguir abriendo la puerta cuando alguien toque el timbre. Ninguna herida es el fin del mundo, todos alguna vez tocamos fondo.

Y sabes cual es la mejor forma de agradecerles? No dej獺ndolas ir, cuid獺ndolo, cuid獺ndola. Disfrutando cada momento como si ma簽ana no existiera. Porque hacer un regalo, dar un beso, eso puede darte cualquier persona, pero no cualquiera te hace entender que un tropez籀n no es ca穩da.

                                                                                                         JavitoEnPapel 儭

URL de esta publicaci籀n:

OPINIONES Y COMENTARIOS